05:53
10/03/13

Tigres de papel | Viernes de damas en el Congreso / El botín / En el municipio / Pancho

El viernes, la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Guanajuato fue aprobada por unanimidad, por el pleno de la LXII Legislatura local.
Tigres de papel | Viernes de damas en el Congreso / El botín / En el municipio / Pancho

El viernes, la Ley para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Guanajuato fue aprobada por unanimidad, por el pleno de la LXII Legislatura local.

Es el resultante del vaciado que hizo la Comisión de Equidad y Género, de las iniciativas presentadas, una, por el grupo parlamentario del PRD, y otra, por el gobernador Miguel Márquez, más, dicen, las voces escuchadas en dos foros de consulta ciudadana, organizados ex profeso. Mejor, imposible.

En la jerga oficiosa de los legisladores, su objetivo -de la ley, y quiero suponer que también de ellos-, es: hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres, impulsando el empoderamiento de las mujeres, a fin de (alcanzar) una sociedad más solidaria y justa.

Los principios rectores de la ley, que es así como se hacen llamar, en verdad tocan el Nirvana de la convivencia civilizada, y son: la igualdad entre mujeres y hombres; la no discriminación hacia la mujer; la equidad de género; la reducción de la pobreza con perspectiva de género; el reconocimiento y respeto de los derechos humanos, la dignidad y el valor de las mujeres.

La nueva ley, crea el Sistema Estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Guanajuato -que será algo así como un DIM-, y el Programa Estatal para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Estado de Guanajuato, que a su vez, promoverá el respeto y vigilancia de los derechos humanos de las mujeres, y su inclusión social, política, económica y cultural.

La diputada priista Érika Arroyo Bello -antes de irse al homenaje a su papá- dijo que se atiende una deuda que se tenía con una sociedad que ha evolucionado. La calificó como trascendental.

La diputada perredista María Guadalupe Torres Rea, elogió la disposición al diálogo y la construcción de acuerdos entre las diversas visiones ideológicas en el Congreso y, de plano, dijo que la LXII Legislatura será recordada como la que puso una primera piedra en la construcción de una sociedad igualitaria.

La diputada panista Alejandrina Lanuza Hernández, primero sentenció que la desigualdad obligadamente desencadena indignación y, enseguida, afirmó que esta ley acelera la igualdad “#(frente a los hombres”.

Al otro lado de la retórica, en la letra, la ley obligará a los tres Poderes del estado, a los Ayuntamientos y a los organismos autónomos, a incluir la perspectiva de género en la planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de los presupuestos, para impulsar la igualdad entre mujeres y hombres.

Al Ejecutivo del estado, en concreto, lo obliga a integrar el principio de igualdad en la formación del personal docente y en las instituciones de salud; y a garantizar el acceso igualitario de niñas y niños a la educación; a la eliminación de los comportamientos y los contenidos sexistas.

Además, a promover la salud sexual y reproductiva en sus servicios de salud y en el sector educativo; y a otorgar las mismas oportunidades de becas y apoyar a las adolescentes embarazadas en riesgo de abandonar sus estudios.

Apenas 24 horas después, justo entre la presentación de su Primer Informe de gobierno y la de su programa de trabajo -mañana, en el Teatro Bicentenario-, el gobernador Miguel Márquez ya firmaba en León, el decreto para la publicación de la ley.

Y entre la advertencia y el mal augurio, convocó a que esta ley no se quede únicamente en el papel, sino a que se traduzca en hechos reales. Por lo que a él respecta, garantizó un trato preferencial a todas las mujeres en su gobierno.

La ley entrará en vigor a los 60 días de su publicación en el Periódico Oficial del Estado de Guanajuato.

EL BOTÍN, CON EQUILIBRO Y PARIDAD

Claro, también en el Día Internacional de la Mujer, las diputadas de todos los grupos parlamentarios al Congreso local, presentaron una iniciativa de ley para reformar la Constitución Política del estado y el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales, que les asegure la asignación de candidaturas a los puestos de elección popular, por cuota de género.

La diputada perredista Ma. Guadalupe Torres Rea, a nombre de sus compañeras, Karina Padilla Ávila (PAN), Alejandrina Lanuza Hernández (PAN), Érika Lorena Arroyo Bello (PRI), Yulma Rocha Aguilar (PRI), Georgina Miranda Arroyo (PRD) y Ma. Guadalupe Sánchez Centeno (PVEM), presentó la Iniciativa.

Hay que contrarrestar, dijo, la discriminación y el desequilibrio de géneros en el ámbito político que -por si alguien lo ignoraba-, impera en Guanajuato.

Hay que llevar a la Constitución local la igualdad jurídica que ya está en el artículo 4 de la federal, y ya que estemos ahí, procurar el reconocimiento de los derechos humanos, sociales y políticos de las mujeres.

La mejor forma que encontraron para, “neutralizar la inequidad y ausencia parcial de representación política de un grupo socialmente vulnerable como son las mujeres”, fueron, sorpresa: las cuotas de género.

La legisladora apeló a “los ordenamientos” internacionales y nacionales”, para aseverar que las cuotas de género “son obligatorias y no son inconstitucionales”, porque, en su lectura, se trata solo de medidas transitorias mientras se superan “las inequidades y desequilibrios entre géneros”.

En ese orden de ideas, las cuotas de género reparan la “probabilidad objetiva” que pesa contra las mujeres, de acceder a cargos representativos, en desventaja con los hombres, una afirmación sin referenciar, por supuesto, los porcentajes de participación como militantes, de mujeres y hombres en los partidos políticos.

Proponen reformar el artículo 17 de la Constitución local para obligar a los partidos políticos al “equilibrio político” en candidaturas de mayoría relativa para diputados y Ayuntamientos; y de “paridad” en los de representación proporcional.

Traducción: que se decrete para las mujeres el 40 por ciento de las candidaturas que tienen por delante una campaña por ganar; y el 50 por ciento de las candidaturas que resultarían ganadoras aún sin hacer campaña.

También, la reforma al artículo 31 de la Constitución local, para incorporar el principio de “equilibrio entre géneros” en los Consejeros Ciudadanos del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato.

Ya puestos en gastos, la vigencia de las reformas sería hasta por 10 procesos electorales -al caso de los cuales, según se puede desprender, y de acuerdo con las proyecciones o meros cálculos de las diputadas, viviríamos ya en una sociedad equitativa-.

Igual aplicaría en el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Guanajuato, para obligar a los partidos políticos a promover el “equilibrio de género” en la integración de sus órganos internos. Equilibrio y paridad: en las coaliciones; en la integración del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, y que así mismo sea creada la Dirección de Equilibrio y Paridad entre Géneros.

En las intervenciones posteriores, la priista Yulma Rocha, subrayó que la mayoría de las mujeres no intervienen en las decisiones políticas, pues generalmente su participación depende de decisiones tomadas por hombres.

Y la diputada panista Karina Padilla Ávila, se refirió a la iniciativa de reformas como “esa transformación cultural que se requiere para generar condiciones iguales para la mujer”.

Sea, pues.

EN EL MUNICIPIO: INSUFICIENCIAS Y EXCESOS

En la semana, el gobierno de León obsequió a los ciudadanos la enésima confirmación de que las fracciones en el Ayuntamiento, correrán por vías paralelas y con intereses distintos, impedidos para trabajar como equipo.

Esta vez, otra vez, fue la legalidad que proclaman unos y el ocultamiento de información y la falta de transparencia, que denuncian los otros.

Los temas, los mismos: el gasto en la toma de posesión de la alcaldesa Bárbara Botello; el sobreprecio denunciado en el arrendamiento de los 150 vehículos; y el costo de la pista de hielo de fin de año, en el Parque Explora.

Según los querellantes, la toma de posesión de la Alcaldesa, costó más del millón de pesos autorizado en el presupuesto.

Por la renta de 150 autos Hyundai durante tres años, se pagarán 37.6 millones de pesos, más caro que cualquier oferta en el mercado.

La instalación de la pista de hielo en el Parque Explora costó un millón 300 mil pesos, mucho más de los 400 mil que en un principio se informó, costaría.

La gota en demasía fue el acuerdo que tomaron los regidores de la Comisión de la Contraloría, para un despido fulminante de los responsables de las irregularidades que, dicen, sí existieron, pero cuyos nombres se niegan rotundamente a revelar, pretextando luego que todavía no los conocen.

Apenas trascendido el acuerdo de la comisión, el secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz García, en una política de información sui géneris de “ruedas de prensa, urgentes”, salió a explicarles que a cualquier cese le precede un proceso y que las facultades para ejecutarlos están perfectamente establecidas en la Ley Orgánica Municipal, y no precisamente corresponden a los regidores o al contralor.

Precisamente el contralor, Alberto Padilla, insistiría en que el acuerdo se hará respetar, aunque no explicó por qué: “fue un acuerdo de comisión unánime y sobre lo pactado pues no se puede volver a pactar”, fueron sus “razones”.

Menos, explicó el sustento legal de su afirmación en el sentido de que “dada su naturaleza” estaría “prohibido” dar detalles de las irregularidades detectadas en los tres casos enumerados.

De la reunión que después de los primeros exabruptos, sostuvieron el tesorero Roberto Pesquera, el secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz, el contralor, Alberto Padilla, la regidora Verónica Barrios; el primer síndico, José Eugenio Martínez Vega; y el regidor José Javier Ayala Torres, todos salieron con los ánimos ya más atemperados.

Es decir, seguirán las investigaciones y en su momento se van a instaurar los procesos que correspondan para sancionar al o los responsables, si es el caso. Palabras más, palabras menos, en sintonía con la acotación que había hecho el secretario Ortiz.

Por su parte, el regidor y líder de la bancada panista, Javier Ayala Torres, insiste en que “un funcionario de la Tesorería Municipal” -así, en singular-, no está haciendo el trabajo que le corresponde, pero ni por equivocación arriesga el nombre.

Eso sí, comparte que se revisan las direcciones de Adquisiciones, Recursos Materiales y Servicios Generales.

Mientras, para la alcaldesa Bárbara Botello no hay irregularidades y está todo claro.

Y, obvio, lamentó el acuerdo unánime de la destitución de funcionario alguno, sin respaldo jurídico, porque la facultad es o de la Presidenta Municipal, o del pleno del Ayuntamiento. “Traen alguna confusión”.

Para el tesorero Pesquera, todo se reduce a coordinar la mecánica de trabajo y a tratar inquietudes administrativas. Manual en mano, les recetó: “más que irregularidades, hay áreas de oportunidad en temas administrativos”.

PANCHO

En su hiperactivismo político en pos de la candidatura priista a Gobernador de Guanajuato, aplazada por años, esta vez el hoy presidente de mesa directiva del Congreso de la Unión, el diputado federal priista, Francisco Arroyo Vieyra, se hizo ganar el Premio Estatal de Jurisprudencia, otorgado por la Barra de Abogados del Estado de Guanajuato.

El motivo: sus ¡22 años!, como legislador. Bueno, lo entregaron: “a quien ha pretendido hacer del derecho parlamentario una disciplina con honorabilidad intelectual”.

El agasajo fue en el Teatro Juárez, y en un verdadero torneo de elogios a Pancho, contendieron: el presidente municipal de la capital del estado, Luis Fernando Gutiérrez; la diputada Éricka Arroyo, hija del homenajeado; Alfonso Fragoso, presidente del Supremo Tribunal de Justicia; Tomás López Martínez, subsecretario de Gobierno, como representante del Gobernador; Genaro Solórzano Esqueda, presidente de la Barra de Abogados, Luis Felipe Guerrero, a la sazón, rector del Campus Guanajuato de la UG; y el diputado Roberto Vallejo, vicepresidente del Congreso del Estado.

Dirigió unas palabras, por supuesto, el hombre de la noche: Francisco Arroyo.

Ya sabe usted, en esos momentos se rememora el ingreso a la Universidad y se habla de los grandes maestros, Eugenio Trueba, Ignacio Reyes Retana y Antonio Torres Gómez; de aquel trabajo de reportero y de la carrera prolífica, como legislador.

El diputado federal destacó la importancia de los cuerpos colegiados -no podía ser de otra manera-, porque en éstos, dijo, es posible legislar con velocidad de respuesta, sin complejos ni ataduras.

Con una posición envidiable en este arranque de sexenio -A Bárbara, la ve distante en el retrovisor-, Pancho Arroyo se describió: “Yo estoy feliz porque he logrado un desarrollo, una liberación total, estoy en paz, y contento por ser un profeta en mi propia tierra”.

LA JAULA

En la lógica de Obras son amores y no... Discursos aparte, en León, en el Día Internacional de la Mujer, se colocó la primera piedra del Centro de Atención y Desarrollo Integral para las Mujeres, en la colonia Agua Azul. La edificación comenzará en junio.

El centro será construido en un terreno de mil 813 metros cuadrados, con una inversión de 18 millones 500 mil pesos.

Ahí despachará el Instituto Municipal de la Mujer y se ofrecerán a las mujeres y adolescentes, servicios médicos, psicológicos, jurídicos y capacitación para mejorar la calidad de vida de la familia.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Escuche el Noticiero: De Palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 07:30 a 09:00 horas.

Comentarios