Tigres de Papel • Francisco Javier Mares • Diamantes de sangre

“Al centro de las miradas y las plegarias, el muy discreto Jesús Oviedo fue y vino en el escenario…”

Tigres de Papel • Francisco Javier Mares • Diamantes de sangre


Todavía en su no/ comparecencia al Congreso del Estado más reciente, el viernes 5 de noviembre de 2021, el secretario estatal de Seguridad, Alvar Cabeza de Vaca, dijo que la inseguridad y la violencia en Guanajuato no afectan ni a las empresas ni a la economía.

Cuentos chinos.

-“Bien haría en aclararlo a los japoneses, a los estadounidenses, a los canadienses y a los alemanes, que han instruido a sus ciudadanos a que no vengan a Guanajuato”, escribimos en ‘Tigres…’, entonces. Bueno, no es necesario. Ya lo corrige el ‘Índice de Paz México 2022’ del Instituto para la Economía y la Paz, IEP.

El impacto de la violencia en la economía de México ascendió a 4.92 billones de pesos -o 243 mil millones de dólares-, equivalente al 20.8% del Producto Interno Bruto, el PIB. “Una afectación grave a la economía y un impacto ‘per cápita’ de poco más de 38 mil pesos -unos mil 875 dólares-, por habitante”, estableció esa fuente.

Fue justo en este escenario –y en el de la unidad deportiva ‘León I’, de la urbe zapatera, en acto que dislocó la rutina del rumbo-, que el gobernador Diego Rodríguez presentó su nueva ‘Estrategia social’.

Pero vamos por partes.

México registró 33 mil 308 homicidios en 2021. El IEP estima que cerca de dos tercios se asocian al crimen organizado, vinculado también con el incremento de delitos como la extorsión, el secuestro y la trata de personas. Los estados más violentos de México son Baja California, Zacatecas, Colima, Guanajuato y Sonora.

Guanajuato, entonces, es la cuarta entidad ‘menos pacífica’ en México. La cosa se pone peor si se atiende la valoración de Carlos Juárez: “La violencia en una minoría de estados –como Guanajuato- está impulsando niveles elevados de violencia en México”. Fea tarjeta de presentación.

De sus 46 municipios, 14 aparecieron en la lista nacional de los 50 con más asesinatos. León y Celaya, 44 y 79 asesinatos por cada 100 mil habitantes, están entre los 10 más violentos de toda la República.

De acuerdo con el ‘Índice de Paz México 2022’, la violencia le costó a cada guanajuatense 51 mil 593 pesos el año pasado, que superan los 38 mil 196 del promedio nacional.

Cuando hasta la violencia cuesta/ el amor acaba… diría alguien por ahí.

Bailando por un sueño

El gobernador Diego Rodríguez eligió a la depauperada ‘León I’ –que sembró el último de los alcaldes priistas antes de la era azul, Arturo Villegas Torres, sustituto de Antonio Hernández Ornelas, derribado por los panistas, como respuesta a la demanda de vivienda del tianguismo, y que en las décadas siguientes devino en una de las zonas más peligrosas de la ciudad- para presentar su ‘Estrategia Social’, en la recta final del sexenio, rumbo a la elección de su relevo en 2024.

En casa de espejos, pues, anunció una primera bolsa anual de 2 mil 704 millones de pesos, el 39% del presupuesto para proyectos de inversiones del estado. Es una lana.

Se invertirían así: 55 millones de pesos en becas; 535 millones en obras en el sector educativo; 54 millones en prevención de adicciones; 118 millones a mejora de vivienda; 357 millones en vía pública, y compra y reparto de 4 mil 300 calentadores solares –esos que Marko Cortés arriesga como la bandera electoral que rescataría alguna de las seis gubernaturas en juego este junio.

Lo otro son los ‘Vales Grandeza’; capacitación para el empleo; mejora de caminos rurales; las tarjetas ‘Guanajuato Contigo Sí’; despensas; sillas de ruedas y andadores. Lo de siempre. Ah, los centros ‘Impulso Social’ cambian de nombre a ‘Centros Guanajuato Sí’. Otra vuelta de tuerca. Más allá de eso, sólo la enjundia del góber al insistir en que el estado se pone a la vanguardia en política social.

Como cabeza del sector, al frente de la misión aparece, luego de su paso fantasmal como capitán del Congreso del Estado, el cortazarense Jesús Oviedo Herrera, investido ahora como secretario de Desarrollo Social. No suena bien. Como sea, el encuentro convocó a las cabezas de los otros dos poderes del estado, alcaldes, ‘representantes de sectores’, del clero, legisladores, los titulares de las instancias de los gabinetes legal y ampliado, activistas abusadillos, apostadores de campaña, funcionarios municipales, los santones del panismo y las neo ‘fuerzas vivas’, anhelantes de una oportunidad, la que sea.

Ese es ‘quid’ de la jornada.

Al centro de las miradas y las plegarias, el muy discreto Jesús Oviedo fue y vino en el escenario. El micrófono en la diadema y las manos libres. Usted puede ser una estrella. Abrazó a su público a la distancia. Saludó con la diestra en alto, solidario y triunfante: ¡Oviedo! ¡Oviedo! ¡Oviedo!, coreó la masa.

A su alrededor, calladitos porque ‘los mirones son de palo’, ni modo, la legión de sedicentes aspirantes a la candidatura del PAN a gobernador de Guanajuato –esa que a la noche llevó a Oviedo a soñarse con un anillo de compromiso-: Libia García, la secre de Gobierno; la senadora Alejandra Reynoso; la alcaldesa de León, Alejandra Gutiérrez; el senador Erandi Bermúdez, y hasta el pastor del Congreso, Luis Ernesto Ayala –a quien otra vez amaga la oscuridad.

-"Vamos a tener que duplicar los apoyos, Chucho", le dijo Diego –y si quieren que esa piedra brille, habrá que multiplicarlos al infinito…

El ‘Índice de Paz México 2022’ del Instituto para la Economía y la Paz, IEP, es la enésima notificación –las ha habido internacionales, nacionales, oficiales y desde la sociedad organizada- de que en Guanajuato las cosas no caminan como sugiere la oratoria oficial.

El Instituto Mexicano para la Competitividad, IMCO –ente de consulta para el diseño del Presupuesto de Egresos de la federación-, por ejemplo, advirtió esta semana en la versión 2022 de su Índice de Competitividad Estatal, ICE, que Guanajuato cayó del lugar 17 al 18, tiene ‘jornadas de trabajo muy largas’ e ‘indicadores preocupantes’ en los niveles salariales: un promedio de 7 mil pesos mensuales.

Lejos, ciertamente, de los 200 mil que cobra un diputado local sin despeinarse. Así cómo.

(A) La Jaula
El volante y la mordida

El martes fue publicada en el Diario Oficial de la Federación la Ley de Movilidad y Seguridad Vial, aprobada en el Congreso de la Unión. Contempla la aplicación del alcoholímetro en todo el país. Busca disminuir los accidentes que causan lesiones y muerte a miles de peatones, ciclistas y automovilistas cada año, dicen los legisladores sapientísimos. Ojo, las sanciones serán decididas por las autoridades de los tres órdenes de gobierno. Aquí la lógica de la apuesta de la alcaldesa Gutiérrez, en León. ‘Colgarse la medallita’, le dicen. La nueva ley establece límites de velocidad. Obliga al uso de casco a conductores y pasajeros de motocicletas. A no hablar por celular. Esas son infracciones que ya dejan dinerito a las tesorerías locales. Entró en vigor al día siguiente. Hay un plazo de 180 días para reformar y armonizar las leyes en la materia. Aún no explican el pretexto para detener a los conductores sin violar el Artículo 16 de la Constitución federal -Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente…” Que hablen los jueces –diría el clásico.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios