02:32
08/05/13

Vienen los alcaldes • El pacto de las vanidades • Desde la CICEG • Éctor, una buena

Vienen los alcaldes • El pacto de las vanidades • Desde la CICEG • Éctor, una buena

El gobernador panista de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, y la presidenta municipal priista de León, Bárbara Botello Santibáñez, se reportan listos para fungir como anfitriones de los alcaldes de todo el país en la Conferencia Anual de Municipios, programada para el próximo día 15 de este mes.

Ambos presentaron formalmente la reunión, a realizarse del 15 al 18 de mayo, en la que se espera al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y al menos a una media docena de sus secretarios de Estado.

Según la información que se generó ayer, a la Conferencia Anual de Municipios asistirán más de 3 mil funcionarios municipales, más ayudantes y acompañantes que llegarán de las 2 mil 445 alcaldías del país, para hacer un total que se calcula en más de 16 mil visitantes en León.

En el encuentro, al que asistirán actores políticos y analistas, a decir del gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, y la alcaldesa de León, Bárbara Botello, habrá oportunidad de discutir temas como la reelección de los presidentes municipales o la ampliación del tiempo de su encargo.

A la alcaldesa Botello en específico, le interesa el análisis de la seguridad en los municipios del país, los subsidios correspondientes y la coordinación entre los distintos órdenes y niveles de gobierno.

Por lo que respecta al gobernador Márquez, tiene programada una mesa redonda con sus pares del estado de México, Eruviel Ávila -nada más que regrese del Vaticano, donde vacaciona con su familia y donde se enteró del accidente que dejó ayer 20 víctimas fatales en su entidad-; de Veracruz, Javier Duarte, y de Nayarit, Roberto Sandoval.

Bajo el riesgo de pecar de ingenuos, de la conferencia de los municipios habría que esperar al menos un par de definiciones que dejen algo más que la tradicional foto oficial con el presidente de la República o la venta de souvenirs a nuestros visitantes en plenas jornadas de turismo oficial.

EL PACTO DE LAS VANIDADES

Otra vez, ahora so pretexto de la firma de un addendum al tan llevado y traído Pacto por México, estuvieron para tomarse la foto el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y los presidentes nacionales de los partidos políticos: del PRI, César Camacho; del PAN, Gustavo Madero; y del PRD, Jesús Zambrano.

El más contento, sin duda, tendría que ser Gustavo Madero, quien tiene en el Pacto por México un verdadero tanque de oxígeno en su lucha intestina con los calderonistas que le disputan el liderazgo nacional de los blanquiazules.

En términos generales, nada mala resultó para Madero la pepena, luego de la denuncia de que en Veracruz se hace un uso electoral de los recursos federales de la Cruzada contra el Hambre. Si bien no logró tumbar a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, el escandalito le fue bien retribuido.

El agregado al Pacto por México que se firmó ayer, así se reconoció, tiene el objetivo específico de evitar que en las próximas elecciones -este año las hay en 14 estados el país- se haga uso de los recursos gubernamentales para comprar votos.

En su intervención en la firma, Gustavo Madero ahora sumó a Coahuila, estado que gobierna el priista Rubén Moreira, como otra entidad en la que se utilizan los programas sociales del gobierno federal para beneficiar electoralmente al Revolucionario Institucional.

Para no quedarse atrás, el líder perredista, Jesús Zambrano -quien no tuvo objeción para sumarse a la denuncia inicial del panista- censuró que los delegados de la Sedesol sean operadores del Revolucionario Institucional, una queja que se reitera en las entidades que no gobierna el PRI.

Por su parte, el presidente Enrique Peña Nieto, cómodo con la convocatoria,  llamó a los ciudadanos a ser “interventores” de los compromisos para que nadie, dijo, lucre y saque provecho.

Como en el judo, aprovechó el vuelo del adversario para comprometer que los programas de combate a la pobreza sean usados para el fin que fueron creados, porque “la lucha contra el hambre no debe confundirse con la lucha electoral”.

En síntesis, el addendum al pacto pone reglas a la operación de los programas sociales, alienta la participación de los ciudadanos en la supervisión de los mismos y compromete la profesionalización de los delegados y los operadores de los programas federales.

Una buena cosecha si se atiende al primer intento presidencial de subestimar la denuncia del panista Gustavo Madero, con aquel “no te preocupes, Rosario…”.

Por supuesto, en la refirma del Pacto por México, la voz cantante la llevó el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Dijo que en lugar de erigir un conflicto, los partidos y el gobierno federal decidieron resolverlo, y se siguió con los acuerdos firmados: sancionar debidamente a quienes cometan delitos electorales y profesionalizar a los delegados federales, entre los más importantes.

Otros acuerdos vinculados al Pacto son un avance de reforma electoral antes de septiembre; crear el Sistema Nacional de Programas Sociales; y aprobar reformas en materia de transparencia, deudas estatales y combate a la corrupción. Cumplido el ritual, firmaron todos contentos.

DESDE LA CICEG

El presidente de la Cámara de la Industria del Calzado de Guanajuato, la CICEG, Ysmael López García, se entrevistó con el director de Economía del gobierno municipal, Ignacio Noriega, y se sostuvo en su dicho de considerar un desacierto -por decirlo con amabilidad- la iniciativa de atraer la instalación de una tenería de capital chino, precisamente a León, propuesta contra la que ya se manifestaron, obviamente, los curtidores de la ciudad y hasta el Consejo Coordinador Empresarial.

Al término del encuentro, Ysmael López reiteró que las inversiones que lleguen a León deben abonar a la diversificación de la economía, cumplir con la normatividad y ofrecer empleo bien remunerado.

A los industriales del calzado, nadie les quita de la cabeza que las prácticas comerciales y empresariales de muchos de los inversionistas asiáticos, chinos en especial, representan una competencia desleal para la planta productiva nacional.

El jefe de los zapateros de Guanajuato no se mueve un milímetro del discurso que afirma que la postura de la industria del calzado no es proteccionista, pero sí exigente de una competencia leal y equilibrada.

De la entrevista también habló el director de Economía municipal, Juan Ignacio Noriega, quien de plano ya perdió el guion. En su nueva versión sobre la tenería china, ahora se trataría únicamente de “una inquietud” de la empresa de marras, sin que exista todavía una iniciativa formal para su instalación acá.

Aquí nada más hay de dos sopas: una, el proyecto de instalación de los chinos en León es real, tal y como lo informó en comisiones del Ayuntamiento, y sólo recula en el discurso bajo la tormenta; o bien, nunca ha existido tal posibilidad y nada más se adornó con un farol para justificar el viajecito suyo y de uno de sus colaboradores al Oriente.

Ninguna de las dos alternativas retrata a un funcionario público serio y comprometido. Ni modo, es lo que hay.

ÉCTOR, UNA BUENA

La Cruzada Nacional contra el Hambre beneficiará en Guanajuato a los 46 municipios del estado y no sólo a los nueve que se mencionaron inicialmente, informa Éctor Jaime Ramírez Barba, el secretario de Desarrollo Social de Guanajuato.

Dice el funcionario que el acuerdo que quería el gobernador es un hecho, y que ya el convenio a firmar fue aceptado por el gobierno federal para que sean los 46 municipios los que cubra el programa.

Hay que consignarlo, porque de éstas no abundan.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares.

Escuche el noticiero ¡De palabra!, en el 95.9 FM de Radiorama, de lunes a viernes, de 7:30 a 9:00 horas.

Comentarios