Tigres de Papel • A clases • Francisco Javier Mares

“Este lunes todos, bueno, los menores, recomienzan su andar en el caminito de la escuela…”

Tigres de Papel lunes 070322 A clases
Tigres de Papel
Tigres de Papel • A clases • Francisco Javier Mares

A falta de capacidad de convocatoria, el gobierno del estado recurre a la obligatoriedad.

No está mal, pero es confesión de parte.

Este lunes todos, bueno, los menores, recomienzan su andar en el caminito de la escuela.

Dice el Artículo 3 de la Constitución mexicana, que toda persona tiene derecho a la educación. El Estado –la Federación, los Estados, la Ciudad de México y los Municipios- impartirá y garantizará la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior. La educación inicial, preescolar, primaria y secundaria, conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias, la educación superior lo será en términos de la fracción X del mismo artículo. La educación inicial es un derecho de la niñez y será responsabilidad del Estado concientizar sobre su importancia. Corresponde al Estado la rectoría de la educación, la impartida por éste, además de obligatoria, será universal, inclusiva, pública, gratuita y laica.

Así que Diego Rodríguez, gobernador de Guanajuato, se acoge a la letra, nos dice que ya estuvo bueno de pandemia y ordena el regreso a clases este lunes que es 7 de marzo. Sí, o’ra sí, a fuercitas.

Bueno…

El día 26 de este mes. hará dos años del primer contagio de covid-19 en el estado de Guanajuato. La llegada del Coronavirus SARS-CoV-2. Ya, ya, dice el gober. Hay que regresar a la escuela.

Que gracias a la reducción en el número de contagios de covid-19 en la entidad, y con el semáforo estatal en un verde brillante, el Consejo Estatal de Salud decidió que los estudiantes regresen a las aulas.

Las clases presenciales en el estado se suspendieron desde el 17 de marzo de 2020. Uf. En agosto de 2021, algunas escuelas retomaron las clases de manera parcial, aunque la mayoría siguieron a distancia.

Dice la SEG que el 26% de las 12 mil 36 escuelas que hay en Guanajuato, están en clases presenciales, un 69% en ‘modelo híbrido’ –que se escucha horrible-, y únicamente 53 planteles –por una infraestructura deficiente, no por asuntos de salud-, nomás no pueden regresar -uno no suele creer demasiado a la SEG, pero eso es lo que pregonan.

Ojo, advierte don Diego Rodríguez que será decisión de las familias si mandan o no a los chiquillos y a las chiquillas a la escuela, “pero si no lo hacen, ahora sí habrá consecuencias, incluso podrían perder el año escolar”. Avisados están.

Como, obvio, el gobierno de Guanajuato nunca pudo comprar las vacunas para las que reservó algunos milloncitos, Rodríguez asegura que ‘seguirán presionando’ al gobierno federal para que vacunen a los menores de edad; que acá estamos pendientes de la temida ‘cuarta ola’, pero que por vía de mientras seguimos en verde –en realidad, 31 de los 32 estados del país, incluida Ciudad de México, portan esa camiseta. Sólo el vecino Querétaro, por algo será –y qué pena por los hechos en su estadio-, espera frente a la luz amarilla del semáforo de riesgo epidemiológico –que en Guanajuato no se llama así, sino de ‘Reactivación económica’… Ayno.

S’órdenes, jefe

Mire, por ejemplo, en León, la dirección de Salud –que ya hasta el góber les dijo que deberían desaparecer-, ‘giró la instrucción de la presencialidad al 100% en todas las escuelas de la ciudad’, como lo dicta la ‘Circular’ enviada por la SEG –en Guanajuato, esa herramienta de oficina sirve lo mismo para esto que para ‘legalizar’ los matrimonios igualitarios, en fin.

Total, sin mejores ideas, el director de ‘Salud Pública’ del Gobierno del estado, Pablo Sánchez Gastélum, echó su cuarto a espadas y dijo que “los alumnos se contagian más en periodos vacacionales que dentro de las aulas”. Hombre, haberlo dicho antes.

Salud estatal informa que este año registra mil 737 casos de covid-19 en 549 escuelas. El 4% en primaria; 27% en secundaria; 20% en preescolar; 8% en prepa, y el resto en la Uni y en la educación especial.

Daniel Díaz, quien cobra como secretario de Salud en el estado, ilustra que ya se aplicaron 8.5 millones de vacunas en Guanajuato -más del 93% de los pobladores disfruta de al menos una dosis-, y hay menos defunciones, así que va. En la grilla de ocasión, que nunca desatiende, encaja que un millón de guanajuatenses, los menores de 12 años de edad, no han recibido ni una dosis –Ese AMLO que no entiende-. Lo demás es el rollo de que esto será ‘endémico’ como la influenza, y ya sabe usted.

Por si las moscas, la Secretaría de Salud compromete revisiones para monitorear las condiciones y aplicación de las medidas sanitarias -No lo van a hacer, pero algo hay que decir.

El gobierno estatal asegura que “las instituciones públicas y privadas regresarán a las aulas educativas de forma presencial”. Hm, no. En los planteles privados no parecen muy convencidos de esa urgencia. Las primarias, secundarias y prepas privadas –nivel educativo obligatorio-, las caras, al menos, todavía esperan el parecer de las cabezas de familia.

La Ibero León -la prepa y hacia abajo en los grados es el Lux-, por ejemplo, informa que “atendiendo a las indicaciones de las autoridades de salud y educativas, aumentaremos progresiva y significativamente la presencialidad de nuestras y nuestros estudiantes hasta llegar a las condiciones que teníamos previo a la pandemia”. Nada más. Incluso, que “en el caso de las y los estudiantes foráneos, se dará flexibilidad para que sigan sus clases a distancia o en modelo híbrido, en tanto puedan incorporarse presencialmente”.

Algo hace muy bien el secretario Díaz, el manoseo a la estadística, por citar un caso, porque en la antesala del regreso a clases, sólo hubo 30 contagios y murieron por covid-19 tres personas en Guanajuato. Como sea, con 277 mil 596 contagios acumulados y 15 mil 24 muertes por el SARS-CoV-2, Guanajuato regresa a la escuela.

Uno entiende que la educación básica impacta sobremanera la movilidad social, y a eso responden las autoridades pero, diría el clásico, esto no se acaba hasta que se acaba.


(A)La Jaula
Mujeres

Este martes augura una jornada complicada. En el ‘Día Internacional de la Mujer Trabajadora’, que es como se intitula la efeméride, se anuncian marchas en prácticamente todas las plazas públicas del país. Las mexicanas protestan contra la violencia machista, el trabajo precario, los feminicidios, las desapariciones, la criminalización de las mujeres, y en favor del derecho a decidir y la unidad del movimiento feminista. En la Ciudad de México convocan más de 100 colectivos. Piden que no haya policías, cosa que por supuesto no es de conceder. La manifestación de 2020, previa a la pandemia de la maldita covid-19, fue la más grande en el ‘Día Internacional de la Mujer’ en nuestra patria. En 2021 hubo, pero con menor asistencia. En este 2022 esperan supere la participación de las mujeres en defensa de sus derechos y contra la violencia. Guanajuato se anota. En León, colectivos y hasta direcciones del gobierno, en el ánimo de hacer bola, alzan la mano. Es una marcha de mujeres, avisan. Y aquí es donde entra el ‘pero’. En este 2022, la participación –o no- de las personas transexuales parece dividir la convocatoria. En todo México hay colectivos que excluyen a las mujeres trans porque no las perciben como parte del movimiento feminista. Todo un tema en Guanajuato, donde el jefe del Congreso del estado rehúye, entre muchas más, a su responsabilidad de legislar el derecho a la identidad. Mientras que hasta hace pocos días, una persona trans ganó el primer amparo para que le fuese expedida una nueva acta de nacimiento en el terruño, el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN, por unanimidad, votó que ni siquiera es exigible la mayoría de edad para reclamarla. Así andamos. A ver hasta aquihoras...


Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios