Gobernanza • La mano dura • Los taxis y los coyotes

Gobernanza • La mano dura • Los taxis y los coyotes

Gobernanza

La alcaldesa Bárbara Botello no para. En su calidad de Presidenta de la Federación Nacional de Municipios de México, A.C. (Fenamm), se fue al World Trade Center de la ciudad de México a reunirse con todos los alcaldes priistas electos en la jornada del 7 de julio pasado.

En palabras de Bárbara, el seminario estrecha la vinculación de su partido, el PRI, con los gobiernos municipales que llevan su signo político. Clarito y sin rodeos. La idea es apoyarse en la planeación y la organización de sus administraciones, con asesoría y asistencia técnica, herramientas de gobernanza, pues, para responder a los ciudadanos.

En números que le provocan “entripado” a sus opositores en la aldea, Bárbara Botello, como presidenta de la Fenamm, representa a 1,625 gobiernos municipales priistas. Ni modo, la primera fuerza política del país, con victorias en 466 presidencias municipales, el 59 por ciento de las alcaldías que se diputaron en julio.

Y Bárbara se convirtió en el ejemplo más gráfico de esos triunfos priistas, al recuperar para su escudo la ciudad de León, luego de 24 años de gobiernos panistas sin interrupción.

En julio se renovó el 55 por ciento de los ayuntamientos de México. El PRI, ganó en 8 de las 13 capitales estatales y en 38 de las 65 ciudades más pobladas, como Tijuana, Ciudad Juárez, Veracruz, Culiacán y Zacatecas, les recordó Bárbara a sus pares.

Recuperaron, además de León, Cancún (Benito Juárez), Tampico y Oaxaca. De hecho, en Quintana Roo ganaron todos los municipios. Estado “zapato”, le dirían si fuera el caso.

En su participación, la alcaldesa de León insistió en la necesidad de la profesionalización de las administraciones municipales: que permitan impulsar las transformaciones en materia política, hacendaria, legislativa e institucional.

En el encuentro participó la Escuela de Graduados de Gerencia Política de la Universidad George Washington, la Fenamm y la Conferencia Nacional de Legisladores locales priistas. Lo organizaron la Fundación Colosio, la Fenamm y el Instituto de Capacitación Política (Icadep), y lo presidieron César Camacho, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y Adrián Gallardo, presidente de la misma Fundación Colosio.

Más allá de los discursos y los contenidos del seminario de los alcaldes priistas, es de hacer notar que el activismo de la presidenta Bárbara Botello no cesa, y ahí sus opositores políticos tienen un balde para echar sus barbas a remojar. Ya deben tener claro que la alcaldesa “descansa haciendo adobes”.

La mano dura

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tira un manotazo a la mesa de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, la CNTE: que “la paciencia del gobierno federal tiene un límite”, les dice, de plano.

Lo dijo en el mismo seminario “Alineación estratégica y gobernanza eficaz”, en el que participó la presidenta Bárbara Botello, como citamos líneas atrás: “No habrá marcha atrás a la Reforma Educativa”, y a pesar de que “se privilegia el diálogo, la paciencia tiene un límite”, les advirtió Osorio a los profesores de la CNTE.

Más claro: “Aquellos que piensan que la impunidad va a ser la divisa en cuanto a las acciones de los profesores, están equivocados. No lo vamos a permitir”, amaga el todopoderoso Secretario de Gobernación, quien si bien no avanza mucho en la batalla contra el narco, se asegura al menos una pieza de caza magisterial.

Es claro que los profesores de la CNTE hartaron a Osorio Chong, con una semana de manifestaciones en la Ciudad de México en las que se permitieron bloquear lo mismo a la Cámara de Diputados que el Aeropuerto Internacional Benito Juárez.

Ante los alcaldes priistas, el Secretario de Gobernación neceó en que el gobierno federal sí ha reducido los índices fatales del crimen organizado: que de las 1,700 muertes mensuales en el gobierno panista de Felipe Calderón, ya estamos en 800. Que es como regresar a 2007. “Locos de contentos” habríamos de estar los mexicanos, pues, diga lo que diga el semanario “Zeta (ver Tigres de Papel, domingo 25 de agosto).

Ahí mismo César Camacho, dirigente nacional del PRI, se pronunció por la intervención de la fuerza pública para reprimir las protestas de los profesores en el Distrito Federal. El priista se esmeró, pero no sorprendió a nadie.

Su rollo fue el siguiente: “La fuerza pública es una medida extrema, pero en un país democrático, cuando se observan los protocolos y los códigos no sólo de la ley nacional, sino los que instrumentos internacionales establecen, pudieran ser una opción si es que la irracionalidad impera”.

Por supuesto, para el priista, los profesores serían los responsables de su propia represión “si ellos tensan las cosas”, pues obligarán al gobierno a tomar medidas de otra naturaleza, sentenció Camacho antes de tomar su mazo y regresar a su cueva.

Ahí queda la advertencia del secretario de Gobernación y del presidente nacional del PRI pues, si tienen en la cárcel a Elba Esther Gordillo, algo habrá que creerles…

Los taxis y los coyotes

Llama la atención que el gobierno del estado de Guanajuato se vea en la necesidad de informar que no ha emitido convocatoria alguna para el otorgamiento de concesiones para taxi.

Dicen las autoridades estatales en un comunicado, que han recibido denuncias ciudadanas presentadas en diversas oficinas, en donde les preguntan por la veracidad de “promociones” ofrecidas por personas que se asumen como gestores oficiales con la posibilidad de conseguirles concesiones de taxis, claro… a cambio de dinero. Les solicitan incluso documentación personal.

En los informes recibidos por el gobierno del estado, esas operaciones se registran al menos en los municipios de León y Cortazar. De ahí la alerta.

Que el gobierno llame a los ciudadanos a tomar precauciones es bueno, pero insuficiente. En el caso concreto de las concesiones de taxis, bien puede tratarse de la mera actividad de coyotaje que se acostumbra en ese tipo de dependencias, pero también existe la posibilidad de que se trate de una operación de delincuencia organizada. La actuación de la autoridad debería ser otra.

En realidad el mercado negro de las concesiones de taxis nunca ha desaparecido en el estado y, en cambio, las acciones de las sucesivas autoridades estatales sí han venido a menos.

Desde aquella intensa operación que buscaba la regularización de ese quehacer, que intentó el entonces gobernador interino Carlos Medina, con Antonio Obregón Padilla de secretario de Gobierno, el asunto quedó otra vez en los entretelones de los liderazgos sindicales.

Estos intentos de fraude, dice el gobierno, deben ser denunciados ante las instancias correspondientes, y recomienda a la población que no entregue documentos ni dinero a quienes les prometen los permisos para  taxis. A ver.

La Jaula

“La Bestia”, el tren que atraviesa el sureste mexicano, cargado de migrantes indocumentados, descarriló en Huimanguillo, Tabasco. Se habló hasta de cincuenta muertos, pero las autoridades confirman cinco decesos. En el tren viajaban por lo menos unos 250 ciudadanos de nacionalidad hondureña. Los heridos fueron llevados a Las Choapas, en Veracruz, un sitio cercano al lugar de los hechos. El descarrilamiento del tren de carga conocido como “La Bestia” -que cubre el tramo Tenosique, Tabasco, en la frontera con Guatemala- hasta Coatzacoalcos, Veracruz, ocurrió alrededor de las tres de la madrugada. El saldo es cosa de la pobreza.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @Fpacomares

Comentarios