jueves. 26.05.2022
El Tiempo
01:50
03/04/13

Tigres de papel | De nota roja II / ¿Y dónde está el operador? / Los policías

El trámite de la liquidación económica y la separación del cargo de los policías reprobados en los exámenes de control de confianza, es ya todo un problema para la administración de la alcaldesa Bárbara Botello Santibáñez.
Tigres de papel | De nota roja II / ¿Y dónde está el operador? / Los policías

El trámite de la liquidación económica y la separación del cargo de los policías reprobados en los exámenes de control de confianza, es ya todo un problema para la administración de la alcaldesa Bárbara Botello Santibáñez.

Ayer, los policías inconformes regresaron al edificio de la presidencia municipal, pero esta vez ya no fueron únicamente los quince notificados, ahora sumaban al menos cuarenta los policías con aviso de cese en la manifestación y les acompañaron unos veinticinco más, éstos, uniformados inconformes pero todavía en activo. Caminaron desde el estadio León.

Se apropiaron del patio central de la alcaldía, mientras un grupo nutrido de sus excompañeros, hacía valla en las escalinatas para impedirles el paso. Los forcejeos, que sí los hubo, no pasaron a mayores.

De nuevo, las mismas consignas, de derecho elemental: que se les liquide en términos de despido, no de renuncia, como se les ha “sugerido”; y que se les entreguen, íntegros, los supuestos resultados de los exámenes de control de confianza, que desconocen incluso, para que ellos mismos puedan hacerlos públicos.

Esta vez a gritos, exigieron la presencia de la alcaldesa, Bárbara Botello o del secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz o del secretario de Seguridad, el general Miguel Pizarro o del director de la Policía, Javier Aguilera o, bueno, ya de perdida, del comandante operativo de la corporación, José Luis Herrera…

No. Enviaron a un empleado de nombre Denny Méndez (es en serio, así se llama), que cobra como director de gobierno, a las órdenes de Martín Eugenio Ortiz García, el secretario del Ayuntamiento, que sí es el responsable de la política interna en el municipio. El caso es que allá va Denny, sin autoridad, sin rango, sin propuesta, a ocupar su tiempo y hacerlo perder a los manifestantes y a los periodistas. A título de invitado de palo, Rodolfo Cobián, director de Oficiales de Mediación.

Pasaron a una de las salas de los regidores. Como para que pareciera algo. Los policías y su abogada, María Dolores García: que se paguen los sueldos caídos mientas se continúa un proceso de revisión, y que se detengan las bajas hasta que se solucionen las que están en curso. Denny, por decir, algo, dijo que se lo pidieran por escrito. Lo mandaron con cajas destempladas, de regreso a su escritorio.

Los manifestantes salían al sol del mediodía en la plaza, cuando les avisaron que la alcaldesa, Bárbara Botello, recién había entrado por la puerta de atrás. Volvieron al patio. Exigieron a gritos la presencia de la presidenta municipal. Regresó Denny. Recibirá a la abogada y a una comisión de cinco policías. Sí, pero con los periodistas o un notario público, presentes. Denny, puso cara de ¡What! Cada cual se fue por su lado.

LOS POLÍTICOS

A los reporteros en la presidencia municipal, les presionaba el Barcelona – París St. Germain, que se jugaba a la una y solo escuchaban largas: ya va la conferencia de prensa…

Por fin, la alcaldesa, Bárbara Botello, el secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz y los regidores, del PRI, Alejandro Kornhauser y Verónica Barrios, más la verde Beatriz Manrique. La declaración: “la movilización de los policías separados de la corporación, es orquestada por el Partido Acción Nacional”, en boca de Alejandro Kornhauser, contralor en la administración municipal de Vicente Guerrero Reynoso.

Para Kornhauser, la estrategia es clara y no cree en la casualidad: sí hay declaraciones de Alfredo Ling y del diputado Diego Sinhué, ergo, ellos están detrás de las manifestaciones. Los exhortó a ser responsables “en un tema tan delicado” como es la seguridad.

Con el argumento servido, la alcaldesa coincidió en que el tema se ha politizado y partidizado y eso es una falta de responsabilidad.

El aludido, Alfredo Ling, dirigente del PAN en León, había exigido resultados y no pretextos.

El mensaje obvio de la rueda de prensa tan concurrida, fue el de cerrar filas en torno a la alcaldesa, Bárbara Botello. Eso es correcto y es de manual. El argumento, sinceramente no da para mucho y se acerca a lo desafortunado. Culpar al PAN, sea o no acertado el señalamiento, no resuelve nada. La alcaldesa y su secretario del Ayuntamiento, no pueden pasar por alto que ellos fueron los primeros en descalificar los exámenes de control de confianza a los policías. Los defendieron a ultranza. Dijeron que no se iban. Alborotaron la gallera, pues. Ahora, no hallan cómo correrlos. Y aquéllos sólo quieren que les paguen.

En sus declaraciones previas, Alfredo Ling, dijo también algo que es del todo cierto: el secretario de Seguridad municipal, general Miguel Pizarro Arzate, y el director de la Policía Preventiva, Francisco Aguilera Candelas, no dan la cara. Y ellos son los responsables directos de lo que suceda o no, en la corporación.

En este mismo espacio, a propósito de la golpiza de los municipales a los seguidores del equipo de futbol “tigres” de Nuevo León, advertíamos a la alcaldesa, Bárbara Botello que sus operadores, todos, la habían dejado sola y la habían inducido al error. Con la crisis de la policía, le repiten la dosis.

Y no son únicamente ellos. Funcionarios del gabinete y regidores del Ayuntamiento, preguntan a todo el que los quiera escuchar: ¿Dónde demonios está Martín Ortiz? El responsable de la política, el que le entiende a la política, el que llegó para hacer la política, no aparece. Ayer, al irrumpir los policías en la casa municipal, salió de su oficina, café en mano, los miró desde lo alto, desdeñoso y regresó al aire acondicionado. Se le vio de nuevo para recibir a la alcaldesa en el estacionamiento y se encerraron. A los policías les mandó a su muchacho, Denny.

Bueno, el día le alcanzó para desmentir las estadísticas de homicidios de la Dirección General de Análisis y Tecnologías de la Información, de la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato, que revelan que los crímenes en León, se duplicaron. Las calificó de “sesgadas”. Aportó las propias. Que al comparar octubre 2011 – marzo 2012, con octubre 2012 – marzo 2013, los homicidios se redujeron en tres. No especificó su fuente.

Frente a las tribulaciones del secretario del Ayuntamiento ¿Son risotadas las que se escuchan desde la Tesorería?

LA JAULA

Este es uno de esos asuntos en lo que uno se acuerda con cariño del dinero que cobran los diputados. Ahora, resulta que Daniel Bisogno, sí, el de Paty Chapoy, es sujeto de discusión en la Cámara baja del Congreso de la Unión.

Daniel Bisogno, es columnista del diario de espectáculos Basta! y tituló a su colaboración más reciente: “¡Malditas domésticas!”

Acusa al “personal doméstico que llega a trabajar con los famosos acaba por ser malagradecido, encajoso, abusivo y ratero”, y menciona casos concretos en los que las trabajadores domésticas demandan a sus empleadores: Alicia Villarreal, Luis Miguel, Juan Gabriel, Ricky Martin, Joan Sebastian, Shakira, etcétera, etcétera.

Hasta ahí, nada extraordinario, ah, pero Luisa María Alcalde Luján, diputada federal por el  Movimiento Ciudadano, anunció que lo denunciará ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Conapred, y la paisana, Martha Lucía “Malú” Mícher, diputada del PRD y presidenta de la Comisión de Equidad de Género, le exigió una disculpa pública.

Por “ventanearse”, Daniel Bisogno hasta cobra… Mmmh, creo que los diputados, también, Ni a cuál irle.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Escuche el Noticiero: De Palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 07:30 a 09:00 Horas.

Comentarios