Domingo. 13.10.2019
El Tiempo

Detalles de octubre

"...toparse con seres similares a los que conocían, originó una profunda reflexión teológica si los habitantes de América eran verdaderos seres humanos..."

Detalles de octubre

En términos estrictos, octubre debía ser el octavo mes. Su etimología, eso significa, pero en el calendario actual es el décimo. Eso se debe a la vanidad de dos personajes: Julio César y César Augusto, ambos emperadores romanos. En diferente momento, por supuesto, al ser la máxima autoridad romana, decidieron trascender, al modificar el calendario.

Con su intervención, los meses que bautizaron con sus nombres respectivos nombres (julio y agosto), quedaron como meses de treinta y un días (no podía ser uno menos que el otro). Así dejaron a febrero como el más pequeño y el que compensaría cada cuatro años con un día extra, para evitar el desfase con el Sol.

Otro aspecto destacable, relacionado con el idioma, es que en este mes en Europa celebran, particularmente en España, lo que identifican como el Día de la Hispanidad y aquí, a la misma fecha, le llamamos el Día la Raza. Ambas conmemoraciones están vinculadas a que el 12 de octubre de 1492 Cristobal Colón dio por fin con tierra firme (en realidad se topó con el continente porque no tenía la menor idea que aquí estaba).

Del primero dice Wikipedia: «Hispanidad es una expresión con múltiples significados, que alude al conjunto de personas, países y comunidades que comparten el idioma español y poseen una cultura relacionada con España». En efecto, gracias a ese hecho histórico, la comprobación que el horizonte no era el límite del Mundo y que –desde luego, bajo el pensamiento medieval– la Providencia había decidido que España llevara la fe católica al resto de los seres humanos.

Así comenzó un proceso de anexión de territorios a la Corona española y, su consecuencia lógica, el arraigo del idioma español.  

Ya Antonio de Nebrija, al presentar la primera gramática de una lengua romance a los Reyes Católicos, gracias a la mediación del arzobispo de Sevilla, señalaba que la unidad de un imperio se logra cuando todos manejan la misma lengua. Es por ello, que entre otras de las acciones emprendidas por la Corona, estuvo difundir el español.

Entre tanto, México –y también muchos países latinoamericanos–, celebramos el Día de la Raza. Eso se debe a que el concepto para América no fue tanto la unidad alrededor de la Corona española, sino la fusión de razas. En un principio toparse con seres similares a los que conocían, originó una profunda reflexión teológica si los habitantes de América eran verdaderos seres humanos. Como se trataba de una raza totalmente diferente de las conocidas (en Europa estaba la blanca; pero también conocían la negra y tenían referencias de la amarilla), entonces dudaron si los habitantes de América eran seres humanos y, por tanto, si tenían alma o no. Los doctores de la Iglesia tardaron cuarenta y cinco años en decidirse. Fue el papa Paulo III que el 2 de junio de 1537 reconoció a los indígenas como seres humanos, aunque también, es justo decirlo, los Reyes Católicos ya lo había decidido ese hecho y por ello dictaron las Leyes de Indias. Ello tuvo sus beneficios, pues no se podían esclavizar a los indígenas, se les debía pagar un salario justo y se les consideraría hasta el límite de su capacidad. La práctica fue menos benévola de lo que dictaban las leyes porque se pasó a un sistema de explotación con otro nombre (la encomienda) y, de todas formas, muchos españoles ya empezaban a tener familia con mujeres indígenas –en algunos casos de buena forma y en otros en absoluto–.

El asunto es que en octubre se celebra el Día de la Raza porque finalmente se encontraron todas las razas del mundo y para América comenzó el mestizaje, que hoy es el grupo dominante en la zona hispana. Para efectos de la temática básica de esta columna, nos dotaron del idioma más rico –en tiempos verbales, vocablos y estructuras constructivas– de todos los derivados del latín.

Comentarios