Buscar
03:27h. Martes, 26 de Marzo de 2019

Preposiciones, nuestro coco II

"La semana pasada inicié un comentario sobre las preposiciones..."


[Ir a Preposiciones nuestro coco I]

 

La semana pasada inicié un comentario sobre las preposiciones. En él, aseguré que el Diccionario no tiene definiciones precisas de cada una; solo da ejemplos de uso. Es decir, que su utilización está definida por una intención más que por un significado.

Esa es la razón por la cual es común leer en informes de todo tipo (sea sector público o privado) frases como «Las acciones a realizar…». Cierto que la preposición ‘a’ da sentido de ‘rumbo’ o ‘sentido’, como cuando se enuncia «Amor a los padres». Sin embargo, es preferible (por lo impreciso) recurrir a una preposición que implique acción venidera, como es el caso de ‘por’, como en «por diciembre estaré pagando». Es decir, que será preferible «acciones por realizar», «programas por llevar a cabo», «planes por desarrollar», «asuntos por tratar» o «políticas por emprender, seguir o aplicar».

Otro uso impreciso de la proposición ‘a’ es cuando decimos «las fotografías a color». Normalmente, la ‘a’ funciona mejor cuando hay un verbo intransitivo (siempre introduce el complemento indirecto), que no es el caso del ejemplo del color (también esta es la razón por la que no va en las fechas). Ni aún transformado el sustantivo fotografías en verbo (tú fotografías) tendría mucho sentido, pues para este caso la preposición ‘en’ sería aplicable. Esta proposición implica no solo ‘dentro’ o ‘encima’ de forma física (como el ejemplo de la semana pasada de «las llaves en el escritorio»). El sentido de ‘dentro’ puede ser ‘pleno o totalmente’, que así se comprende mejor el ejemplo anterior: «las fotografías en color» o «revista en color» (por su puesto, la exclamación «Revista a todo color» tiene más fines comerciales que una precisión lingüística).

Ahora, como frase hecha, los periodistas e, incluso, los abogados suelen enunciar «las violaciones a la ley reglamentaria…». Si la preposición ‘a’ ‒enuncié líneas arriba‒ incorpora el sentido de ‘rumbo’ o ‘dirección’, la construcción anterior pierde lógica. Por ello, lo aplicable sería «violaciones de la ley reglamentaria…». La preposición ‘de’ introduce especificación, como cuando se dice: «Este es un curso de Redacción».

Alguien podría señalar de lo anotado que «Es una clara violación a las costumbres». En ese caso, se puede aplicar también ‘de’; pero para mayor matiz es preferible así: «Es una clara violación contra las costumbres». En efecto, el interés es romper con inercias inapropiadas al enunciar una idea. ‘A’ no tiene sentido de oposición, que sí introduce de forma más contundente, ‘contra’. 

Por cierto, jamás se debe confundir las preposiciones ‘contra’ y ‘con’. Por ello, «si se pelea con el jefe» es porque ambos hicieron pareja y sus oponentes fueron otros. Pero si el jefe fue el opositor, entonces el enunciado debe ser «me pelee contra mi jefe».

Y ya que referimos en líneas arriba ‘en’, también es común enunciar «en base a…». Por supuesto, si algo está tomado como base, lo apoyado no puede estar ‘dentro’. Si a ello agregamos que se añade la preposición ‘a’, entonces pierde sentido toda la combinación (sintagma). Para esta alternativa se recomienda «con base en…». Notará, amable lector, que sigue aplicada la preposición ‘en’ con el sentido de ‘encima’, pero ahora se acompaña de  ‘con’ para dar el sentido de ‘juntos’. Otras opciones de este sintagma serían «basado en…» o «sobre la base de…».

 

 

[Ir a Preposiciones nuestro coco I]