Premio Nacional de Periodismo

Premio Nacional de Periodismo

Hace unos días supe que a don Héctor Manuel Perea Enríquez, compañero mío de la Universidad, Generación 75-79 Juan de la Cabada, le fue concedido el Premio Nacional de Periodismo en el área de cultura 2018.

El Premio Nacional de Periodismo fue institucionalizado por el Gobierno Federal en 1976. Sin embargo, en 2001 pasó a manos de un consejo ciudadano integrado por periodistas de diversos medios y tendencias políticas. La razón de este cambio fue que se descubrió que el Gobierno Federal espió a varios directores de periódicos. De ahí que el Gobierno Federal envió una iniciativa para dejar de entregar estos reconocimientos y así pasó a manos del mismo gremio periodístico, a fin de contar con mayor imparcialidad en la entrega.

El Premio Nacional de Periodismo en el área cultural ha sido otorgado a personalidades de la talla de Juan José Arreola (1977), Efraín Huerta (1978), José Emilio Pacheco (1980), Edmundo Valadés (1981), María Luisa «la China» Mendoza (1984), René Avilés Fabila (1991), René Druker Colín (2010) y en esta ocasión a Héctor Manuel Perea Enríquez (2018). 

Héctor Perea nació en la ciudad de México en 1953. Es licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la Universidad Nacional Autónoma de México y doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Su tesis doctoral estuvo dirigida por Marta Portal y obtuvo mención apto cum laude por unanimidad del jurado. También estudió Guionismo en el Centro de Capacitación Cinematográfica de México.

De 2007 a enero de 2010 fue coordinador del Centro de Estudios Literarios; antes, jefe del Departamento de Promoción y Difusión de la Dirección General de Fomento Editorial de la UNAM (1986-1988) y, como tal, organizador de exposiciones y actos literarios y culturales dentro de la Casa Universitaria del Libro.

Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte, del que había formado parte en las promociones 1994-1997 y 1998-2001. Ha sido becario del Centro Mexicano de Escritores de 1980 a 1981. En ese periodo contó con las tutorías de personalidades como Juan Rulfo, Salvador Elizondo y Francisco Monteverde. El Instituto Nacional de Bellas Artes también lo becó de 1982 al 1983, donde estuvo bajo la tutela de Huberto Batis. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes le becó dentro del Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales, 1993-94 y 2001-02. También el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México lo becó de en 2000-2001, así como del Instituto de Cooperación Iberoamericana de España (1985-1986). Fue miembro del Sistema Nacional de Investigadores (2003-2014), nivel 1.

Ha publicado cerca de treinta libros, lo que lo convierte en uno de los más prolijos ensayistas y narradores de nuestro país. Ha obtenido los premios nacionales Rosario Castellanos de Periodismo Cultural en 1989, José Revueltas de Ensayo Literario en 1994 y, de forma colectiva, el Premio al Arte Editorial de la Cámara Nacional de la Industria Editorial en 1989.

Su trato es afable y sencillo. Desde los tiempos de estudiante fue acucioso y puntual en su actividad académica. Felicitaciones al amigo y profesionista que el 22 de marzo próximo recibirá este galardón.

Comentarios