Tigres de Papel • Miércoles de plaza • Francisco Javier Mares

“…sirve, un rato, a la imagen de los funcionarios, no a las necesidades de los ciudadanos…”
Tigres de Papel • Miércoles de plaza • Francisco Javier Mares


La autoría está en discusión pero el 'Miércoles Ciudadano' nació en León, en la administración del panista Luis Quirós Echegaray, allá en el 1995-97.

Fue tal su éxito que lo llevaron a estados como Jalisco, Baja California y Nuevo León, y prácticamente a cualquier gobierno municipal blanquiazul que inauguraba su encargo.

Pero fue muriendo poco a poco.

Con Luis Quirós, el patio central de la Presidencia municipal de León derramaba ciudadanos curiosos, inquietos, ávidos y hasta angustiados.

Con Jorge Carlos Obregón Serrano asomaron los primeros vicios: 'mochecitos' a cambio de apurar la gestoría -'modus operandi' que vivió sus glorias en las gestiones priistas previas-; funcionarios ausentes; ciudadanos desengañados, frustrados, hartos.

Luis Ernesto Ayala, agobiado, despidió ahí mismo, en su mesa, frente a medio mundo, a una funcionaria menor del DIF que prefirió atender su celular mientras ignoraba olímpicamente su regaño.

Ricardo Alanís Posada, un hombre ocupado, lo vio de lejecitos -de vez en cuando, pasado el medio día, descendía, le tomaban un par de fotos y regresaba a sus aposentos oficiales.

Vicente Guerrero Reynoso, procuró su recuperación y fue el primero en llevarlo a las colonias, con más pena que gloria.

Fue Ricardo Sheffield Padilla, quien lo desapareció -al 'Miércoles Ciudadano', como a mil cosas más-, aunque voces filopanistas acrediten esa acción a Bárbara Botello.

Pero sí, María Bárbara Botello Santibáñez, al timón de un barco tricolor en mitad del mar azul, le hizo 'el fuchi'.

Héctor Germán René López Santillana aprovechó el vacío, miró hacia otro lado -eso le salía bien- y presentó como 'novedad', llevar el tianguis de soluciones oficiales a la periferia, le llamó 'Vía Directa' y, como sus modelos predecesores, sirvió de nada. Seis añitos.

La neo alcaldesa Alejandra Gutiérrez Campos trae de vuelta la rebatinga de las sillas y las mesas...

Vamos con calma.

El 'Miércoles Ciudadano' es un recurso populista: sirve, un rato, a la imagen de los funcionarios, no a las necesidades de los ciudadanos; es atractivo, aunque su efectividad sea nula:

Está claro que ningún trámite o proceso de gobierno, de mediano alcance, puede resolverse de un vistazo bajo la resolana del domo, sin los antecedentes, documentos ni ventanillas oficializadas.

Un día en específico, la burocracia municipal ofrece a los contribuyentes la atención diaria a la que está obligada, y que no necesitaría de sacar sus triques al patio.

Genera corrupción de 'gestores; 'oportunidad de negocios', a los funcionarios menores, y abre un mercado de cooptación a los intereses partidarios.

Pronto, los compromisos propios de su encargo derrotarán a la alcaldesa: digamos que la Coparmex organiza un desayuno en el que ofrecerá soluciones a todo; o Marko Cortés viene a un encuentro de 'líderes'... -“Hoy la alcaldesa no asistirá al 'Miércoles...' por cuestiones de agenda”.

En unos cuantos meses, los titulares de las dependencias cederán la anfitrionía a 'los sub', a sus secretarias y secretarios... -'qué aburrido perder el tiempo en eso'.

Y los mandos medios de las dependencias desatienden automáticamente el peregrinar ciudadano en sus oficinas: 'véngase el Miércoles Ciudadano...'

¿Y el fotógrafo?

En la contraparte, los ciudadanos, más pronto que tarde, dejan de asistir ante la falta de soluciones, más allá del descuento en las multas de tránsito o el desahogo de la queja por un arresto arbitrario.

El Miércoles Ciudadano afina la agenda -ruedas de prensa al pie del asta bandera incluidas-, de un sinnúmero de 'lideres' de colonos, movimientos y aspiraciones que concentran allí su convocatoria.

Para los menos favorecidos social y económicamente, resulta en un calvario -que cuesta dinero en pasajes de camión-, que les señalen un solo día de atención.

Alejandra Gutiérrez, trae la treta de regreso. El discurso está hecho: hay que atender a los ciudadanos, en la presidencia municipal y en las colonias y comunidades en las que viven. Levantar las quejas y resolver de inmediato. El gobierno debe estar más cerca de la gente...

En realidad, Alejandra Gutiérrez Campos está sumamente confundida.

En plena era digital, ella misma con afanes de 'rockstar' de las Redes Sociales -Febrero Del Moral escribió en twitter: “Me gusta que las alcaldesas @LorenaAlfaroG y @AleGutierrez_mx en sus primero días de trabajo estén muy activas en redes sociales. Esto nos ayudará a conocer sus acciones. Ojalá no bajen el ritmo pasando el tiempo. Suerte chicas!!!!!! El Estado y México las necesitamos”-, ofrece el apapacho físico, como política pública: en León, 'Abrazos aunque haya Balazos'.

Porque, mire usted, además de hacer renacer contranatura al 'Miércoles Ciudadano', doña Alejandra ha anunciado un par de programas más, del mismo corte y tufo: 'Mi barrio Habla' y 'presidenta en tu casa', como una forma de gobierno cercano con la ciudadanía, dicen.

Pues no, nada tiene que ver con eso. Son fórmulas viejas, agotadas, fallidas.

Con 'Mi Barrio Habla', la presidenta municipal irá los sábados a una colonia o comunidad rural, en jornada laboral de 10 de la mañana a 3 de la tarde, 'para llevar servicios, escuchar a la ciudadanía, entre otras acciones de convivencia'.

En tanto, 'Presidenta en Tu Casa, consiste en visitar la alcaldesa los domicilios particulares de ciudadanos 'que la han invitado para platicar', cosa que 'le permitirá tener una administración de escucha constante y atención en favor de las leonesas y leoneses'.

A ver. Desde Carlos Medina, los gobiernos panistas de León hicieron una rutina de ir los fines de semana a las comunidades rurales a que les invitaran el almuerzo; que ahora Alejandra Gutierrez se haga invitar a cenar a casa de algún vecino ocasionalmente, difícilmente encaja siquiera como una 'acción de gobierno'. En fin.

Como sea, a media semana regresó a la alcaldía de León el 'Miércoles Ciudadano'. Por supuesto, en el reestreno, además de la jefa del Ayuntamiento estuvieron todos los directores -qué 'sufrición' la suya-. En el reporte oficial, atendieron a 417 demandantes de respuestas.

“Para ser atendidas las personas, se registraban en un módulo a la entrada a la Casa Municipal, donde les entregaban un folio y se les conducía hacia la mesa de atención de la dependencia correspondiente a su petición, queja, necesidad”, consigna El Heraldo de León.

En el patio central, además de la alcaldesa y el secretario del Ayuntamiento, el jefe de los gendarmes, Desarrollo Social, Tesorería, Obra Pública. En el traspatio -en el que alguna vez hasta separos policíacos hubo, y ahora es estacionamiento de las Suburban-: el de  Economía, Desarrollo Rural  Educación, Medio Ambiente y demás.

Todo muy bonito.


 

(A) La Jaula
Cada quien su Bienestar

Las cosas que hay que leer: la mañana de este jueves, un 'piquete' de malhechores armados robaron un millón 200 mil pesos... del 'Banco del Bienestar' en Silao. Mucho(s) advirtieron al Presidente AMLO que una finca habilitada para despachar efectivo no la convierte en 'banco'. Que se necesitan medidas de seguridad. Ah, pero no. Risueños los hampones, y les hacen cosquillas. En el inmueble de marras se apersonaron una media docena de hombres vestidos de negro, armados y encapuchados, que encañonaron y asustaron a los encargados de la 'institución bancaria', les quitaron el dinero y huyeron. Usted lo sabe bien, ahí se entrega a los ciudadanos -'de manera directa, sin líderes ni intermediarios', las asignaciones particulares de los programas sociales del gobierno federal. Que algunos locatarios intentaron frustrar el atraco. Fueron amenazados, y mejor no. Por esta ocasión, adiós pues a la mensualidad.


Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios