sábado. 13.08.2022
El Tiempo

La SEG se hace bolas • Ahora lo entiendo • Miscelánea roja • Pal’ Norte • Discriminación de altos vuelos

La SEG se hace bolas • Ahora lo entiendo • Miscelánea roja • Pal’ Norte • Discriminación de altos vuelos

La SEG se hace bolas

Para variar, las autoridades estatales, esta vez la Secretaría de Educación de Guanajuato, no dan pie con bola en los asuntos que les saltan a los medios de comunicación: la golpiza a un muchachito de la secundaria federal uno, del Coecillo, otra vez, los pone en evidencia.

Para comenzar, el director del plantel, de nombre Abel, emprendió una campaña de negación de los hechos, defensa de los agresores y obstaculización de la información.

Todo ello a pesar de que su jefe secretario de Educación de Guanajuato (…) le pidió públicamente que dejara de hacerse pato al negar cualquier responsabilidad de la estructura educativa, con el argumento vulgar de que los hechos ocurrieron en la banqueta.

En ese punto, siendo la voz del secretario la que se escuchaba, supusimos que habría un golpe de timón en el manejo del caso desde esa responsabilidad, pero no.

El director Abel reunió en tandas al alumnado, según él explicó que no había prueba alguna contra los señalados, minimizó los hechos, reconoció que sabía del hostigamiento al chico desde un mes atrás y tildó de “mentirosos” a los medios de comunicación. En torno a esa insistencia, ninguno de sus superiores se ha pronunciado; evidentemente, no les preocupa.

Peor aún, al delegado Francisco Javier Zavala lo engatusaron y lo convencieron de que a él le convenía salir en las fotos: y allá va el hombre a hacerse acompañar de reporteros y fotógrafos que dieran fe de su interés genuino de encontrarse con la familia del escolar, para ofrecer cualquier apoyo que pudieran necesitar. Ajá.

Por supuesto, era pose. En sus declaraciones más recientes, el mismo delegado Zavala nos sale con el argumento peregrino de que “la violencia no es un fenómeno escolar”. Que le parecería lamentable no reconocer que la violencia no es un fenómeno que se genere en la escuela, sino un fenómeno que está asentado en nuestra estructura social. Bueno, incluso que la violencia no es exclusiva de la ciudad de León, que es un problema que escala hasta niveles internacionales y que “está alterando nuestra convivencia como seres humanos”.

Órale, todo eso pudiera sonar hasta inteligente, nada más que en la SEG no dan respuesta –y menos emprenden acciones- en relación a la agresión brutal que se cometió en contra de Roberto.

Para quedar bien con el gobernador, el delegado Zavala le plagia el discurso a Miguel Márquez y dice que los padres de familia son los primeros responsables del comportamiento de sus hijos en las escuelas. Sí, pues, hasta podrían tener razón, pero siguen sin hacer algo en el caso de Roberto.

Lea textual lo que dijo el delegado Zavala, porque la expresión es realmente de campeonato: “Las conductas que se manifiestan en la escuela son rasgos de conducta cuya génesis tuvo como origen la dinámica familiar”. Sí, le pagamos entre todos.

De parte de la SEG, entonces todo hace parecer que los criterios se radicalizan para desconocer la gravedad de los hechos y, mejor para ellos, canjearlos por rollos. A ver quién les cree.

Por lo que respecta al ámbito ministerial, la procu de justicia, que tiene perfectamente ensayado el numerito, se refugia en la tan manoseada secrecía de la integración de la averiguación previa para alargar el caso con el pretexto de que “estamos investigando”.

Y en verdad no hay manera de calcular cuánto tiempo llevará a investigadores tan profesionales resolver el caso de una golpiza entre estudiantes identificados, en una escuela que todo mundo conoce…

Del lado de IMSS, institución que se ocupa de la atención médica al menor, francamente la agresión de empleados de quinta a una reportera es repugnante –y es un delito también. Vergüenza debería de darles, pero, no, no tienen.

Ahora lo entiendo

Ah, bueno, la agresión cobarde que cometieron en el IMSS en agravio de una periodista se explica por sí sola. Mire usted:

Un informe de actividades de la Cecamed, que es la Comisión Estatal de Conciliación y Arbitraje Médico, da a conocer que en el estado de Guanajuato, el Instituto Mexicano del Seguro Social, el IMSS, es el prestador de servicios de salud pública del que más se quejan los usuarios. ¿En serio?

Ahí le van los números: tan sólo en 2012, la Comisión atendió más de mil 366 asuntos, de los cuales 104 fueron quejas de los usuarios de los servicios médicos en los municipios de Irapuato, León, Celaya y Salamanca.

De esas 104 quejas, el IMSS se encuentra a la cabeza con 34, seguido del ISSTE con 13 y la Secretaría de Salud de Guanajuato únicamente 12. Todos los meses del año hay quejas contra el servicio del IMSS.

Pero esas son nada más las que llegan a la Cecamed, donde reconocen que no se enteran de todas, primero, porque muchísimas se quedan en casita, es decir, no trascienden más allá de los pasillos del hospital involucrado, y otras porque la inconformidad no está relacionada con las facultades de la Comisión.

Las principales causas de queja contra los servicios médicos son el tratamiento quirúrgico, diagnóstico erróneo, tratamiento médico inadecuado, atención de parto, tratamiento odontológico, la relación médico-paciente y problemas administrativos.

Acostumbrados entonces a tratar con la punta del pie a pacientes y usuarios, en la T-48 del IMSS León se les hizo fácil agredir a una reportera, envalentonados en que poco podría hacer una joven contra tres varones adultos. En serio, qué pena.

Miscelánea roja

El viernes llamó la atención la serie de actuaciones de las distintas corporaciones de seguridad, que se tradujeron en resultados concretos.

Para comenzar, la PGR y la procu estatal desmantelaron –esa es la jerga- un laboratorio clandestino en el que, según la información oficial, se procesaban drogas sintéticas.

Ahí se detuvo a más de una decena de personas, se decomisaron vehículos, contenedores y algunos gramos de “crystal”. Esto ocurrió en una comunidad dentro del municipio de San Francisco del Rincón. El asunto quedó en manos de la fiscalía federal.

En la misma jornada se conoció el desenlace de un caso del que se hablaba por lo bajo, evidentemente por la gravedad de su naturaleza: hacía meses que dos menores habían sido secuestrados en Dolores Hidalgo, según algunas versiones, en el trayecto Villagrán–Sarabia, según la oficial.

La procuraduría de justicia resolvió el caso con la detención de cinco secuestradores y la liberación de las dos víctimas, ilesas, esto sí, en el municipio de Villagrán. También hubo detenciones de bandas en Romita y en San Francisco del Rincón.

Todo en la misma semana en la que la muerte de un alcalde michoacano pasó de accidente automovilístico a homicidio en los caminos de Guanajuato.

Pal’ Norte

Mañana sale la comitiva que acompaña al gobernador Miguel Márquez a la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos de Norteamérica, a donde acuden a recibir el premio que otorga la revista especializada Condé Nast Traveler a la ciudad de San Miguel de Allende, como la mejor ciudad a visitar a nivel mundial. Por supuesto viajan autoridades de Turismo, de la ciudad galardonada y hasta reporteros.

San Miguel de Allende, usted lo sabe, fue catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco la década anterior.

El turismo es ya la segunda fuerza económica del estado de Guanajuato, con un crecimiento del 12 por ciento en pocos años; Guanajuato se coloca como el octavo destino más importante del país. La ceremonia de Premiación de Condé Nast Traveler Reader’s Choice Awards se realizará en la ciudad de Nueva York.

Durante una semana se hará una campaña publicitaria en Nueva York para promocionar a San Miguel de Allende como un atractivo para el turismo americano.

Discriminación de altos vuelos

Aeroméxico impidió volar a siete indígenas de Oaxaca, al impedirles abordar un avión con destino a Hermosillo. Les dijeron que no, debido a su origen indígena y sus vestidos. La empleada del mostrador, que ha de ser sueca, les negó el abordaje.

Les cancelaron su vuelo y se negaron a reasignarles otro debido a su origen y forma de vestir, mientras que a otro grupo de pasajeros sí los atendieron adecuadamente.

Cuando los pasajeros preguntaron por qué no podían abordar el avión, les dijeron: “Háganle como quieran”.

Los siete indígenas anunciaron que acudirán a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), para interponer una queja en contra de dicha aerolínea.

En tanto, en las Redes Sociales, implacables, calificaron de “denigrante” y “grosera” a la aerolínea, y en Facebook se llamó a “promover un boicot hasta que ofrezcan una disculpa y modifiquen sus políticas. Si de volar se trata, está claro que Aeroméxico no voltea pa’bajo.

Comentarios y quejas: tigresdepapel1@gmail.com y @FPacomares

Comentarios