viernes. 27.05.2022
El Tiempo

Tecate Emblema 2022

​"Como parte del cartel de este festival, nos visitan artistas posicionadas en sus respectivos hábitats estilísticos, ya contando con una buena tribuna y un sonoro camino aún por recorrer"

Tecate Emblema
Tecate Emblema
Tecate Emblema 2022


Como parte del cartel de este festival, nos visitan artistas posicionadas en sus respectivos hábitats estilísticos, ya contando con una buena tribuna y un sonoro camino aún por recorrer. Un par de ejemplos.

Rima extrovertida para colorear la zona gris

Nacida en Londres de ascendencia ghanesa, Simbiatu Ajikawo (1994), después conocida como Little Simz, se ha convertido en una de las mayores sorpresas del siglo XXI no solo del planeta hipopero británico, sino de la música popular en general, sobre todo por su gran capacidad lírica y de integración de estilos alrededor de la columna vertebral de su rap. Participó como actriz en una serie y de ahí se entregó a la música: debutó de manera independiente en el 2013 con las mezclas caseras Stratosphere, Stratosphere 2, XY.Zed y Blank Canvas, ya detonando su conciencia crítica y facilidad para estructurar rimas contextualizadas, desde lo personal hasta lo social; estos primeros escarceos fueron complementados por los EP’s E.D.G.E. (2014), AGE 101: DROP 2 (2014) y AGE 101: DROP X (2015).

Ya en forma y con cierto reconocimiento local, presentó el indicativo A Curious Tale of Trials + Persons (2015), seguido de Stillness in Wonderland (2016), álbum conceptual sobre el viaje de la famosa Alicia por un mundo caracterizado por la entrada al mundo adulto y las dificultades implícitas de ser famosa. Fue narradora en la serie animada documental Afrofuturism y colaboró con Gorillaz, antes de presentar su brillante Grey Area (2019), contando con el apoyo en la producción de Inflo y abriendo fronteras no solo geográficas, sino también musicales: con ciertas florituras jazzeras, souleras y provenientes del R&B, construyó piezas de melódica y rítmica fuerza bien nutrida por invitados como Michael Kiwanuka, Cleo Sol, Little Dragon y Chronixx. Explorar realidades fuera del maniqueísmo y hablando de frente como en terapia y en las abridoras Offence, Boss y Selfish: un álbum sin fisuras en su discurso y con elusiva diversidad de formas musicales.

Combinando su participación actoral en una serie y tras su EP Drop 6 (2020), se consolidó en definitiva con Sometimes I Might Be Introvert (2021), álbum integrado por 19 canciones, también producido por Inflo y presentando de entrada el sencillo Woman, en el que hace mancuerna una vez más con Cleo Sol, de claro mensaje feminista. Pero también cabe la grandilocuencia orquestal (Introvert) y una bienvenida diversidad instrumental, así como un diálogo entre sonidos electrónicos y acústicos que se entreveran con vocales invitadas como la de la actriz Emma Corrin en plan narrativo y el nigeriano Obongjayar. Temáticas más personales, como la del padre ausente, que terminan vinculándose con apuntes comunitarios y de alcance político, gritando a los cuatro vientos.

Besos con dedicatoria

Originaria de Bristish Columba, Carly Rae Jepsen (1985) estudió artes escénicas y después de trabajar como barista en Vancouver, participó en uno de esos programas de ídolos emergentes en el 2007. Ya encarrerada y con un puñado de canciones, presentó Tug of War (2008), debut en clave pop con algunas esencias folk y que incluyó un cover de Sunshine on My Shoulders, clásico setentero de John Denver, además de la canción titular y Bucket, representativas de su orientación temprana con una vocal en control de sus márgenes. Con el sencillo Call Me Maybe bajo el brazo, integrado tanto en el EP The Curiosity (2012),  como en Kiss (2012), ganó notable audiencia a nivel global: su segundo largo, de orientación más tecnopop, nos saca a la pista de baile sin posibilidad de poner algún pretexto, entre besos que viajan más allá de la memoria y cuerdas que sostienen el anillo de compromiso; también se insertó Good Time, a dueto con Owl City.

Después del obligado álbum de remezclas cual repartición de besos y encarnar a Cenicienta en una producción de Broadway, grabó E-MO-TION (2015), su tercer disco y quizá el más consistente, ahora enclavado en la década ochentera para nutrir su propuesta con el aporte de Sia, Devonté Hynes y Ariel Rechtshaid en la composición: el abanico sonoro se amplía hacia otras emociones, sin dejar la sugestiva invitación a correr juntos para acompañar el gusto compartido porque I Really Like You. Una vez que colaboró con Bleachers y The Knocks, grabó el EP E-MO-TION: Side B (2016), conformado por ocho cortes surgidos de las grabaciones de su predecesor. Contribuyó con el filme animado Bailarina (2016), prestando su voz y entregando la canción Cut to the Feeling.

Según se reporta, escribió 200 canciones de las cuales se derivaron Dedicated (2019) y Dedicated Side B (2020), en los que se advierte un aliento de la música disco setentera y ritmos latinos, así como un pulimiento en la escritura de las letras, sobre todo: Party for One, Too Much, Now That I Found You y Want You in My Room son parte de una narrativa centrada en las relaciones románticas con sus siempre presentes aristas, como en This Love Isn’t Crazy, Stay Away, Summer Time o la espera de un regreso compartiendo micrófono con Bleachers. La canadiense ya forma parte de las popstars que predominan el firmamento, junto con Dua Lipa, Taylor Swift, Kelly Clarkson, Selena Gomez y Ariana Grande, entre otras.

Comentarios