Pesos y centavos • Los feminicidios y la intolerancia

Pesos y centavos • Los feminicidios y la intolerancia

 Pesos y centavos

Lo que no supo hacer su partido, lo está haciendo el gobierno panista del estado de Guanajuato: contrastar, en los términos que consideran necesarios, el primer Informe de Gobierno de la presidenta municipal de León, la priista María Bárbara Botello Santibáñez.

Bárbara, sabedora del mini informe de acciones e inversiones, con el que enviaban a la ceremonia al secretario de Desarrollo Social y Humano, Éctor Jaime Ramírez Barba, con la representación del gobernador Miguel Márquez, endureció su discurso.

Denunció que la administración estatal abandona a León: que en realidad, únicamente ha comprometido unos 21 millones de pesos para la urbe más grade del estado, porque los recursos para el resto de los programas, acciones y obras son del orden federal y ellos nada más los entregan.

Al gobernador Márquez no le gustaron en absoluto ni los argumentos ni el tono: sonrió para decir que tan sólo el terreno para la prepa del Instituto Politécnico Nacional en Las Joyas, costó más que eso, y denostó los abucheos a los que los asistentes al Informe de Bárbara sometieron a su enviado, el pre – pre candidato albiazul a la alcaldía, Éctor Jaime Ramírez.

Por la noche, pasadas las diez, el gobierno de León envió un comunicado con el desglose de los dineros comprometidos.

Se han firmado tres convenios de asignación de recursos, y están debidamente reconocidos por el pleno del Ayuntamiento.

Estos convenios se refieren exclusivamente a inversión concurrente entre el estado y el municipio –que es lo que alega la Administración de Bárbara. No están ahí, ni la inversión directa del estado -que no pasa por el Ayuntamiento-, ni los recursos que envía la Federación al municipio y que tan solo son canalizados a través del estado.

Los convenios que reconoce León, como apoyo del gobierno del estado a la Administración municipal, son:

1.- Convenio de Asignación de Recursos del programa de mejoramiento de la vivienda, cuyo monto fue 3 millones de pesos.

2.- Convenio de asignación de recursos del Programa de Desarrollo de Infraestructura Básica Comunitaria, por 14 millones de pesos, y

3.- Convenio de Asignación de Recursos del Fondo de Apoyo para la Infraestructura Municipal, con un monto de 4 millones y medio de pesos. El total: 21 millones 500 mil pesos. Por firmarse, restarían otros cuatro convenios.

Existen otros cuatro convenios por formalizarse ante el pleno del Cabildo: uno a través de la Comisión Municipal del Deporte (Comude) para instalaciones deportivas por 950 mil pesos, bordería e infraestructura rural por 948 mil 625 pesos, Medio Ambiente del Fondo Ambiental para oficinas gubernamentales por 102 mil 718 pesos y bandera ecológica por 124 mil 204.

La respuesta del estado ahora fue cualquier cosa, menos comedida y otra vez enviaron a ello al secretario de Desarrollo Social, Éctor Jaime Ramírez.

El médico aseguró que lo dicho por la alcaldesa de León, “es mentira”, al insistir en que el Gobierno del Estado ha entregado recursos que suman mil 364 millones de pesos.

Lo que siguió lo consignamos porque ilustra de maravilla el tono post Informe de la relación: gobierno municipal – gobierno del estado:

-“No sé cuánto sepa (Bárbara) de administración pública, pero lo que es muy claro es que de redistribución de los impuestos no lo conoce mucho, porque el recurso está bajando para León, puede ser que no pase por su mano pero tampoco tendría por qué bajar”, le espetó Éctor, en declaraciones a los medios.

Acusó además que Bárbara Botello tiene la intención de provocar una confrontación con el estado y advirtió que no lo va a lograr: “Para que haya un pleito se ocupan dos y si la Alcaldesa piensa que vamos a tener un pleito con ella está muy equivocada…”

Y bueno, caray, si eso es lo que sostiene Éctor Jaime, no tenía por qué esperar a encontrarse a kilómetros de distancia de Las Joyas, para decirlo. Qué pena.

Los feminicidios y la intolerencia

Ya le habíamos comentado aquí en un par de ocasiones, lo “curioso” que resulta que a los foros que organiza el gobierno para defender en el papel y en el discurso a las mujeres, únicamente asistan entes como la Procuraduría de Justicia, el Instituto de la Mujer Guanajuatense, los Magistrados o los diputados, pero nunca las Organizaciones de la Sociedad Civil, que precisamente abanderan sus derechos.

Bueno, pues ayer, el diputado local panista, Daniel Campos Lango y la directora del IMUG, la ex diputada federal panista, Adriana Rodríguez Vizcarra, perdieron una oportunidad extraordinaria de quedarse callados.

Asistían ambos a la enésima –e inútil, a juzgar por la estadística-, mesa de trabajo de los tres poderes del estado, sobre acciones a la violencia hacia las mujeres. Se encontraba ahí también Verónica Cruz Sánchez, directora de Las Libres.

El diputado panista Daniel Campos pidió que Verónica no estuviera presente. Que era una invitada, pero no una integrante. Cuando tenga esa condición, se podría sentar a la mesa.

La diputada priista Érika Arroyo Bello se inconformó con esa actitud. El diputado Lango, hizo berrinche. Que se vaya. Que, no. Verónica Cruz, se quedaría, pero entonces la reunión habría que realizarla a puerta cerrada. La directora del IMUG Adriana Rodríguez Vizcarra, pidió que los medios de comunicación no estuvieran presentes. “Argumentó” que se tratarían “asuntos confidenciales”.

Ni así. La reunión duró unos diez minutos. Al salir, la diputada Érika Arroyo, además presidenta de la Comisión de Igualdad y Género, daría a conocer que el panista Daniel Campos no cedió. Seguía “montado en su macho”, literal…

Ayer le dimos a conocer aquí la muerte de otra mujer, a manos de su pareja. Una tragedia que además la instancia a cargo del procurador de justicia, Carlos Zamarripa, tuvo la desfachatez de ocultar durante nueve días.

Por la tarde, en León resonaron de nuevo los testimonios y las estadísticas: la violencia contra las mujeres, los feminicidios incluidos, siguen en ascenso en Guanajuato, imparables.

…Y Lango y Vizcarra, con ese tipo de niñerías.

La Jaula

El fiscal Navigio Agustín Gallardo Romero, saltó del comal a las brasas. Después de toda una carrera en la subprocuraduría en León, se concentró en las oficinas centrales y ahora aparece a cargo de una instancia a la que auguramos una sobrecarga de trabajo, inmensa: la Fiscalía Especializada en la Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos.

Ahí, el gobernador del Estado Miguel Márquez, dijo que los ciudadanos pueden tener la tranquilidad y la confianza de que quien malverse recursos o haga mal uso del cargo público para obtener beneficios personales, será castigado por la ley.

Que además de las políticas públicas y del buen ejercicio de los recursos, trabajan con el Congreso del Estado en las iniciativas y leyes como las de Transparencia y Acceso a la Información Pública; la de Responsabilidades Administrativas de los servidores públicos al servicio del Estado y de los Municipios; y la de Anticorrupción. No, si por instancias y leyes, no paramos…

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios