El puente de Ibarrilla • El regaño de Uribe a Fox • La exhibición de los presuntos

El puente de Ibarrilla • El regaño de Uribe a Fox • La exhibición de los presuntos

El puente de Ibarrilla

La inauguración del puente de Ibarrilla, uno de los siete que considera la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como parte del circuito vial para León, sirvió además de su objetivo obvio de fortalecer la infraestructura de la ciudad, para exponer el clima político en el que llegan a su primer Informe de Gobierno la alcaldesa, Bárbara Botello Santibáñez y el gobernador, Miguel Márquez Márquez.

En la construcción del puente en Ibarrilla y Morelos, se invirtieron unos trescientos millones de pesos, la obra se inició en junio del año pasado y forma parte de la Vía Rápida Bicentenario: beneficia a 60 mil conductores que a diario circulan por la zona.

A la apertura de la vialidad, asistieron el gobernador del estado, Miguel Márquez; el coordinador general de Centros de la SCT, José Antonio Rodarte; el delegado de esa instancia, Leoncio Pineda; el secretario del Ayuntamiento, Martín Ortiz; el director de Desarrollo Social del municipio, Felipe González, y por supuesto la alcaldesa, Bárbara Botello.

Hasta ahí, nada iría más allá del protocolo y los reflectores de toda gira de los gobernantes, de cualquier nivel y latitud. Pero, no, este plato llevó aderezo.

Además de los consabidos asistentes vecinos del rumbo a los que se convida cada vez para ilustrar los beneficios de la obra que se trate, a la inauguración del puente de Ibarrilla, llegaron dos contingentes de seguidores -porras, para ser más claros-, uno de Bárbara Botello y el otro, para Miguel Márquez. El ambiente se tornó incómodo, tenso, visible en el gesto del gobernador Márquez, al menos.

Bárbara, picante, se refirió al jefe del Ejecutivo estatal como “testigo de honor”, al hacer alusión a la inversión federal y municipal con la que se construyó el puente #)Textual: “Esta obra es valiosa porque resulta de la suma de ánimos y voluntades, ya que ( . . . ) corrió a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal”- Márquez, declinó con gesto adusto cuando una de las asistentes, intentó cubrirle del sol . . . , con una sombrilla de tonos priistas. No iba a conceder esa fotografía el Gobernador.

Con el ánimo evidente de enrarecer aún más el ambiente político, se apersonó ahí el dirigente municipal del PAN, Alfredo Ling Altamirano -ese personaje obscuro que hace treinta años llegó a Guanajuato a vivir del erario público, a tandas en su partido, en las legislaturas  o en los gobiernos municipal y estatal-.

Alfredo, simplemente, se paró por ahí. A la distancia lo saludó la alcaldesa Bárbara Botello: “Qué tal, don Alfredo . . . “, dijo. Éste respondió con un gesto socarrón, de inclinación de la cabeza.

Mañana lunes, la alcaldesa Bárbara Botello rinde su Primer Informe de Gobierno. Eligió como sede Las Joyas, zona poblacional cuyos votos se disputan, con ofertas de obras y acciones, blanquiazules y priistas.

Al dirigente local del PAN, le disgustó la elección del foro. Así lo expresó. Tachó de populista, la alternativa. Sin embargo, sus regidores en el Ayuntamiento, aprobaron la opción. Ni pío, dijeron.

En la Presidencia Municipal, afirman conocer de un movimiento de panistas, que llegarían al Informe a boicotear la ceremonia. En las redes sociales, en twitter, concretamente, se advierte del arribo de panistas traídos de Irapuato y comandados por Javier Rodríguez.

Como quiera que sea, ahí se programó el informe y serán de escuchar los discursos de la presidenta municipal y del gobernador del estado.

La primera, la alcaldesa Bárbara Botello, no ha quitado el dedo del renglón para señalar los excesos que los panistas cometieron en sus veinticinco años de gobierno, ininterrumpidos en León. La verdad, ni se inmuta con la estridencia semanal de Alfredo Ling Altamirano -que es para lo que Mayra Enríquez y Miguel Salim, lo designaron jefe municipal de los panistas-.

Al segundo, al gobernador Miguel Márquez, le ha dado por ensayar una serie interminable de informes, personales o en voz de sus funcionarios en sus visitas a León. En la propia inauguración del puente Ibarrilla, apostó a “matar” la nota, con los anuncios de la confirmación del Rally Guanajuato – México, para los siguientes tres años, y el proyecto de convertir en autopista la carretera León – San Francisco del Rincón.

Así llegan a la fecha del informe de Bárbara Botello, en el que más de alguno, ni modo, tendrá que ensuciarse los zapatos: Bárbara, con una crítica dura y proyectos sustentados por el gobierno federal; Márquez, lista en mano de los programas y proyectos de inversión directa del gobierno del estado, en León. Señores, hagan sus apuestas.

El regaño de Uribe a Fox

Vaya que llamó la atención el regaño que el expresidente de Colombia Álvaro Uribe, le propinó al expresidente de México, Vicente Fox, en su propio patio San Cristóbal, a propósito de las ansias del primero, de legalizar la mariguana en el país.

A Uribe se le reconoce mundialmente por su ataque frontal a los cárteles de la droga y por abatir los índices de criminalidad en su nación.

A Fox, sólo hasta después de concluir su mandato, se le ocurrió que legalizar la siembra, venta y consumo de mariguana sería bueno para México.

