Tigres de Papel • Arcoris band • Francisco Javier Mares

“En la meca del conservadurismo político nacional, la ciudad de León…”

Tigres de Papel 280621
Tigres de Papel
Tigres de Papel • Arcoris band • Francisco Javier Mares

En la meca del conservadurismo político nacional, la ciudad de León, se abre paso la comunidad de personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, travesti, transexuales, intersexuales, queer y más —LGBTTTI+.

Si el objetivo primero fue visibilizar el movimiento, se alcanzó hace un buen rato.

Esta vez un extremo del arcoíris se plantó al pie del Arco de la Calzada de los Héroes, a manera de estandarte, cubrebocas, pareos, banderas, playeras, tops, sombrillas, diademas, guirnaldas.

Más propositivo, menos contestatario. Festivo sin cura, nada a contracorriente.

Al frente de Guanajuato han permanecido sin interrupción, desde 1991, ocho gobernadores panistas —cinco electos, un interino y dos sustitutos, en orden de aparición: Carlos Medina, Vicente Fox, Juan Carlos Romero, Juan Manuel Oliva, Héctor Germán René Lopez Santillana, Miguel Márquez y Diego Rodríguez —en funciones.

A León lo domina el panismo desde el 1º de enero de 1989, sucesivamente: Carlos Medina, Facundo Castro —interino-, Eliseo Martínez, Luis Quirós, Jorge Carlos Obregón, Luis Ernesto Ayala, Ricardo Alaniz, Vicente Guerrero, Ricardo Sheffield, Héctor Germán René López Santillana, Luis Ernesto Ayala —sustituto- y Héctor Germán René López Santillana, reelecto y en funciones —en 2012, la priista Bárbara Botello les clavó un aguijonazo electoral del que los azules no se recuperan emocionalmente aún —a juzgar por su discurso y por la persecución policial que en su contra lidera el fiscal Carlos Zamarripa.

En Guanajuato, el Congreso del Estado se niega sistemáticamente a reconocer el matrimonio igualitario, y quienes lo consiguen han de obtener primero el amparo de la justicia federal.

Guanajuato niega también a sus ciudadanos el derecho a la identidad cuando la persona demanda empatar su nombre al género con el que se identifica.

Guanajuato se resiste a imponer sanciones penales a las truculentas 'terapias de conversión' que prometen 'rectificar' la orientación sexual de la persona sometida a ellas.

En Guanajuato, un director del Registro Civil, Rito Padilla, 'advirtió' públicamente que renunciaría a su cargo el día que la Ley le obligara a legalizar una adopción a una pareja homosexual.

En León, el trienio 1994-97 fue particularmente hostil a la comunidad LGBTTTIQ+ en arrestos y clausuras de sus clubes. En agosto de 1995, el alcalde Luis Quirós se permitió cubrir con pintura —azul, 'of course'- la obra que el muralista Ehrenzweig pintó bajo el puente de Insurgentes —el artista había trazado ahí unos espermatozoides. ¿Así cómo?

Todavía en 2009, la regidora panista Hortensia Orozco encabezó en la plaza principal una quema de libros de biología de primero de secundaria, editados por la SEP, por presentar esquemas de los órganos reproductores humanos e información sobre la equidad de género y el uso del condón —y en exigencia de imponer los libros producidos por la SEG, que sustentarían la educación sexual en el matrimonio, la virginidad y la abstinencia.

En 2014, en la gestión de la priista Bárbara Botello, cerraron el 'G-Bar', antro gay, en el Centro Histórico —por no ser acorde con 'los planes a futuro' de la avenida Madero —simplemente les negaron 'la renovación' del permiso de uso del suelo.

Pero esto es 2021. La comunidad partió, el Arco a la espalda, a la conquista de la plaza, según dijeron ellas, ellos y elles, apenas unas tres centenas a las que unos pasos adelante, en la Plaza Expiatorio, les ganó la escena y por un momento —anticlimático, ni modo, y más de una hora en realidad-, fueron 'Glee': bailarines, cantantes, poetas. Tedio.

En el retorno a la ruta por Madero, ahora sí, una marcha vigorosa. De la censura a un mural, a la pinta de los cruces viales con los colores de la causa; de las sombras de los clósets a la representación oficial en la descubierta: Lucía Verdín, quien será la primera regidora que se asume lesbiana, y Rubí Araujo, transexual que ya lo fue en la ciudad de Guanajuato.

La marcha es una selfie para compartir. Todo 'El Orgullo' —del 28 de junio de 1970 en Nueva York a la fecha- cabe en la toma, sabiéndolo acomodar. 'El amor es amor', corearon. Serán al menos mil quienes cantan y gritan y retan: 'Mis papás ya saben, ¿y los tuyos?' Si antes les insultaron, ahora les corean desde el auto que circula con el arcoiris sobre el cofre. El sol se bate en retirada.

Entonces el '¡Sí se pudo!' gana la puerta de la presidencia municipal —así sea a costa de la ausencia de los cubrebocas y la sana distancia, que harían imposible el apapacho provocador- cerrada, sí, pero huérfana de policías —porque 'el que con leche se quema hasta al jocoque le sopla', dicen-, y encara el tiro de la cámara de video voyeurista empotrada en la madera, que casi babea.

Hay un minuto de silencio un tanto desconcertante que se acompaña con los puños de la diestra —cosa de corregir pronto- en alto. La marcha se dispersa en la consigna de encontrar, al otro extremo del arcoiris, la olla de sus derechos.

La primera vez

Aquel martes 27 de noviembre de 2007...

La leyenda pergeñada en negro sobre la cartulina verde fluorescente escuece: “¡Mi tía es transgénero; la respeto y la amo..!”

Acaso el escozor sea más incómodo porque la sostiene en alto, lo mismo a la puerta del Templo Expiatorio que frente a la Presidencia Municipal, una escolar de 10, 12 años de edad, que acompaña toda la ruta a la 'Marcha por la Diversidad', la Primera Marcha Gay en León.

A propósito —so pretexto– del X Congreso Nacional contra el SIDA, homosexuales, bisexuales, transexuales, lesbianas y agregados se apropian la Prolongación Calzada, la Avenida Madero y la plazoleta del Asta Bandera frente a la alcaldía.

Suyos la noche y el asombro público, cantaron, bailaron, exigieron… se burlaron.

En la descubierta ella/él viste de azul sinuoso, al viento las piernas y el alto de los pechos cincelados; o envuelve en velos la humanidad regordeta; o va sin más, con el rostro en alto, untada en negro y el desdén como escudo.

A su espalda, los más: mezclilla, maquillaje, plumas, peinado, lentejuelas, gestos, caderas, brincos y besos al aire porque sí, nomás porque sí.

Son menos de 300 cuando salen y más de 500 cuando llegan. Nada mal para un debut al que se adivina retorno. De punta a punta los cuida y los aconseja la voz de la Trevi que bien sabe que todos los miran.

Y sí. El Rincón Gaucho levanta las cortinas como alzar las cejas, para que sus ojos/clientes aprecien el paso de 'El Circo'; tras un portón un viejo receloso, embozado con la bufanda afila los ojillos, que no el comentario; una adolescente acorazada entres sus amigas suelta, entre risueña y cohibida, un “¡no mames…, güey!”, loca de celos al paso de curvas tan ajenas.

…Pero son los menos. Contra su fama, León respira, sonríe y toma fotos sin agresión que valga la pena consignar: al agravio relajiento desde un carro, se opone el claxonazo apoyador desde otro. Casi de diez en la inauguración de la que algún día será ¿tradición?

Ya en Madero, el “G Bar” es el balcón oficial desde el que se preside 'El Desfile Que Conmemora La Presentación En Sociedad De Los Otros Modos', es decir: la vía pública como espacio amable, y no el bodegón como refugio; las miradas curiosas, no acosadoras; los policías como escolta, no como padrotes madreadores. Allá en lo alto tres anónimos ondean la bandera del arcoiris.

La Plaza es tierra prometida que no obligó al desierto; a la obediencia al Moisés que hacía de las aguas; ni a la maldición de las tablas de la Ley “¡Vicente, súmate a la lucha!”, corea la turba en rosa ¿Fox?; ¿Guerrero?; ¿Fernández?, duda el colectivo.

Ninguno de los tres sale de Palacio a pesar de la andanada que todavía dura unos minutos, antes de ir con su consigna a otra parte; cartulina en mano, una escolapia busca a su tía…, casi sombras, los marchantes se disgregan silueteados por un arcoiris de neón.

(Bajo el título Ya marcharon, aparece en el libro Aquí nadie es inocente de este columnista, en Tlacuilo Ediciones).


(A) La Jaula

El Gobierno del Estado de Guanajuato y el municipal de León: del 'Quédate en Casa' al 'Vente a la Feria'. Al viento los responsos...

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios