Los continentales de fut 2021 [XXVIII]: Avanza la Copa Oro 2021 • Fernando Cuevas

"... con todo y sus emociones inesperadas."
Honduras y Panamá
Honduras y Panamá
Los continentales de fut 2021 [XXVIII]: Avanza la Copa Oro 2021 • Fernando Cuevas

 

TORNEOS CONTINENTALES 2021 (XXVIII)

La entrega número veintiocho de esta serie de textos futboleros, ya en solitario dedicados al certamen de la región de CONCACAF, con todo y sus emociones inesperadas.

COPA ORO (IV)

Los partidos de los grupos C y D realizados el 16 y 17 de julio mostraron contrastes: dos de los favoritos sufrieron para sacar el triunfo y tuvieron que darle la vuelta a sus respectivos marcadores, mientras que otro ganó sin problema y en el encuentro más equilibrado se presentó una falla arbitral de ésas que no debieran existir más, considerando el apoyo del VAR, que terminó por influir en el resultado de un partido vibrante.

TRIUNFO SUFRIDO

Jamaica sufrió ante Guadalupe, a pesar de haber metidos los tres goles del partido, uno de ellos en propia portería. Apenas en el despertar del minutero, Bell empujó la pelota con la rodilla hacia el fondo de su arco, mandando a sus rivales al frente en el marcador; después de un aviso jamaicano, Burke, el del Philadelphia Union, emparejó con disparo desde fuera del área: un cuarto de hora movido, incluyendo faltas y un cambio forzado por lesión para los guadalupeños, quienes eventualmente se presentaban en el marco del otro lado, a través de disparos de media distancia, en particular uno hacia el término del medio que puso en alerta a los compatriotas de Bob Marley, tratando de armonizar con cadencia para darle la vuelta al marcador, componiendo algunas llegadas entre un gol anulado, cabezazos y disparos, cerca de alcanzar el ritmo necesario.

La segunda mitad inició con falta de claridad generalizada, si bien se advertía que los Reggae Boyz iban tomando el control de los movimientos y a falta de media hora por jugarse tuvieron una opción muy clara que terminó en las nubes y otra en la que parecía penal que no fue marcado ni revisado. Los ahora de rojo se dedicaban más bien a cuidar el empate y dejaron de representar un cierto riesgo para la defensa de los de amarillo, quienes seguían insistiendo para buscar la voltereta, que al fin llegó cerca del silbatazo conclusivo cuando Flemmings marcó el de la diferencia en una buena jugada individual, driblando a un par de defensas y disparando fuera del alcance del portero. Sufrido pero triunfo al fin.

TRIUNFO TRABAJADO

Surinam se presentó ante Costa Rica con la disposición a dar la batalla. Y así lo hizo. Durante la primera mitad, los centroamericanos mantuvieron la pelota en su poder y fueron produciendo al menos tres ocasiones de peligro para la meta rival, entre coladas por algún costado y un disparo de media distancia que quería morder el vértice superior. Los sudamericanos, que por alguna razón compiten en esta confederación, tuvieron sus opciones hacia el final de la primera parte, pero en una, el arquero evitó que su pusieran al frente en el tanteador, y en la otra, el disparo de tiro libre salió apenas desviado. Concluyeron de esta forma los primeros 45 minutos con una actuación por arriba de la expectativa de parte de los ahora enfundados en rojo por su calidad de local administrativo.

La confianza se confirmó pronto en la segunda mitad: después de una lucha por la pelota en las afueras del área, los surinameses le dieron claridad y con un control elástico y disparo cruzado, Vlijer mandó al frente a los suyos, dando la campanada momentánea. Rápido reaccionaron los ticos para darle la vuelta y apaciguar la sorpresa en ciernes, primero vía Campbell, anticipándose al defensa para rematar de cabeza, e inmediatamente después, Borges aprovechó un rechace del portero en un difícil disparo para anotar el segundo, todavía con media hora por delante en la que se vieron un par de alternativas por bando para modificar la contabilidad. Cerca del término, los ahora de blanco se quedaron con uno menos por la expulsión de Calvo y todavía pudieron emparejar los hablantes de neerlandés con disparo que se quedó en el poste, ya sobre la hora.

GOLEADA CORTA

Qatar encontró en Granada a un rival a modo para desplegar un fútbol ofensivo y convincente, confirmando que su anterior actuación no fue casualidad y que se van tomando en serio su papel de anfitriones del próximo Mundial. Los antillanos se vieron rebasados desde el mismo comienzo del partido y después de un serio aviso, recibieron el primer gol por parte de los cataríes al 11’, en una jugada que dejó algunas dudas por probable falta al arquero de parte de Hakim, al fin metiendo el balón en el arco. Después de una aproximación de los de rojo y amarillo, Afif lanzó un lucidor disparo para anotar el segundo al 22’, seguido del tanto de Muntari al 36’, dando la cara, literalmente, en un tiro de esquina. Al término de la primera parte fallaron de manera inverosímil para anotar el cuarto y los granadinos se animaron con una llegada.

Pero justo al inicio de la segunda mitad, Ali sentenció el partido sin volarla esta vez, por si quedaban dudas, culminando una buena combinación del cuadro árabe, regodeándose con la pelota, los espacios y desplazamientos para seguir tocando la puerta de la selección de Granada, que tuvo su mejor opción en una jugada que terminó por contener el portero en oportuna salida para cortar el ángulo de disparo. Todavía pudieron anotar al menos dos tantos más los de blanco, si no fuera por una buena estirada del portero y por otra lamentable falla en la definición que terminó estampándose en el poste. Una goleada corta en uno de los encuentros más disparejos del torneo.

EL PARTIDO DE LA JORNADA

Honduras y Panamá empezaron con el pie metido en el acelerador y desde la tercera vuelta del segundero se presentaron las oportunidades, empezando por los catrachos con gran desborde por la banda derecha, por donde diez minutos después volvieron a llegar con peligro.  Justo cuando los panameños equilibraban el trámite, volvieron a tratar de salir jugando desde el fondo, perdieron la pelota y en una buena combinación hondureña, se fueron al frente con resolución colocada de Quioto, quien pudo ampliar la ventaja poco después pero el portero contuvo la esférica. Emparejaron los canaleros vía penal ejecutado por Davis, pasada la media hora, y le dieron la vuelta con anotación de Yanis en la compensación, cerrando la pinza tras centro rasante. En el inter, ambos cuadros se habían plantado en la portería con sendos remates con la testa.

La segunda parte vio cómo la Marea Roja, ahora de blanco, ponía a prueba al arquero del bando contrario, al igual que los hondureños hasta que en una batalla por el balón, López resolvió con enfático disparo al 61’ para empatar y cuatro minutos después, Quioto puso el tercero, segundo personal, acusando de recibido un pase larguísimo y así producir la segunda voltereta del juego. No se rindieron los panameños y a veinte del final estuvieron cerca de empatar con un balón que se encontró con el larguero. Vendría un gol anulado prematuramente que significaría el empate y que parecía válido. En lugar de revisar el VAR, como lo había hecho en ocasiones anteriores, el árbitro solo señaló la muy dudosa posición adelantada, mientras que el juez de línea no siguió la indicación de dejar correr la jugada para luego analizarla. Una lástima para Panamá que juega bien y da espectáculo, pero no consigue ganar.

Comentarios