Tigres de Papel • La Mañanera electoral • Francisco Javier Mares

“Menudo revés, otro, asestó el TEPJF al INE…”
Tigres de Papel • La Mañanera electoral • Francisco Javier Mares



Menudo revés, otro, asestó el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al Instituto Nacional Electoral (INE) de Lorenzo Córdova, a sus consejeros y a sus aplaudidores por interés o ignorancia, o ambos.

La Sala Superior del TEPJF revocó el acuerdo del INE del 15 de enero, en el que anunció lineamientos para que el presidente Andrés Manuel López Obrador cesara en sus expresiones políticas en la mañanera, y con ello en su opinión sobre las elecciones venideras.

El magistrado Felipe de la Mata Pizaña lo adelantó en Twitter durante la noche de este miércoles, versión que se confirmaría luego en comunicado de prensa.

—“Se revocó el acuerdo del CG del #INE, por el cual dictó #MedidasCautelares inhibitorias respecto de todo #ServidorPúblico, para que se abstuvieran de realizar manifestaciones cuyo contenido puede ser de naturaleza #electoral."

En el criterio del Tribunal, el INE actuó a partir de la posibilidad de que el presidente López Obrador “repitiera un hecho similar, sin embargo, derivado de denuncias previas, nunca se ha determinado que esas conductas tengan un carácter ilícito.”

El 15 de enero, el Consejo del INE informó de su Acuerdo para fijar límites a los mensajes del mandatario, y así evitar una afectación a la equidad en la contienda —el acuerdo se originó en una solicitud de medidas cautelares que hizo el PRD, porque en la mañanera del 23 de diciembre AMLO se refirió a la coalición Va por México, que hermana al PRI, PAN y PRD.

El presidente, entonces, no hablaría durante el periodo electoral sobre cualquier tema relacionado con la elección, el financiamiento a los partidos, ni de las coaliciones o los candidatos. Pero, no. En la mañanera de este jueves, AMLO simplemente dijo que el fallo del Tribunal electoral lo ponía muy contento.

A Lorenzo Córdova —erigido por la Cámara de Diputados como el primer presidente del INE, en abril de 2014, por un periodo de nueve años, y que antes fue consejero y presidente del extinto IFE-, en realidad lo conocimos en su charla telefónica que alguien compartió en YouTube en 2015, en la que se mofa a carcajada abierta del habla de los pueblos indígenas:

—“Había uno, no mames, no te voy a mentir, te voy a decir cómo hablaba este cabrón” —Córdova finge una voz grave-: “Yo jefe, gran nación chichimeca, vengo Guanajuato. Yo decir aquí o diputados para nosotros, o yo no permitir tus elecciones”; “No sé si sea cierto que hable así ese cabrón, pero no mames, o vio mucho Llanero Solitario, con eso de toro cabrón, cabrón, no mames, sólo le faltó decir: yo gran jefe toro sentado, líder gran nación Chichimeca, no mames, no mames, está de pánico cabrón.”

En marzo de 2019, el buen Lorenzo promovió un recurso en contra de la reducción a su salario, debido a que “tales actos vulneran en mi perjuicio diversos derechos laborales y sociales”. Los 11 consejeros del INE mantendrían su salario de 143 mil pesos mensuales, sobre los 111 mil 990 pesos que cobra el presidente.

La camiseta puesta

A excepción de la gestión de José Woldenberg —1996 a 2003-, el IFE/ INE siempre ha sido así. Y toda proporción guardada, es inevitable el paralelismo con su par estatal, nuestro Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, el IEEG, con directivos y consejeros atentos siempre a sus emolumentos y al guiño de aprobación del gobernador en turno.

En noviembre de 1994 se aprobó y entró en vigor el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Guanajuato. La norma ordenó la creación del IEEG, como un órgano público autónomo. Al nuevo Instituto correspondió organizar la elección extraordinaria de gobernador en 1995, en la que finalmente ganó el panista Vicente Fox y Quesada y perdieron el priista Nacho Vázquez Torres y la perredista Malú Mícher.

El primer presidente del IEEG fue Hugo Villalobos González; en el catálogo inicial de consejeros figuró José Ángel Córdova Villalobos. En más de una ocasión nos hemos referido aquí al papel del entonces panista Felipe Arturo Camarena, como el último jefe de la truculenta Junta Estatal Electoral, y al uso como plataforma de lanzamiento político personal que hizo del IEEG, José Ángel Córdova.

Sea como sea, pues, tendremos mañanera electoral que, cierto, poco o nada ha cambiado su formato, tono, los mensajes o la conducta del elenco desde el arranque del sexenio en 2018.

¿Que es cansadísimo volver una y otra y otra vez a los agravios a la prensa? ¿Que se antoja estéril el enfrentamiento verbal sostenido con los grandes empresarios? ¿Que el discurso de nuestros adversarios, no da para más? ¿Que la herencia neoliberal es casi un sonsonete? ¿Que la miel que derrama Lord Molécula, enferma? ¿Que los paleros y las preguntas inducidas son el pan de cada día? La respuesta a todas las preguntas anteriores es: Sí.

Sí, aunque en ningún otro país del mundo los periodistas tienen la oportunidad de preguntar a diario al Jefe del Estado; los medios no han sabido capitalizar en su favor, menos en el de sus públicos, esa circunstancia; y, hasta donde sabemos, a ninguno de ellos se le obliga a asistir o abstenerse.

Decía Julio Scherer que los únicos periodistas son los reporteros. No podemos menos que estar de acuerdo. Sin embargo, hoy se asumen como periodistas: no pocos youtubers; escritores; meros lectores de noticias; ¡Cómicos!; presuntos defensores de derechos humanos; encuestólogos; profesores universitarios. Respetabilísimas todas esas ocupaciones... pero no son periodistas. Hoy se habla de periodistas civiles —los demás han de ser militares-; de periodismo colaborativo y otras tonterías. 

Mire usted. Los corifeos siempre han estado en el circuito. Era usual que la entrevista banquetera a Rafael Corrales Ayala la interrumpiera algún reportero oficialista, para preguntar al gobernador sus impresiones sobre el desfile en puerta. Eso no ha cambiado en 30 años de panismo. Hace unos cuantos días escribimos de la tolerancia del Inspector de Cantinas de León en jefe, Francisco Arenas, a un rave en plena pandemia —hecho consignado en el diario a.m.- Unas horas después, los medios tradicionales y todos los portales orgánicos se afanaban en las aclaraciones oficiales ¡A una nota que no habían publicado!

De manera indebida —dado que se procedió a partir de un Acuerdo y no de una reforma legal, AMLO ha devuelto a las televisoras privadas el usufructo de los tiempos oficiales, que ahora se llenan con la promoción de la cura a la disfunción eréctil; opciones de compra de un bra; las fantásticas cacerolas de jade; los anteojos ajustables como binoculares; la maravilla que son la freidora de aire; la excelencia en arena para gatos; las almohadas Sognare, que son lo más mejor...

La mañanera, pues, ni siquiera utiliza los tiempos oficiales que serían los espacios cedidos por los medios al Estado a cambio de no pagar un impuesto —trinquete arrancado al presidente Gustavo Díaz Ordaz, quien los estableció en 1969.

La Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2018, del IFT, estableció que el 93 por ciento de los hogares cuenta con 1.8 televisores en promedio, y que el 72% de las familias atiende a los contenidos de la televisión abierta: Las Estrellas, Azteca Uno, Canal 5 y Azteca 7, en ese orden, son los más vistos.

Theodor Adorno, el teórico de la comunicación alemán que bautizó a la televisión como La Caja Idiota, explicaba la sensación de control y de poder que proporciona a la persona, que puede mandar a callar a un presidente o al mismísimo Papa, con sólo girar u oprimir un botón.

Hará unos 20 años, un poco más, este columnista conducía un programa de radio en León. Desde la co-conducción, un ahora examigo recomendó a una radioescucha que una y otra y otra vez se inconformaba con el sentido de los comentarios: Señora, pues cámbiele...

Quienes detestan la mañanera, bueno, siempre tendrán esa opción.


 

(A) La Jaula

El Día del Ejército.

Desde que Felipe Calderón les envió a pelear su guerra al narco, las fuerzas armadas están en la polémica. Pese a todo, la Marina es la Institución mejor calificada, con el 85.9 por ciento de aprobación, y la segunda posición es del Ejército, con el 83.6 por ciento. El 19 de febrero, este viernes, es el Día del Ejército Mexicano. Enhorabuena.


 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

Twitter: TigresdePapel

Comentarios