jueves. 26.05.2022
El Tiempo

Noticias causadas por deficiencias en el idioma

"En marzo pasado medios nacionales e internacionales dieron cuenta de la detección de un multimillonario fraude gracias a un error ortográfico."

Noticias causadas por deficiencias en el idioma

El Periódico Correo publicó el lunes pasado una nota donde un muchacho habría comprado una tienda con valor de $300 000.00 (trescientos mil pesos 00/100 m. n.) por tan solo $10.00 (diez pesos 00/100 m. n.) a causa de un rótulo promocional mal redactado. En marzo pasado medios nacionales e internacionales dieron cuenta de la detección de un multimillonario fraude gracias a un error ortográfico. De igual forma, varios medios y las redes sociales difundieron cómo una camioneta apócrifa de la policía de Michoacán fue identificada gracias a otro error ortográfico. En una nota de ya varios años, sostenía un presidente de los notarios que en las herencias se burla regularmente la voluntad del finado gracias a que la redacción presenta deficiencias.   

Estas noticias dan cuenta de que el uso adecuado del idioma juega un papel de primer orden en la vida social, laboral y comercial. La ortografía (la forma precisa de enunciar las palabras) y la redacción (la forma correcta de construir ideas) deben dejar de ser conceptuados solo como un factor académico o de prestigio. Aplicar como es debido los principios básicos de nuestro idioma tiene más practicidad y ventajas de lo que supone la mayoría a simple vista. Es decir, va más allá de acreditar un examen, aplicar el corrector ortográfico o del caso jocoso de los anuncios comerciales «solicitamos personal de ambos sexos», de lo que se concluye que solo hermafroditas podrían aspirar a una vacante. Enunciar correctamente un texto puede tener repercusiones económicas.

Yo mismo evité una multa de $3 724.00 gracias a que enunciaron inadecuadamente la cifra, sin apego a lo que establece la ley, una norma oficial y la Ortografía: ya no debe usarse coma para señalar las unidades de millar. De esa forma, solo me presenté a pagar tres pesos con setenta y dos centavos. De igual forma, un amigo contador evitó que un cliente suyo desembolsara siete millones de pesos por un punto y coma mal colocado en un texto.

Incluso, muchos cuentahabientes podrían detectar correos apócrifos de supuestas instituciones bancarias si supieran ortografía. A mí me han llegado algunos y de inmediato borro y bloqueo, seguro que no estoy haciéndolo con los del banco donde tengo mi cuenta.  Es decir, que dominar el idioma daría seguridad a las personas (a menos, claro está, que los mismos defraudadores corrijan su ortografía, pero eso es difícil porque se han ido por el camino fácil).

La mayoría de estudiantes los considera estos temas inútiles. Por ello, no presta suficiente atención a ellos. Algún día esos estudiantes serán profesionistas y padres de familia: quedarán expuestos a sufrir algún tipo de abuso en estos aspectos que debieron superar en la escuela.

Lo peor de esta situación es que muchos centros de estudios superiores y profesores tampoco dan suficiente importancia a estos temas. He revisado los planes de estudio de muchas universidades en la carrera de Derecho y solo una encontré que tiene como obligatorias la Gramática y la Ortografía. Eso es inconcebible si tomamos en cuenta que el idioma es la materia básica de un abogado: desde lo que enuncian las leyes (cómo están redactadas es fundamental para interpretarlas) hasta la elaboración de textos al litigar o al argumentar si están del lado de la autoridad. No puede haber un excelente abogado sin la habilidad de dominar el idioma.

Un veterinario me decía que las vacas no distinguen si se escribe esa palabra con b o v. Cierto, pero él, como cualquier otro, puede ser una víctima de los casos señalados. Tan solo ser detenido por la patrulla apócrifa puede alertarle en el riesgo. Es decir, que buena parte de la sociedad no dimensiona el riesgo al que se somete por el desconocimiento de estas materias. Suponer que son para cultura general, para acreditar un examen, para no ser criticado es minusvaluar el papel social que juegan. Seguirán sucediendo estas noticias si el nivel de conocimiento del idioma se mantiene o se continúa deteriorando.

Que tengo un grato Día del libro este 22 de abril. 

Comentarios