Los continentales de fut 2021 [XXIX]: Copa Oro 2021 • Fernando Cuevas

Los continentales de fut 2021 [XXIX]: Copa Oro 2021 • Fernando Cuevas

TORNEOS CONTINENTALES 2021 (XXX)

Trigésima entrega sobre los certámenes balompédicos organizados por las distintas confederaciones en este verano, recibiendo a la tercera ola del virus que se resiste a dejarnos volver a lo que llamábamos normalidad. 

COPA ORO (VI)

Se llevaron a cabo los encuentros de los grupos C y D el martes 20, ya para determinar los encuentros de la siguiente fase. Partidos parejos en general, salvo uno, que marcaron despedidas esperadas y continuaciones para los equipos favoritos, salvo quizá el caso de Panamá, jugando mejor que lo que sus resultados terminaron por arrojar.

POR EL PRIMER PUESTO

El cotejo en Orlando entre Costa Rica y Jamaica definía el liderato del grupo, ya con ambos instalados en la siguiente instancia. Tarde pero sin sueño, empezó el duelo con una especie de round de sombra en el que prevalecieron las faltas y la lucha por el control del balón y de la intención, hasta que poco antes del cuarto de hora, los jamaicanos empezaron a dar muestras de peligro en la valla del otro lado, sobre todo a través de buenas triangulaciones que sin embargo no encontraban buena conclusión; a los costarricenses les costaba mucho trabajo hilvanar jugadas ofensivas, salvo alguna llegada de Campbell que no prosperó. Un par de arribos claros para los de amarillo hacia el final de la primera parte que fueron evitadas por gatunos reflejos del arquero o por mala ejecución en el disparo definitivo.

Siguieron hacia el frente los Reggae Boyz al inicio de la segunda parte, estrellando una pelota en el poste y, poco después, los ticos se fueron al frente con remate de Ruiz a centro medido de Lassiter, sin merecerlo demasiado pero teniendo la ventaja de saber concretar la que se le presentó, a diferencia de sus adversarios, que respondieron con buen disparo que volvió a contener el portero, seguido por una andanada de tiros de esquina que sembraron la alarma en la portería de los centroamericanos, quienes se quedaron con diez por la expulsión del portero Moreira, quien metió mano para evitar que Burke se fuera solo a la portería, tras una mala entrega de la defensa. Los veinte minutos restantes fueron de presión de los de amarillo pero acaso con un par de arribos, insuficientes para aprovechar la ventaja numérica y provocar la igualada.

APROVECHAR LA DESPEDIDA

Sin ningún problema en Houston, Surinam, usando su uniforme blanco, y Guadalupe, vestida de verde, se enfrentaron para decir adiós al certamen, ambas con un par de derrotas y ya sin posibilidad para continuar en el torneo. Desde el inicio del partido y sin presión restrictiva, los surinameses tuvieron la pelota y las oportunidades, incluyendo una muy clara con la cabeza y otra que terminó en el travesaño, seguida del primer gol cortesía de Vlijter al 14’, con buen disparo desde el costado izquierdo, casi sin ángulo y con cierta complicidad del arquero. Los guadalupeños reaccionaron con buena motivación y después de estrellar un disparo en el larguero, Phaeton culminó una jugada con disparo raso para igualar los cartones, pero posterior a otra llegada de los de blanco, el partido se descompuso por la expulsión de Irep, dejando a los de verde con uno menos, aunque todavía generaron una llegada y un tiro al travesaño.

Para la segunda parte, la sensación era no si marcaría Surinam el de la diferencia, sino cuándo. Guadalupe apostaba más, por obvias razones, a cuidar el empate, lanzando algún mensaje esporádico por no dejar, pero el desarrollo del juego marcó una cierta tendencia manifestada en que cada diez minutos se presentaba una llegada de peligro por parte de los sudamericanos, hasta que Hasselbaink convirtió al 79’ para devolverles la ventaja, frente a un equipo luchón pero evidentemente disminuido pero que volvió a reaccionar con entereza e incluso tuvo alguna oportunidad para igualar de nueva cuenta. Ya al final, Annette se fue por doble amarilla y los isleños terminaron con nueve el partido. Un par de selecciones que dieron lo que se podía esperar de ellas, acortando poco a poco las diferencias con los equipos favoritos del área.

INVITADO REVELACIÓN

Qatar terminó por ser la mayor revelación de esta primera fase. Como invitado del que se esperaba más acompañamiento que protagonismo, logró sin embargo terminar como líder de su sector, además de regalar muy buenos momentos futboleros, sobre todo al frente. Honduras, por su parte, se plantaba para tratar de conservar el primer puesto del grupo, objetivo para el que bastaba empate. El partido empezó movido, con buena velocidad y poco a poco decantándose hacia la zona de emoción. Pasados los veinte minutos se presentó la primera clara para el cuadro árabe y a escasos minutos, lograron ponerse en ventaja gracias a una buena incursión por el lado izquierdo, tras recuperar la pelota en tres cuartos de cancha, que terminó con disparo oblicuo de Ahmed. Pudieron ampliar la ventaja los de color vino pero el arquero salvó un mano a mano y un penal muy mal ejecutado, conteniendo además el rebote.

Para la segunda parte, los cataríes salieron con su vocación ofensiva intacta, orientándose con soltura rumbo al arco rival y soltando algunos tiros que pasaban relativamente cerca, mientras que los catrachos no daban muestras de la vitalidad necesaria para buscar el empate, sino parecían tomarse las cosas con una calma que no correspondía con la situación del partido: tuvieron un par de aproximaciones sin riesgo a partir de los quince minutos y después, ya hacia el final del tiempo, con un disparo fuera del área y un cabezazo con cierto peligro, con todo y el portero sumándose al área contraria. Cuando nos íbamos, una descolgada de los del oriente medio produjo el segundo tanto, empujado por Hatim, para sellar una prometedora victoria para el invitado revelación.

POR EL HONOR Y LA MEJORA

Panamá albergaba una lejana opción para clasificar, dependiendo de que los cataríes perdieran. Granada, en tanto, jugaba para cumplir con su papel y seguir teniendo un roce que le ayuda a mejorar en su funcionamiento. Muy pronto los canaleros se fueron al frente con buen remate de Quintero con pierna derecha, antecediendo a otros merodeos en la puerta de los caribeños que anunciaban el segundo tanto que llegó vía Rodríguez, sellando con disparo de pierna izquierda una lucidora jugada en la que el balón se paseó con destreza de un lado al otro en las inmediaciones del área granadina, prácticamente sitiada a lo largo de toda la primera parte, en contraste con la panameña que solo vio en un par de ocasiones a los adversarios, procurando hacer algún daño en la puerta con escaso apremio.

La segunda parte arrancó con similar orientación y rápidamente tuvieron otra llegada clara los de azul, avisando que iban por más: justo al 64’ Rodríguez hizo un recorte para disparar con buena colocación y anotar su segundo y tercero del equipo, ya señalando en el marcador la clara diferencia entre ambos cuadros. El portero de los de rojo y amarillo continuó teniendo trabajo extra dadas las ofensivas que lograban concluirse, aunque quien descontó fue su equipo a quince del final a través de un gol de Frank, capitalizando un error en la salida, una buena combinación y un recorte oportuno sobre el guardameta del otro bando. Un remate más por equipo y el partido finalizó sin tiempo de repuesto. Ambos se van a casa pero después de tener una actuación digna y prometedora para los procesos que vienen, sobre todo del lado panameño.

Comentarios