Ambos se encontraron ayer en el foro de negocios que organizaron la Asociación de Industriales Latinoamericanos y el propio Centro Fox.

Fuera de programa, a petición de los periodistas, Álvaro Uribe habló -como acostumbra, respetuoso, de manera general-, de las acciones criminales y del fenómeno de la droga.

-El exmandatario colombiano, dijo a Vicente Fox, en su propio foro, que no está de acuerdo con la legalización de drogas porque esclavizan, que es falsa la apología de la libertad que hacen los promotores de quitar la prohibición -las drogas alienan y quitan la voluntad- y porque en Colombia, un estudio reciente muestra que los universitarios son los mayores consumidores de cocaína en el mundo -publicamos ayer en estas páginas, en la reseña del encuentro que hizo el reportero, Martín Guardián-.

Álvaro Uribe, insistiría en que las drogas suaves, como la mariguana, no son inocuas y sí, caminos muy eficaces a la adicción a las drogas fuertes: “Cuando el ser humano consume drogas pierde su voluntad y se esclaviza . . . “, así de claro fue.

En su respuesta, obligada también por los periodistas, en el tono que suele utilizar, Vicente Fox negó que la droga “vuelva loca” a la gente, ni que lleve al crimen “automáticamente”.

Vicente, claro, se acredita la apertura del debate sobre la legalización de las drogas en México -aun cuando le preceden Iniciativas del Partido de la Revolución Democrática, en la Ciudad de México-. En el Distrito Federal, por cierto, en la semana se realizó un foro tricameral con ese tema, en el que participaron la Asamblea Legislativa de la capital del país y las cámaras de Diputados y Senadores.

Fox advierte que seguirá con su activismo en esa línea, porque el “prohibicionismo” no detiene el consumo. Así como de pasadita, tachó de “fracaso total” la guerra contra el narco que emprendió su sucesor y entonces compañero de partido -Fox, ya se fue del PAN-, Felipe Calderón Hinojosa.

Esa decisión, en la lectura de Vicente, sólo habría logrado para México “más muertos, más sangre y más violencia”.

Más allá de los contenidos concretos de que fue un foro de negocios, Vicente confirmó una vez más que es un auténtico “animal mediático”: su convocatoria reunió a empresarios, políticos y académicos y su encontronazo declarativo con el expresidente colombiano, Álvaro Uribe, lo coloca de nuevo en el debate al máximo nivel.

Primero fueron los chinos, luego las drogas y ahora los negocios con la presencia de ocho expresidentes latinoamericanos. Fox no para y, por lo actuado, siempre acierta. Ya esperamos el siguiente episodio de esta saga.

La exhibición de los presuntos

Me cuenta un compañero reportero de nota roja, que cada vez se complica más obtener información de las actuaciones de la procuraduría de justicia del estado, en su nivel de agentes del Ministerio Público.

Ponga por caso la muerte reciente de un agente ministerial. Cero información. El argumento es la secrecía de las investigaciones y de la integración de las averiguaciones previas de las que se trate.

Conforme a derecho, en sentido estricto tienen razón: la integración de la averiguación previa, es secreta. Eso ordena el código de procedimientos penales.

Lo raro del asunto es que quienes de manera cotidiana violan esa norma, son precisamente, el procurador de Justicia del estado, Carlos Zamarripa y el secretario de Seguridad estatal, Álvar Cabeza de Vaca. Y en su “estrategia” de comunicación, lo hacen por partida doble: primero en Twitter y luego en presentaciones a la prensa.

El asunto es sencillo, estos funcionarios no pueden referirse en las redes sociales ni presentar como criminales, ante la prensa, a persona alguna, así haya sido detenida en flagrancia: su responsabilidad o inocencia, la determina un juez penal -que podría ser, incluso, en tercera instancia-, no ellos.

El caso es que este fin de semana, Álvar y Zamarripa presentaron a un grupo de detenidos a los que señalan como secuestradores e integrantes de dos bandas delictivas.

Las acusaciones son gravísimas: “ . . . siendo principalmente sus víctimas parejas de novios adolescentes, estudiantes, que oscilaban entre los 15 a 17 años de edad, a quienes privaban de su libertad y a las menores las violentaban sexualmente, para después exigir a los familiares dinero a cambio de su libertad”, reza textualmente el comunicado -de una prosa casi gótica-, generado por las autoridades.

Si las acusaciones se comprueban habrá que reconocerlo, si no, será un mero ejemplo más de la justicia a la mexicana.

La Jaula

Las autoridades estatales confirmaron la realización del Rally Guanajuato–México en sus próximas tres ediciones 2014, 2015 y 2016. Es una noticia extraordinaria para León y en general para el estado de Guanajuato, que ratifican su imagen de anfitriones excelentes. Esta es la primera ocasión que se aprueban 3 ediciones consecutivas de la World Rally Championship. Vaya punto para el gobernador Márquez.

Son diez años consecutivos los que tiene la historia del Rally en León. El primero se realizó en la gestión municipal del entonces alcalde, Luis Ernesto Ayala, promotor activísimo para traer la competencia a la ciudad.

Hoy, el gobernador Miguel Márquez destaca la modalidad de arranque en una ciudad histórica como Guanajuato, que ya replican otras capitales del mundo. Sean las terracerías de León o la subterránea de Guanajuato, pero qué bueno que el Rally se queda. Una buena, para cerrar la semana.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios