sábado. 28.05.2022
El Tiempo

Postemporada NFL 2022 [III]: Ronda Divisional

"Los primeros dos partidos llamados divisionales, como si fueran las semifinales de conferencia, terminaron siendo un espejo entre sí..."
Titanes de Tennessee vs. Bengalíes de Cincinnati
Titanes de Tennessee vs. Bengalíes de Cincinnati
Postemporada NFL 2022 [III]: Ronda Divisional


Los primeros dos partidos llamados divisionales, como si fueran las semifinales de conferencia, terminaron siendo un espejo entre sí: ambos sembrados como números uno quedaron eliminados por un gol de campo de último segundo, cuando parecía que la eliminatoria jugaban en su favor. Se enfrentaron a equipos que venían en plan ascendente, mientras que ellos, a pesar la sólida marca conseguida en la temporada, no parecían funcionar del todo y de hecho otros equipos mostraron mejor desempeño en la parte final de los partidos regulares. Al parece la semana de descanso no les favoreció del todo y les provocó la pérdida de ritmo.


Tigre Titán

Un buen ejemplo de cómo empezar mal para los Titanes de Tennessee en casa propia, el estadio Nissan: primera jugada, pase interceptado que resultó en gol de campo para los Bengalíes de Cincinnati. Quizá se pensaría que ante el regreso del corredor Henry, le darían la pelota desde el inicio. Con buena presión sobre los mariscales, ambas defensivas contuvieron a sus rivales, hasta que los ahora de blanco agarraron en la maniobra a los de azul y consiguieron un gran avance que les alcanzó para otros tres puntos. Fue hasta la mitad del segundo cuarto cuando los anfitriones lograron montar una ofensiva larga para emparejar el score vía carrera de, justamente, Derrick Henry, quien no consiguió la conversión de dos puntos. Todavía la visita alcanzó a dar otro rasguño con largo gol de campo para ponerse 9-6 adelante en una primera mitad caracterizada por un férreo control defensivo.

Empezó movida la segunda mitad con ambos equipos consiguiendo, al fin, correr la pelota, aunque con resultados contrastantes: la visita estableció una sostenida y equilibrada incursión que culminó con la anotación de Mixon en carrera de 16 yardas; por su parte, los de casa respondieron y llegaron a la yarda nueve del contrincante pero fueron interceptados por segunda ocasión, si bien insistieron en la siguiente serie y alcanzaron tres puntos. La motivación alcanzó para aprovechar una intercepción discutible y emparejar el marcador con gran atrapada a un brazo de Brown, tras pase de 33 yardas de Tannehill, sacándose de paso el par de espinas.

Cuarto periodo y volver a empezar: Burrow padeció su séptima captura pero su defensa contuvo en cuarta a los Titanes, quienes respondieron atrapando al mariscal atrás de la línea otro par de veces. Pero la defensa bengalí hizo su trabajo y logró su tercera intercepción que abrió la puerta a su cuarto gol de campo del infalible McPherson, pieza clave para el sorprendente triunfo de los suyos, dejando fuera al sembrado número uno –más en el papel que en el desempeño a lo largo de la temporada- de la Conferencia Americana. Terminaron pesando más las intercepciones que las capturas y por fin el equipo de Ohio consigue ganar un partido fuera de su cubil en postemporada para presentarse en la antesala del Súper Tazón por primera vez desde 1988.


Bloquear el destino

Un primer avance inmaculado de los Empacadores de Green Bay, coronado por carrera de Dillon, para ponerse rápidamente al frente en el histórico campo de Lambeau. En contraparte, un buen regreso de patada y un balón suelto del anfitrión, no fueron aprovechados por los 49’ers de San Francisco, que se fueron sin un solo primero y diez en el primer cuarto. El segundo periodo se mantuvo defensivo hasta que por fin los californianos establecieron un ofensiva peligrosa pero ya cerca de la zona, Garoppolo fue interceptado, para dar pie a una inesperada respuesta de los de casa sobre el tiempo, acercándose a territorio de gol de campo, gracias a kilométrico pase de Rodgers, que terminó siendo bloqueado: el marcador se resistió a moverse en dos ocasiones y quedó 7-0.

Los 49’ers regresaron con productiva primera posesión de la segunda mitad para al menos romper el cero y ponerse en el marcador con gol de campo, mientras el clima empeoraba para mala fortuna de las ya de por sí ineficientes ofensivas, que veían cómo se escurría el tercer cuarto entre la pertinaz aguanieve, cada vez tornándose más nieve que agua. Para el periodo de cierre, los del sombrero de queso montaron un buen avance a través de la penumbra y alcanzaron a ponerle tres puntos más a su cuenta, en tanto la respuesta de los luchones mineros se frustró al no poder convertir una cuarta oportunidad en polémica decisión, dado que pudieron buscar la patada para acercarse en el score.

Y surgió lo impredecible: los visitantes detienen el ataque rival y consiguen su segundo bloqueo, ahora para llevar la pelota a las diagonales y empatar el marcador, de paso asestando un durísimo golpe emocional a los Empacadores, quienes en su siguiente y última ofensiva tampoco lograron trascender, a diferencia de sus sorprendentes adversarios, tomando la pelota desde su yarda 29 y avanzando con autoridad ya con el reloj en fase terminal, para dejarle la pelota al infalible Gould, conectando contra viento y marea el gol de campo ganador a una distancia de 45 yardas: en el mítico campo de Green Bay, el resultado inesperado de 13-10 estaba sentenciado y San Francisco nos regaló una segunda victoria consecutiva que solo sus fans fueron capaces de prever, gracias a un doble bloqueo del destino por parte de sus no especialmente eficaces equipos especiales, ahora sacando el decisivo partido.

Comentarios