Chispitas de Lenguaje • ¡Viva México! • Enrique R. Soriano Valencia

"Hace 200 años nuestro país estaba por concluir la etapa de la guerra independentista..."
Chispitas de Lenguaje • ¡Viva México! • Enrique R. Soriano Valencia

Hace 200 años nuestro país estaba por concluir la etapa de la guerra independentista. Oficialmente, es hasta el 21 de septiembre de 1821 cuando entra el Ejército Trigarante a la Ciudad de México y con ello termina la guerra. Por ello, se hace oportuno comentar algunos aspectos relacionados entre el país y el idioma.

México es el nombre genérico de nuestro país. Toponimia la clasifica gramatical de los nombres de lugares, montañas o ciudades. Existen 96 hipótesis de lo que significa México. Las más populares son: En el ombligo de la Luna; La liebre en la Luna; La Luna reflejada en el lago; En el ombligo del maguey (en lo personal me parece esta última la más acertada porque metafóricamente sería el centro del que parten todos los caminos).

Nuestro país es el de mayor número de hispanohablantes. Le sigue Estados Unidos, Colombia y después España. Es por ello que existe un gran número de vocablos procedentes de nuestro estilo de hablar incluidos en el diccionario oficial.

El idioma no lo regulan las Academias de la lengua, ni aun la Española –institución del país donde se originó nuestra lengua–. El idioma lo regula el conjunto de hablantes al hacerlo evolucionar; el conjunto construye el idioma. Actualmente no se usa la calificación correcto o incorrecto sobre algún vocablo o estilo; es aconsejable o desaconsejable para que la mayoría pueda captar o entender un mensaje.

Hay 23 Academias de la lengua y en conjunto describen el idioma a través del Diccionario, la Ortografía y la Gramática, obras fundamentales para mantener la unidad y hermandad en el habla. Ello posibilita la comprensión entre 550 millones de personas que tienen al español como lengua materna.

Según BBC News, el 15 % de PIB está vinculado al idioma. Es decir, que gracias al idioma es posible establecer vínculos comerciales. En este intercambio comercial está la música y sus cantantes, los programas de radio y televisión, así como la producción literaria.

Para el emperador Carlos V, quien llegó a gobernar la mayor parte del planeta, el idioma español era el mejor de los que conocía. El Emperador no tuvo al español como lengua materna, sin embargo, estaba convencido de eso. En su libro Los 1001 años de la lengua española (FCE), Antonio Alatorre refiere que el historiador Menéndez Pidal, comentó que Carlos V en algún momento dijo: «hablo en español a Dios, en italiano a las mujeres, en francés a los hombres y en alemán a mi caballo».

El español no está considerado en la Constitución la lengua oficial de nuestro país. No obstante, todos los códigos en sus primeros artículos establecen la obligatoriedad de usar esta lengua en la comunicación de la materia que norman.

«México cuenta con 69 lenguas nacionales –68 indígenas y el español [informa una de las páginas oficiales]–, por lo que se encuentra entre las primeras 10 naciones con más lenguas originarias y ocupa el segundo lugar con esta característica en América Latina, después de Brasil». Deberíamos hacer un esfuerzo para que no desaparezcan las lenguas originarias.

Comentarios