Desmentido • Los dineros • Los empleos y los salarios • Desliz

Desmentido • Los dineros • Los empleos y los salarios • Desliz

Desmentido

Finalmente, el equipo de gobierno de la presidenta municipal de León, Bárbara Botello, salió a desmentir el contrainforme que presentaron los regidores de la fracción PAN/PANAL.

Enviaron a esa misión al síndico Luis Fernando Gómez, a los regidores Aurelio Martínez y Jacobo Cabrera y a la regidora Verónica García. En la contraofensiva, los priistas subrayaron lo que consideran inconsistencias del documento La realidad en León. Primer año de gobierno. Administración Municipal 2012-2015, que distribuye el PAN.

El regidor Aurelio Martínez inició la tanda con los asuntos de seguridad: los panistas hablan de la comisión de 435 homicidios –de septiembre 2012 a agosto 2013, con un aumento del 25.4 por ciento en el comparativo a un año atrás-. Eso es falso, dicen los priistas; en realidad son 154 los homicidios cometidos en ese lapso.

Ambas versiones citan como fuente al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. El truco está, develan los priistas, en que los azules, mañosamente, dicen, sumaron homicidios dolosos y culposos: no es lo mismo un atropellado que un ejecutado, diría Aurelio. "Manipulan la información para generar una percepción negativa e incorrecta”, agrega Verónica García.

Esa base de datos ilustra que es el municipio de Acámbaro y no León, el que encabeza la lista de municipios con el mayor número de homicidios. ¿Cómo? Ah, es que esas estadísticas se hacen en porcentajes en relación a la población, en tantos de cien mil habitantes.

Es una obviedad que en números fríos sea más alto el de León, por sus dimensiones: a Acámbaro le siguen Salvatierra (13.39), Pénjamo (12.67), Yuriria (11.3), Cuerámaro (10.98), Apaseo el Alto (10.86), San Felipe (10.28), Uriangato (10.11), Celaya (8.75), Apaseo el Grande (8.2), San Miguel de Allende (8.1), León (7.23), Silao (5.78), Irapuato (5.47) y Salamanca (4.6).

Bien medidos, León ocuparía el lugar 12 en el estado. Que León es parte del escenario nacional, bueno, fue una línea de discurso que estuvo de más.

Los priistas fueron insistentes en que las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública son las buenas, porque las municipales y estatales nunca van a coincidir: la Procuraduría de Justicia del Estado es la instancia que atiende los delitos y la Policía Municipal únicamente documenta los casos en que interviene.

Los dineros

Primero aclaró que el gobierno municipal no es, por naturaleza, un generador de empleos.

En cambio, tienen inversiones comprometidas que van a generar alrededor de 18 mil empleos directos en los próximos cinco años en el comercio, la industria y los servicios. Este último –para todos aquellos que se resisten a reconocerlo-, ocupa ya al 60.7 por ciento de la Población Económicamente Activa –ocupada-, de León. La industria se queda con el 38.65 por ciento.

Los empleos y los salarios

Verónica García Barrios respondió a la acusación del incremento de la burocracia. Y dijo:

Que la estructura y la plantilla que les heredaron no funciona: son 5 mil 765 plazas autorizadas; 5 mil 190 de ellas, ocupadas; 575 vacantes; y 78 plazas congeladas.

Pero que además de la plantilla autorizada, en la era Sheffield había otras 392 personas contratadas por honorarios y 92 como eventuales: 484 empleados más de los autorizados.

Ahora, primero, los de honorarios pasaron a eventuales, porque inapropiadamente realizaban ya actividades propias de la administración, estrategia que reduce el número de trabajadores extraordinarios: hay 300 personas contratadas como eventuales y en parte se pagan con el recurso de las 78 plazas congeladas.

Pero, bueno, hasta julio de 2013 se destinaron 657.37 millones de pesos a la nómina; este año ese presupuesto fue de mil 500 millones de pesos, pero se pagaron otras herencias, como los 32 millones del abonito a la deuda con el IMSS; los 22 millones para liquidar a los policías reprobados y 28 millones para regularizar a los empleados honorarios.

El síndico Luis Fernando Gómez negó que hayan aumentado los impuestos: en los dos primeros meses de 2013 se recaudaron 371.4 millones de pesos, más que lo que logró la administración pasada en todo un año: 361.6 millones de pesos. Entonces, no hay un aumento en la carga fiscal, sino en la recaudación. No es lo mismo.

Y para concluir, la regidora María Esther Zúñiga desmintió que se haya disminuido el gasto en obra pública: septiembre tiene el tope en presupuesto de obra pública: 1 mil 875 millones 731 mil 163 pesos.

El tope de los panistas fue en 2011: 1 mil 583 millones 713 mil 496 pesos –vía una línea de crédito por 405 millones 920 mil 798 pesos-. Esta vez, se logró sin ese recurso.

Desliz

La diputada panista Elizabeth Vargas Martín del Campo escupe al cielo, dijo sin rodeos la regidora priista del Ayuntamiento de León, Verónica García Barrios, en relación a las calcomanías que distribuye aquélla, en las que se agrede a la alcaldesa Bárbara Botello y distorsiona el emblema de la actual Administración municipal.

El equipo de la presidenta municipal tiene documentado que esos productos salieron de la casa de enlace de la diputada panista.

Fue un “desliz” de la diputada panista Liz, jugó la priista, durante la rueda de prensa que ofrecieron los regidores priistas para presentar su análisis del contrainforme que presentaron los panistas.

-“Si la diputada habla de embotellamiento, ella tuvo un desliz. Creo que se equivocó en su estrategia. Los panistas siempre hablan de pedir respeto, entonces nosotros les pedimos respeto hacia la administración municipal y a la alcaldesa Bárbara Botello. Nosotros estamos trabajando y que no se le olvide a la diputada que está registrado el slogan institucional”, dijo textualmente Verónica.

Es más, el equipo de gobierno analiza la opción de proceder legalmente contra Elizabeth Vargas: “En tanto, yo lo que pediría a la diputada sería respeto, así como ellos lo exigen, que prediquen con el ejemplo, que no escupan para arriba porque les puede caer en la cara”.

Y no fue sólo Verónica la que se ocupó del tema; lo hizo también el regidor Aurelio Martínez, molestos por la impresión de pegotes en los que al león de la imagen institucional le agregaron una lágrima y debajo agregaron la leyenda: “Embotellamiento 2012-2015”.

Aurelio tachó esa iniciativa como una medida desesperada ante el trabajo de la administración: “es normal en la diputada ese golpeteo, debido a que ella se sintió ofendida porque en su momento criticamos que haya destinado 4 o 5 millones de pesos a su libro de recetas”.

El propio síndico del Ayuntamiento, Luis Fernando Gómez, censuró que a estas alturas del partido, los ataques a la presidenta municipal sean por cuestiones de género, cuando de lo que se trata es de velar por los derechos y las oportunidades a las mujeres. Qué lamentable, dijo.

En la parte positiva del asunto, las palabras de Verónica García, Aurelio Martínez y Luis Fernando Gómez, crearían un par de empleos indirectos: los de los dos amanuenses de Elizabeth Vargas, contratados para escribirles una cartita.

La Jaula

Las oficinas de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso de Guanajuato están que arden. El olor a quemado se expandió por todo el Palacio Legislativo del estado. Cuando todos buscaban el origen de debate, descubrieron que la batería de una computadora portátil se sobrecalentó y se quemó. Oh, desilusión.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares.

Comentarios