Tigres de Papel • Entrada libre • Francisco Javier Mares

“Mientras el mundo se ahoga en 'la tercera ola'…”

Tigres
Tigres de Papel
Tigres de Papel • Entrada libre • Francisco Javier Mares

 

Mientras el mundo se ahoga en 'la tercera ola' -Japón anuncia que no habrá público en las Olimpiadas y Lagos de Moreno cancela su feria-, la ciudad de León necea en la ridiculez de su festival de verano, muerto antes de nacer.

El estado de Guanajuato ya ha consumido más de once mil vidas a consecuencia de los contagios del conoronavirus SARS CoV-2 y su secuela covid-19, pero el gobierno estatal y el muy lamentable de la ciudad de León, del alcalde panista Héctor Germán René López Santillana, se niegan a tramitar la cuenta.

Hay números que los contratos de publicidad no pueden ocultar. México ya está en 'la  tercera ola' de la pandemia del nuevo coronavirus. Al fin de semana, los contagios habían aumentado en 29% respecto a la semana previa.

Hay que decirlo otra vez: en este nuevo embate del mal, la gran mayoría de los casos nuevos matan a los jóvenes. El número de contagios es equiparable al registrado en el inicio de la segunda embestida en septiembre del año pasado. Así, frío, simple.

A diferencia de entonces, la ocupación hospitalaria sigue en porcentajes mínimos, las autoridades federales -y las estatales, aquí sí-, predican que ello es mérito y que se debe al avance de la vacunación. Cierto o mera propaganda, nadie apuesta a que esa demanda se sostenga.

Hasta el viernes, 39% de todos los adultos en México ya han recibido al menos una dosis de la vacuna, informa Hugo López-Gatell, el subsecretario federal de Salud -en Guanajuato se han aplicado 2 millones 415 mil 049 vacunas, que han recibido el 45% de la población total.

Y aquí otra observación importante: Gatell considera que el aumento en el número de contagios de covid-19 no se debe a la presencia de la variante Delta del bicho maldito, sino a-la-reanudación-de-las-actividades-sociales.

De pronto es taaan complicado decirlo de manera más clara: mientras algunos gobiernos -¿me creería si le digo que el de León?- envían a sus gendarmes a irrumpir en fiestas particulares de veinte invitados, son esos mismos gobiernos los que fraguan y concretan el convite a cientos de miles de ciudadanos a ir a una 'feria' que no tienen ningún otro objetivo -no, por supuesto, el de conmemorar el aniversario de la fundación de la ciudad-, que el de hacer negocio.

Las autoridades de salud en el mundo y en el gobierno federal mexicano, estiman que esta tercera ola alcanzaría su 'pico' en agosto.

Hasta el sábado, México había reportado 234 mil 907 decesos por covid-19 y 2 millones 586 mil 721 casos confirmados, en un franco repunte de los contagios -uno pensaría que un mínimo de respeto a la memoria de los primeros y a la salud de los segundos, obligaría a no organizar borlotes ahorita, pero parece que no.

El país habría llegado ya a 50.3 millones de vacunas aplicadas contra este coronavirus, una cifra que suena muy bien, pero que aún está lejos de garantizar eso que los que saben llaman 'la inmunidad de rebaño', que nos permitiría dar vuelta a la página y enlistar al SARS-CoV-2 como una amenaza sanitaria más contra la que hay que vacunarse de tanto en tanto, y punto.

Con sus números, México es el cuarto país del mundo con más muertes por covid-19, únicamente detrás de los Estados Unidos, Brasil y la India, y es el número 15 en cifra de contagios confirmados, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

Si como el gobierno mexicano reconoció a finales de abril, las muertes asociadas al virus son en realidad más de 330 mil -y a Guanajuato no le han faltado precisiones así-, esto es de espanto.


Ay, León

El sábado se reportaron 'cero defunciones' por covid-19 en el estado de Guanajuato. Y los corifeos aplaudieron.

Por supuesto que es bueno que al menos un día -si uno finge que cree en las cifras oificiales-, no muera un solo guanajuatense a consecuencia de la pandemia que azota al mundo.

Lo malo, por decir lo menos, es ¿para qué sirven a los gobiernos del estado y municipales, esos reportes? ciertos o no.

Pongamos por caso que hablamos de León.

Su 'Feria de Verano' alcanzó ya su segundo fin de semana. El fracaso es descomunal, absoluto. Los leoneses han probado en abrumadora mayoría que les importa más su vida que los negocios de las autoridades -o de algunos pocos de quienes ahí están.

Pero al menos el gobierno municipal y su brazo que viene al caso que nos ocupa, el del 'Patronato' de la feria, no parecen demasiado preocupados.

En realidad no tendrían por qué.

Nadie parece tener ya duda alguna de lo que ahí ocurre: los barones de la feria se habrían quedado con los dineros que los comerciantes pagaron por sus espacios para la feria de enero de 2021, la buena. Cancelada ésta, no recibieron -como la decencia y el derecho obligarían- el reintegro de sus monedas. En la feria les juraron que sólo se aplazaba y -con los dedos en la puerta- los orillaron a concurrir a este remedo en julio.

Los comerciantes están atrapados ¿Negarse? Ni de locos. Eso les cancelaría, esas son las maneras, su participación en ediciones susbsecuentes, porque a final del cuentas esto tendrá que normalizarse tarde o temprano -esperemos que más temprano que tarde-. Como rehenes, pues, llegaron a León a ver sobrevolar las moscas en sus puestos.  Así las cosas, 'la feria cumplió'.

¿Pero qué pasa con la gente?

A ver. Los modos y los resultados del diputado federal panista con licencia, Juan Carlos Muñoz Márquez, a cargo del comité organizador de la feria -él venía a utilizar el puesto como plataforma de lanzamiento a su candidatura a alcalde, pero ya ve cómo es esto de la política-, no sorprenderían a nadie medianamente informado. De la 'Big Cola' y el 'combo' del cobro de la entrada a la 'tabla de quesos', su paso ahí ha sido un desastre.

Impedido por naturaleza para el discurso, sus llamados a asistir a la feria no ganarían una votación en el comedor familiar. ¡Ni gratis!, dicen los leoneses. Y razones no les faltan. A la más poderosa, la del miedo al contagio del virus, se suman otras razones como las del clima -aquí recordamos que el experimento de 1986 se perdió en la lluvia, pero ¡Ah, no!-, y algo, sí, difícil de aprehender para los menos: ¡la gente no tiene dinero! ¿en verdad es tan complicado entenderlo?

El estribillo insultante que traslada a 'la gente' la responsabilidad del fracaso de la susodicha feria, por su inasistencia, es solo eso: insultante.

Pronto la 'Feria de Verano 2021' quedará atrás. La idea de dos ferias anuales en León es una tontería -pero hay quienes son persistentes. Por lo pronto, hay entrada libre: usted dirá.

Hoy, lo importante es cuidar la salud y ello implica no hacer caso al gobierno. ¿Raro, no?

 

 

(A) La Jaula
El secre.

Ildefonso Guajardo, Secretario de Economía en el sexenio de Enrique Peña Nieto, un nombre más que familiar para los zapateros leoneses, está en problemas. Guajardo acompañó acertadamente a los zapateros de acá en su lucha contra los chinos. La Fiscalía General de la República, FGR, lo acusa de enriquecimiento ilícito. Él acusa a la FGR de 'persecución política'. Ildefonso es diputado federal priista electo. 'Después de cuatro meses y de todas las oportunidades procesales, Guajardo no ha solventado las faltas que se le señalan', dicen los acusadores. Son algo así como 8 millones de pesos en cuentas en el extranjero, que no ha sabido explicar. La verdad, no parece haber demasiada sustancia en el asunto. Pero el chisme está bueno.


Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDe Papel

 

 

Comentarios