El humor panista • Somos pobres • Lo que faltaba

El humor panista • Somos pobres • Lo que faltaba

En el México convulso en el que navegamos, hasta pudiera agradecerse que en algunos partidos políticos no pierdan el sentido del humor.

Es el caso del Partido Acción Nacional, echado fuera lo mismo de la presidencia de la República que de la alcaldía de León, y con problemas para reunir a sus propios militantes hasta alcanzar el quórum de una asamblea, en la que su dirigente municipal Alfredo Ling, sale a decir que aquí tienen unos quince aspirantes a relevar a Bárbara Botello.

En su lunes de cartelera, Ling dijo, textual, que en el PAN de León “hay perfiles con un gran liderazgo y abiertos a la ciudadanía”, pero que ya será después de la Asamblea nacional programada para el próximo 10 de agosto -si es que se realiza-, y una vez que se conozcan las reglas de selección, cuando podría ahondar en “los perfiles” y en los nombres.

Sea, antes o hasta entonces, desde hoy mismo debemos reconocerle a los panistas que saben guardar secretos, porque acertar a quiénes pertenecen esos “perfiles con un gran liderazgo y abiertos a la ciudadanía”, suena más complicado que ganar el “Melate”.

Eso sí, el hombre se descartó desde ahora como un eventual precandidato a la alcaldía, y qué bueno que lo aclaró porque ya tenía a los priistas con el pendiente.

Por cierto, esta vez Alfredo se llevó a los reporteros hasta San Juan Bosco, para posar al pie de un espectacular de campaña de Bárbara Botello, anuncios cuyo retiro exigió se realice de inmediato, so pena de interponer una denuncia ante el Ministerio Público.

Ling tiene razón en que esas imágenes de campaña -como el resto, incluidas las del PAN- ya no deberían permanecer a la vista, pero hasta ahí. El resto es melodrama.

Sin conocer aún la respuesta de las autoridades municipales, seguro les será fácil argumentar que se firmó un contrato por tiempo determinado con una empresa en particular y que es a ésta, como propietaria del espacio, a quien corresponde retirar la propaganda.

Mientras, Ling se tira al piso… como cada ocho días.

Somos pobres

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, el Coneval, presentó su Informe 2012, sólo para confirmar que: realidad mata discurso. En México, cada vez hay más pobres: de 2010 a 2012, aumentaron de 52.8 a 53.3 millones.

Para quienes gustan de los porcentajes: en nuestro país, de 117.3 millones de habitantes, el 45.5 por ciento de la población, vive en pobreza.

Así que antes que la Sedesol y los corifeos de siempre, ganen la voz, el Coneval define que se es pobre cuando se tiene al menos una carencia social y se percibe un ingreso inferior a la línea de bienestar: “cuyo valor equivale al costo de las canastas alimentaria y no alimentaria juntas”. 53 millones 300 mil mexicanos, más, menos.

En Guanajuato, entidad que pese a los malabares verbales de la delegada de la Sedesol, Claudia Navarrete y hasta de Tomás López, uno de los subsecretarios de gobierno, quedó fuera de la Cruzada contra el Hambre, el Coneval contabilizó 2 millones 525 mil personas en pobreza. Nada más, el 44.5 por ciento de los guanajuatenses.

Peor: 391 mil de ellos viven en la pobreza extrema. Guanajuato aparece como el séptimo estado con el mayor número de pobres en el país.

Los estados en los que se incrementaron los niveles de pobreza, son: Puebla, Veracruz y Guerrero. Las entidades con mayor número de habitantes en pobreza extrema, son: Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

En entrevista apenas concluida la presentación del Coneval en la presidencia de la República, el secretario de Hacienda y Crédito Público, SHCP, Luis Videgaray, aseguró que para abatir los actuales niveles de pobreza, México tendría que crecer a tasas de 5 por ciento anual.

Y Rosario Robles, la jefa de la Sedesol, se aventó un rollo sobre la necesidad de la inclusión económica de los pobres -cualquier cosa que eso signifique-.

Como la de Videgaray y la de Robles, estos días se multiplicarán las declaraciones de funcionarios y espontáneos que nos explicarán a detalle y a todos los niveles que la situación no es tan grave como parece y que se trabaja para salir adelante.

Y así, hasta que otro tema gane las ocho columnas: como siempre, todos hablarán bien de la pobreza, menos los pobres.

Lo que faltaba

Aparecieron en Youtube y circulan en las redes sociales, sendos videos de presentación de un sedicente grupo de autodefensa de León.

Un par de hombres armados, uno en cada tanto, que se ostentan como distribuidores de droga pero a la caza de ladrones en comercios y casas habitación, al grado de ofrecer recompensas de 200 mil pesos a quienes los entreguen.

Exhortan a los empresarios a no pagar cuotas al crimen organizado.

Sea lo que fuere, el video está ahí y llama la atención de los asiduos a las redes sociales. Seguro también en las corporaciones a cargo del procurador de justicia, Carlos Zamarripa y del secretario de Seguridad Pública del estado, Álvar Cabeza de Vaca.

Qué alcances tiene esta presencia, ya nos lo explicarán las autoridades, pero, por lo pronto, ya es un ruido más en la comunicación estado–municipio, cuando todavía no se atemperan los ánimos de la polémica por los índices delictivos en la ciudad, al alza, según la procuraduría de justicia de Guanajuato, y heredados, según el gobierno de León.

Como quiera que sea, bien harían las autoridades en aclarar pronto de qué se trata esto, o al menos, hacer un pronunciamiento formal al respecto: robos, homicidios en las colonias, ejecuciones y ahora grupos de autodefensa. ¿Qué sigue?

La Jaula

No estaba muerto, andaba en Rusia. Bueno, él dice que en la ciudad de México y que era su semana “institucional”.

El caso es que ya reapareció el alcalde de Irapuato, el panista Sixto Zetina, muy quitado de la pena y ahora sí, en un recorrido por el río Silao, para ver cómo les fue a los damnificados por las inundaciones, durante su ausencia.

Sixto no quiso hablar del crucero -y la grilla-, en los que se embarcó. “Es un tema personal, una semana institucional y me tomé unos días para temas personales”.

Listo. Vuelta a la página. Sixto prepara el siguiente capítulo de su revista personal.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios