Opiniones de
Marco Batta El comal de las ideas

Usar anglicismos, why not?

En esta última década se ha dado una explosión, o quizás más bien, una invasión de vocablos...

Sexismo hasta el paroxismo

Recientemente el aspirante a la presidencia por Morena, Andrés Manuel López Obrador, se refirió...

La persona centrífuga

Si eres una persona insegura; si te sudan las manos cuando debes hablar con alguien o simplemente cuando estás en una...

Tenochtitlan delenda est

La frase original es « Carthago delenda est » y solía pronunciarla Catón el Viejo al final de sus discursos en...

Ser mexicano, qué fortuna

Todos sabemos que México tiene problemas. Y grandes. Y muchos. Las noticias todos los días nos hablan de...

En defensa de Rafa Márquez

La reciente noticia de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos vincula al Capitán de la Selección Mexicana con...

No le hablo a mis hermanos

Ante todo, me gustaría hacer dos aclaraciones. La primera es que este artículo se refiere a los conflictos entre...

Juan Carlos Osorio, nuestro chivo expiatorio

¿Por qué tanto encono como para recibirlo con insultos después de la descalificación de la Copa Oro, algo que nunca había sucedido con otros entrenadores? 

Por qué los millennials son tan arrogantes

“…La Generación X creció en una sociedad más vertical. La autoridad fue una parte
importante de nuestras vidas. Nuestros conocimientos y convicciones venían de nuestros
padres, profesores y, quizás también, del sacerdote…”

Esto es importante para todes

"Una de ellas es mencionar explícitamente a ambos géneros como lo popularizó, no sin caer a veces en el ridículo, Vicente Fox. Todos recordamos los famosos y cansinos «mexicanos y mexicanas, ciudadanos y ciudadanas, amigos y amigas»..."

Destacado

Pequeño manual para conciliar el sueño

Dormir bien es una de las mejores cosas que podemos hacer. Cuando estamos descansados, nuestra mente está más lúcida y somos más productivos. Desgraciadamente, no basta con meterse a la cama y ponerse el piyama para dormir. Podemos pasar siete u ocho horas en la cama y, sin embargo, levantarnos cansados y malhumorados al día siguiente. Pero, ¿hay…
Lo más