Tigres de papel • Demasiada sangre • Francisco Javier Mares

“La violencia y el covid-19, pero también el apremio económico y el hartazgo, amenazan el proceso electoral…”
Tigres de Papel 130121
Tigres de Papel 130121
Tigres de papel • Demasiada sangre • Francisco Javier Mares

El imaginario colectivo de una mejora de las cosas al mero cambio en el calendario, sucumbe bajo las balas en Guanajuato.

El año electoral 2021 emerge en el mar abierto de la violencia criminal y el saldo rojo de el covid-19 que ahogan al estado.

La jornada violentísima del lunes, día once de enero, rubrica un inicio de año que deja ya más de cien muertos a tiros.

Y la mañana de este martes fue asesinado de un balazo en la cabeza el diputado local panista Juan Antonio Acosta Cano, mientras caminaba en las calles de Santa Cruz de Juventino Rosas. Su ejecución incide ya en el proceso electoral en curso.

Guanajuato es una novela negra:

En la narrativa de la fiscalía local, uniformados de las fuerzas estatales fueron atacado por civiles en la zona metropolitana de Celaya, la madrugada del lunes.

Allá fueron efectivos de la Marina, la Guardia Nacional, el Ejército y la Fiscalía. Inició una serie de tiroteos en las carreteras y caminos de Villagrán a Juventino Rosas, con Celaya como enclave.

En el primer enfrentamiento cinco pistoleros son abatidos y uno de los agentes estatales, herido, muere en el hospital.

A las siete y media de la mañana, la policía de Salamanca es alertada de una camioneta abandonada en una calle del centro de la ciudad. Cartuchos y granadas en su interior. Las calles a la redonda son cerradas y alertado el Ejército para que asegure los explosivos.

Las horas corren bajo fuego en el triángulo que azota el Cártel Jalisco Nueva Generación —victorioso sobre el de Santa Rosa de Lima, de El Marro en desgracia-. Después de las 3 de la tarde la Secretaría de Seguridad del estado informa de nueve civiles abatidos y un oficial caído.

Ahí no acabó el lunes.

En Moroleón, los sicarios entran a un domicilio y acribillan a balazos a la familia que la habitaba. Muere la pareja y uno de sus hijos. Otro menor pudo ocultarse y sobrevivir.

De noche, en León, desde el distribuidor vial Benito Juárez, a la salida a Lagos de Moreno, arrojaron una cabeza humana frente al hotel que aloja a la Guardia Nacional.

En San José Iturbide, después de las ocho de la noche se difunde que en un domicilio de la comunidad La Cinta un ataque armado dejó a tres hombres y una mujer asesinados a tiros.

Guanajuato cerró 2020 como el estado con el mayor número de homicidios múltiples, registrados: veinte. Desde 2018 es el estado más violento del país.

En 2020 superó en la categoría de masacres a Zacatecas y Michoacán. En lo alto de esa violencia asesina, la muerte de 27 muchachos en el anexo para adictos Recuperando mi Vida, en la comunidad de Arandas, en el municipio de Irapuato, en julio.

La jornada del lunes apenas y rubricó la hoja del arranque de 2021 en Guanajuato.

La sangre comenzó a correr el día 4 en León, cuando hombres armados tomaron por asalto un departamento en la colonia Villa Insurgentes y asesinaron ahí a cinco personas.

El jueves pasado, en Celaya, nueve más fueron asesinadas a balazos en un velorio en la colonia Arboledas de San Rafael.

Y el fin de semana a tres adultos y un bebé de un año los asesinaron en su casa... también en Celaya. Desconocidos entraron, los acribillaron e incendiaron la finca.

El asesinato al diputado al Congreso local —por segunda ocasión-, Juan Antonio Acosta Cano, sacudió de nuevo al estado. Acosta había salido a caminar en ropa deportiva cuando fue acribillado. Se había registrado en su partido como precandidato único a alcalde de Juventino Rosas, cargo que ya había desempeñado dos veces.

Jesús Oviedo Herrera, líder del Congreso de Guanajuato, oriundo de Cortazar —donde en noviembre de 2019 fue asesinado el exalcalde Hugo Estefanía Monroy-, municipio con Juventino Rosas en el núcleo de la disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación y el de Santa Rosa de Lima, lamentó el hecho en un tuit:

“A nombre de los @DiputadosPANGto lamentamos con profunda tristeza el asesinato de nuestro compañero y amigo, diputado @Tonoacosta69 y nos unimos al llamado a la @FGEGUANAJUATO para que se esclarezcan estos hechos y se castigue a los responsables.”

Guanajuato electoral

Todo esto ocurre con el proceso electoral 2020-21 en marcha, porque inició el 7 de septiembre del año pasado y culminará con la jornada electoral del 6 de junio próximo.

En septiembre el Consejo del IEEG dijo no anticipar afectaciones al proceso electoral debido a las restricciones propias de la pandemia por el covid-19; de la sangre que trae la violencia, no han preguntado a tan bien pagados consejeros.

En Guanajuato se elegirán 552 cargos de elección popular, a nivel local los 46 ayuntamientos y las 36 diputaciones.

Desde el lunes 4 de enero —fecha del multihomicidio en Villa Insurgentes en León-, y hasta el 2 de febrero, corre la grilla al interior de los partidos, para la selección de los candidatos a diputados —precampañas, les llaman.

Con el mismo banderazo de salida, pero con meta al 12 de febrero, en las distintas franquicias se disputan los dedazos que designarán a los candidatos a los ayuntamientos.

Del 5 de diciembre al 4 de enero se recibieron las solicitudes de registro de coaliciones. El IEEG resolvió que Va por Guanajuato, del PRI y el PRD está bien, pero que Juntos Haremos Historia en Guanajuato, del PT, Morena y Nueva Alianza, no.

Del 4 de enero al 2 de febrero, los candidatos independientes a diputados locales esculcan en busca de las firmas ciudadanas que avalen su aspiración; y para los que quieren una alcaldía en esa ruta, la meta es el 17 de febrero.

Del 5 de abril —en los pronósticos de AMLO con todos los adultos mayores vacunados contra el covid-19- y hasta el 2 de junio, viviremos las campañas a las presidencias municipales.

En realidad, salvo en la entrega del papeleo, nadie hace caso al IEEG.

En León, por ejemplo, Alejandra Gutiérrez, la virtual candidata del PAN a alcaldesa —que de paso sacaría a los azules la espinita de que una priista, su obsesión María Bárbara Botello Santibáñez, sea la única presidenta municipal en la historia de la ciudad-, se deja retratar en espectaculares abrazando perritos, ¡bajo el cabezal de una revista fantasmal -HA!-.

Lo propio hace el aspirante por Morena, el abogado Marcelino Trejo, al difundir la entrevista que le hizo una revista, en las redes sociales.

De el covid-19, habría que decir que esta semana alcanza ya un saldo de 90 mil contagios y 6 mil 500 muertes.

La violencia y el covid-19, pero también el apremio económico y el hartazgo, amenazan el proceso electoral; esconder la cabeza en la nómina, no ayuda.

(A) La Jaula

Los pesos perdidos.

Pues que sí. La Alcaldía pagó a Roberto Zermeño 12 millones 459 mil 413 pesos con 73 centavos por el costo del juicio de propiedad del Estadio León. Perdieron el juicio, por tanto el estadio, y pagan los gastos. La pregunta sigue siendo la misma: ¿Quién o quiénes irán a la cárcel por el daño al erario? ¿Nadie? Ah.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

Twitter: TigresDePapel

Comentarios