Peter Green: Una genial guitarra extraviada

"Era capaz de transitar de un blues-rock de alto octanaje a un entorno de exultante sicodelia..."
 
Peter Green: Una genial guitarra extraviada


Era capaz de transitar de un blues-rock de alto octanaje a un entorno de exultante sicodelia, pasando por tristes baladas que calan hondo, gracias a un inusual tratamiento de las cuerdas basado en una intensidad única, sensibilidad cautivante y precisión natural al nivel de los más grandes guitarristas del momento, Hendrix y Clapton por mencionar un par. Parecía cincelar capa por capa su materia sonora, a través de una técnica tan depurada como orgánica, para crear atmósferas que terminaban por consolidarse con la sugerente vocal y la infaltable armónica.

El bautizado como Peter Greenbaum (1946-2020) se impregnó de los sonidos de los grandes bluseros que escuchaba con asiduidad en el East End londinense y asumiendo influencias de la música judía durante la adolescencia se lanzó al ruedo;continuó su formación con el patriarca John Mayall, incluyendo algunas apariciones como parte deTheBluesbreakers, para después saltar a formar su propia agrupación en 1967, primero llamada Peter Green’sFleetwood Mac, banda mutante como pocas que se instalaría en el mainstream años después, ya sin su líder fundador.

Junto con MickFleetwood (batería), John McVie (bajo), base rítmica permanente del grupo y su colega Jeremy Spencer, además de una participación del bajista Bob Brunning, entregó el clásico Fleetwood Mac (1968), debut homónimo al que le siguió Mr. Wonderful (1968), cual apéndice palomero;con la adhesión de Danny Kirwan (guitarra), vendrían English Rose (1969)yThen Play On (1969), abriendo notablemente otras perspectivas. El exceso en el uso de ácidos le empezó a provocar serias afectaciones mentales y, estableciendo un triste paralelismo con SydBarret de Pink Floyd, inició un camino fuera de la realidad, al igual que sus compañeros Spencer y Kirwan.

Con título anticipatorio de lo que se presentaría a lo largo de su vida, entregó TheEnd of theGame (1970) para desaparecer del mapa prácticamente toda la década: se dijo que empezó a vagar por las calles (como si se hubiera metido en la portada del primer disco de FM), entrar y salir de instituciones siquiátricas e incluso adherirse a una secta. Volvió con In theSkies (1979), si bien sin alcanzar el mismo nivel de diez años atrás, pero sí mostrando evidencia suficiente para recuperar la expectativa.

Continuó grabando durante la primera mitad de los años 80’s (Little Dreamer, 1980; WhatchaGonna Do?, 1981; White Sky, 1982; Kolors, 1983; A Case forthe Blues, 1984) y formó una banda con la que produjo algunas obras a partir del homónimo Peter Green SplinterGroup (1997), además de colaborar con gente como su tocayo Peter Gabriel y varios de sus ex compinches. Un buen acercamiento a su vida  presenta en el documental The Peter Green Story: Man of theWorld (Graham, 2009), así como en el texto https://www.rollingstone.com/music/music-news/peter-green-fleetwood-mac-guitar-hero-1034049/. En efecto, un hombre del mundo en marcha que le cantó a la mujer de magia negra, saltando entre sombras justo antes del inicio de la quema del amor.

Comentarios