Tigres de Papel • Caras y gestos • Francisco Javier Mares

“León dio un portazo a Morena y a su candidato ex panista…”

72124BB1-3255-4875-82A9-F3BB9C9EF251
Tigres de Papel • Caras y gestos • Francisco Javier Mares

Guanajuato vive bajo el signo político del PAN. De aquí al 24, en una ruta que se antoja sinuosa, desahogará el segundo tramo del sexenio del gobernador Diego Rodríguez, obstinado en sus objetivos y en sus modos; despachará en 22 de los 46 municipios de la entidad, casi la mitad, pero tres menos de los 25 que tiene ahora; y en el Congreso del Estado dispondrá ya no de 19 diputados, sino de veintiuno.

El PAN se queda, pues, con 22 de las alcaldías de los municipios del estado, a saber: Acámbaro, Atarjea, Apaseo El Alto, Apaseo El Grande, Celaya, Comonfort, Coroneo, Cortazar, Dolores Hidalgo, Guanajuato, Irapuato, Juventino Rosas, León, Manuel Doblado, Pénjamo, Purísima del Rincón, Salvatierra, San Francisco del Rincón, San José Iturbide, Santa Catarina, Valle de Santiago y Victoria. Salpicados todos los rincones del territorio.

El PRI, solito, obtuvo tres municipios: Romita, Abasolo y San Miguel de Allende. En su coalición con el PRD sumaron otros siete: Jerécuaro, Tarimoro, Uriangato, Cuerámaro, San Luis de la Paz, Tarandacuao y Ocampo —el PRD ganó dos municipios del noreste: Tierra Blanca y Xichú. Tres para los verdes: Huanímaro, San Felipe —en el que repite-, y Yuriria -que le arrebató al PAN-; y tres más, Morena: Salamanca —su carrito completo-, Silao —todo un caso-, y Doctor Mora —una cosecha pobre del partido que gobierna México..

Con dos, Movimiento Ciudadano: Pueblo Nuevo y Moroleón; Redes Sociales Progresistas —que perderá su registro nacional- sorprendió en San Diego de la Unión y en Jaral del Progreso; Nueva Alianza, obtuvo Villagrán; y Santiago Maravatío lo ganó el candidato independiente José Guadalupe Paniagua.

Hubo de todo.

León dio un portazo a Morena y a su candidato ex panista, Ricardo Sheffield. La blanquiazul Alejandra Gutiérrez les pasó por encima. Entonces, Sheffield desapareció. Nadie supo más de él, hasta que twitter lo encontró. “Felicito a Alejandra Gutiérrez por el resultado. En mi persona tienes un aliado para sacar adelante a nuestro bonito León, Guanajuato. Superamos el resultado del 2018, y nos consolidamos como la segunda fuerza”. Listo.

La gran sorpresa de la jornada, sin duda, fue la derrota de Acción Nacional en San Miguel de Allende, donde su alcalde Luis Alberto Villareal se quedó con las ganas de repetir. El ganador es el priista —y exalcalde también- Mauricio Trejo Pureco —con todo y el proceso penal que carga, acusado de un peculado tras su periodo 2012-2015.

El PAN perdió el corazón del corredor industrial, el municipio de Silao —que hospeda al Puerto Interior y en él, al gobernador Rodríguez en su agenda diaria-, frente a Morena. El candidato guinda, Carlos García Villaseñor —para variar, ex alcalde- venció al panista Alejandro Peña Gallo. Los azules perdieron además, Yuriria.

A la elección de Moroleón la marcó la tragedia. El 25 de mayo, la candidata de Movimiento Ciudadano, Alma Barragán, fue asesinada a tiros justo cuando se disponía a encabezar un mitin. Alma Sánchez Barragán, su hija, la relevó en la candidatura y ganó la elección, aunque con el nombre de su madre en las boletas. Del asesinato, la fiscalía estatal logró la vinculación a proceso del presunto responsable, aunque la familia de éste lucha por probar, con evidencias en vídeo —que ya fueron entregadas a la mismísima presidencia de la República-, que el hombre se encontraba en otro lugar.

Salamanca, con una ubicación estratégica inmejorable, es el faro de Morena en Guanajuato, con Julio César Prieto Gallardo. Ahí esos colores ganaron la alcaldía y las diputaciones local y federal.

Con el triunfo del PAN en 21 de los 22 distritos locales, el Congreso de Guanajuato seguirá vestido de azul oscuro. Salvo su derrota distrital en Salamanca, el resto que acompañará al PAN hasta cumplir el pleno de 36 legisladores llegará gracias a la fórmula lopezportillista de la vía plurinominal: ocho de morena; 4 de PRI; 2 de los verdes y uno de Movimiento Ciudadano —en números de salida al comenzar la subasta-, en un espacio renunciante, hasta ahora, a su independencia constitucional respecto al Ejecutivo.  A la cabeza de la legislatura, el panista leonés Luis Ernesto Ayala relevará a su correligionario Jesús Oviedo, quien aceptará gustoso en la burocracia estatal cualquier cargo que le ofrezcan, por menor que sea.

Lo mismo ocurrió con la elección de las diputaciones federales. El panismo aporta su triunfo en 13 de los 15 distritos en Guanajuato, a la batalla de 'Va por México' contra AMLO en la Cámara baja del Congreso de la Unión. Los otros dos se los quedó Morena. Allá los azules son menos funcionales que acá, pero hacen bola.

Del proceso electoral, Mauricio Guzmán Yáñez, presidente del IEEG, da la vuelta al hecho, lamentable por donde se le vea, de que sólo haya votado 43.8% del padrón electoral. Dice el buen Mauricio que 'a pesar de las condiciones de pandemia y el clima de inseguridad', la participación ciudadana no disminuyó y 'estará más o menos en el porcentaje de la elección intermedia anterior'. Hombre, qué felicidad.

Le fallamos patrón

Y no. Afanes de retórica aparte, Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano, sedicentes jefes nacionales del PRI, el PAN y el PRD, no tienen buenas cuentas que entregar a Claudio X. González, su mecenas y orquestador de la coalición 'Va por México'.

Fracasaron olímpicamente en la razón de ser de esa junta de antinatura política: descarrilar a la mayoría de Morena y allegados en la Cámara de diputados, en su atribución de aprobar el presupuesto federal.

Sumas y restas por revisar en el INE —y en los tribunales electorales si es el caso- para la asignación definitiva de las curules, Morena y socios mantienen la mayoría suficiente para la aprobación de leyes y reformas, que es de 50 más 1 —no la 'mayoría calificada' tan socorrida en el discurso opositor, que ni tenían ni bastaría, dado que las modificaciones constitucionales requieren de la intervención del Senado de la República, amén de los Congresos de las entidades.

La Morena de AMLO ganó ¡once! de las 15 gubernaturas en disputa —Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Zacatecas y Michoacán-. Le ganó al tricolor en siete estados; al PAN le quitó Baja California Sur y Nayarit; al PRD lo dejó sin Michoacán, y refrendó en Baja California.

En esta aventura aliancista, el Partido Revolucionario Institucional, el PRI, es el gran perdedor. Dijo adiós a ocho gubernaturas en juego —Sinaloa, Tlaxcala, San Luis Potosí, Sonora, Colima, Zacatecas, Guerrero y Campeche- de las 12 que tenía. Las cuatro que conserva lo reducen a tercera fuerza política en los estados.

Los números mejores que entrega la coalición 'Va por México' a sus tutores son los de las alcaldías de la Ciudad de México, donde habrían arrebatado a Morena seis de las demarcaciones que ya gobernaba.

Tras el desplome de la candidata a gobernadora por la coalición 'Juntos Haremos Historia', Clara Luz Flores, quien negó conocer al líder de la secta sexual NXIVM, Keith Raniere, la otra gran sorpresa fue Nuevo León, entidad en la que el abanderado de Movimiento Ciudadano Samuel García se queda con la gubernatura. Su contrincante más cercano, de la coalición 'Va Fuerte por Nuevo León', Adrián de la Garza, reconoció que el voto no lo favoreció en las urnas. El ex gober de Guanajuato, Juan Manuel Oliva, converso a asesor priista, regresa a la aldea con oootra derrota a cuestas. Qué se le va a hacer.


(A) La jaula
Las Mujeres

Entre las buenas nuevas que deja la jornada electoral del domingo 6 de junio de 2021 está la elección de seis mujeres como gobernadoras. Se suman a las dos en funciones, Claudia Sheinbaum, en la Ciudad de México y Claudia Pavlovich, en Sonora. Una geopolítica inédita, impensable en 1979 cuando Griselda Álvarez de León tomó posesión como gobernadora de Colima, la primera en la historia de México en ese encargo. Las nuevas: María Eugenia Campos Galván, de la coalición PAN-PRD, se perfila como la próxima gobernadora del estado de Chihuahua. Marina del Pilar Ávila Olmeda, en el  estado de Baja California, abanderada por la coalición de  PT, PVEM y Morena. Layda Elena Sansores San Román, en el estado de Campeche, donde fue candidata de la coalición del PT y Morena. Indira Vizcaíno Silva, candidata de la coalición de Morena y NA, en el estado de Colima. Lorena Cuellar Cisneros, candidata de la alianza PT, PVEM, Morena, NA y Encuentro Social, en el estado de Tlaxcala. Y Evelyn Salgado Pineda, quien llegó a la candidatura morenista por Guerrero, una vez que la presión social derribó las aspiraciones de su padre, el senador con licencia Félix Salgado Macedonio, y el INE lo remató con el peregrino argumento de no presentar en tiempo y forma gastos mínimos de precampaña.


 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios