Opinión •Tigres de papel • Francisco Javier Mares

"…el cambio de rojo a naranja […]  significa nada o muy poco…”

Tigres de Papel 220221
Tigres de Papel
Opinión •Tigres de papel • Francisco Javier Mares



En la lógica del discurso políticamente correcto, la pena de ser uno de los únicos dos estados del país que seguían en rojo, y el qué dirán en la liga de la decencia opositora, el gobierno del estado decidió mover a naranja la luz del semáforo epidemiológico —o de reactivación económica, si usted prefiere.

Así que otra vez el naranja de esa lucecilla errática que ha sido la constante en el semáforo de la entidad, ilumina esta semana a Guanajuato, al que encuentra con un acumulado de 9 mil 509 muertes por covid-19, y una suma que apunta hacia los 119 mil contagios confirmados.

León, Celaya, Salamanca e Irapuato, en ese orden, aparecen como los municipios con el mayor número de contagios; más del 60% de los casos se concentran en las ciudades de nuestro corredor industrial.

Nos vamos pues al Naranja, pero el estado no sale del Top 5 que agrupa a los que tienen más casos activos de covid-19 en la República, superado únicamente por la Ciudad de México y el Estado de México, ambas plazas con poblaciones muchísimo más números que Guanajuato. En el vecindario, León, por las mismas razones poblacionales y de movilidad, es la municipalidad más afectada. Detrás suyo forman Irapuato y Celaya y Acámbaro, allá al sur.

En el anuncio oficial de la Secretaría de Salud del estado, son la reducción de los casos de coronavirus y de ocupación hospitalaria los factores que permitieron decidir el cambio de color del semáforo a naranja, y así se mantendrá hasta el próximo domingo 28.

Desde esa dependencia lo dejaron muy en claro: con el naranja en el semáforo, “se dará la reapertura de todas las actividades económicas en la entidad...” Absténgase quien pueda.

Sí, claro: aforos del 30% en encuentros sociales y empresariales; evitar aglomeraciones; medidas y protocolos de seguridad sanitaria; en espacios abiertos, un máximo de 100 personas; centros comerciales, tianguis, mercados y tiendas departamentales, un cliente por familia; no son convenientes las peregrinaciones, ni la aglomeración en las áreas de culto... En gatopardismo llano: que todo cambie... para que todo siga como ya lo permitíamos.

Aun así, el programa de vacunación a cargo del gobierno federal arrancó bien en Guanajuato. Pronto se alcanzó un 90% de la aplicación, 38 mil 466 primeras dosis para adultos mayores de 60 años, de las 40 mil vacunas asignadas en la primera entrega. La tarea comenzó en la región de mayor marginación, el noreste del estado.

El secre de salud Daniel Díaz dijo que esta semana se aplicaron además las segundas dosis al personal de salud de 58 hospitales públicos en la entidad —IMSS, ISSSTE y Secretaría de Salud estatal.

Muy bien, pero la economía sigue atorada.

Incertidumbre

El turismo –hoteleros y restauranteros, de manera señalada-, la prestación de servicios profesionales y la construcción, alzan voces de aliento, pero también de alerta al cambio de la luz a naranja y al ocio de la Semana Santa.

Con la Semana Mayor a la vista, los restauranteros aguardan con buen ánimo el cambio en la señalética, pero también con incertidumbre y temor a que otra vez se relaje la contención de la movilidad y la vigilancia de las medidas sanitarias, que provoquen un repunte en los contagios, en las defunciones... —-y nos instalemos de nuevo en el rojo de un círculo vicioso imbatible.

En la industria de reservaciones y eventos opinan exactamente lo mismo. Si bien avanzar en el semáforo es bueno, el cambio traerá incertidumbre si la sociedad interpreta que se alcanza la libertad propia del semáforo en verde, y con ello el reencuentro con los picos de contagio, los decesos y el cierre de negocios.

Y está el caso de la industria de la construcción. La CMIC estima que los estragos de la pandemia en su rama dejan 7 mil empleos perdidos y un decremento del 4% en su actividad en Guanajuato. Les urge la demanda de obra de los sectores público y privado. Una dispersión de los recursos, de manera que “alcancen a las empresas pequeñas y no solo a los grandes constructores de la entidad”, un reclamo sostenido a lo largo de décadas.

La producción, distribución y aplicación de las vacunas ganan los encabezados, pero no es lo único que sucede. Un nuevo estudio —de la Universidad de Nueva York- descubre que las nuevas cepas del SARS-CoV-2 detectadas en Brasil, el Reino Unido y Sudáfrica, serían unas ocho veces más contagiosas que el virus original. Eso explicaría por qué el virus se propaga tan rápidamente en este 2021. Esta mutación sería ya la forma más dominante del covid-19 -para quienes sueñan con los seis millones de invitados en las tres semanas de feria de León.

Un 45% de las dosis de vacunas disponibles en el mundo fueron aplicadas en los países ricos del G7-Estados Unidos, Canadá, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Japón-, pese a que solo tienen el 10% de la población mundial. Superan los 201 millones de dosis administradas -aunque a Rusia y China, no se les da comunicar sus cifras oficiales con regularidad.

En el otro extremo del drama, Estados Unidos, Canadá y los países europeos representan más de 68 millones de los 110 millones de contagios en el mundo. EU alcanza los 500 mil decesos, muy por encima de Brasil que reporta alrededor de 245 mil muertos. México se inscribe en el registro mundial con un acumulado de más de 180 mil decesos y 2 millones 40 mil personas contagiadas.

En hablando de vacunas en México, mientras que la oposición al gobierno de AMLO no parece dar para otra cosa que memes y chistes malos en las redes, los países del G7 anunciaron el viernes su compromiso de una mejor distribución, vía el programa Covax, gestionado por la Organización Mundial de la Salud, OMS.

En Guanajuato, en la semana que inicia, además, la Secretaría de Salud aclararía el sub registro de más de 9 mil muertes en la entidad, que reportan el INEGI, las secretarías federales de Salud y Gobernación, la Organización Panamericana de la Salud y la OMS. O no.

Sin rodeos, el cambio de rojo a naranja en el semáforo de reactivación económica que se supone guía a Guanajuato en la pandemia de covid-19, significa nada o muy poco respecto a lo que vimos estas semanas en las calles, los mercados, las fábricas, los centros comerciales. Mismos procedimientos y personas... mismos resultados.


 

(A) La Jaula

La rabia contenida.

Los cuerpos de Guadalupe Piña Barajas, la maestra Lupita, y del joven Ulises Blanco, fueron encontrados en las fosas clandestinas de Salvatierra. A los dos los reportaron como desaparecidos un año atrás, en febrero de 2020. De los desaparecidos, quedan la exigencia de justicia y las fotografías vivas de sus sonrisas cotidianas en la memoria colectiva.

Ahora se descubren otras fosas en Celaya, y los buscadores enfrentan agresiones policiales, mientras el procurador panista de los Derechos Humanos en Guanajuato, Vicente Esqueda, ve pasar la vida desde su oficina.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

Twitter: TigresDePapel

 

Comentarios