Tigres de Papel • Mujeres a la hoguera • Francisco Javier Mares

“En Guanajuato las mujeres se pierden como agua entre los dedos de las manos del gobierno…”

Tigres de Papel • Mujeres a la hoguera • Francisco Javier Mares

“El torrente salido de las gargantas de un millar de mujeres desbordó los diques 'fakeministas' como el del Gupo Parlamentario del PAN en el Congreso del Estado -que regateó hasta la náusea la calificativa de delito autónomo al 'feminicidio'; que al paso de los sexenios se opone a la Alerta de Género en la entidad con más mujeres asesinadas en el país; y que niega, a ojos bien cerrados, el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

(...)

“'¡Nos quitaron tanto que acabaron quitándonos el miedo!'; '¡Las niñas no se tocan!'; '¡Todas las mujeres, todos los derechos!'; '¡Nos han quitado todo; nos han quitado el miedo!' Hay pancartas y playeras y cruces. Voces.

(...)

“Ellas, esta vez les gritaron: ¡Basta!” ('Tigres...' 9 de marzo de 2020).

En la marcha de universitarias y militantes de colectivos, ni siquiera lo sabían aún, esa madrugada habían asesinado en Salamanca a Nadia, estudiante de la IberoLeón -todo esto fue el domingo 8 de marzo de 2020, en el 'Día Internacional de la Mujer', ese año, antesala del primer #UnDíaSinNosotras.

Ha servido de nada.

En el discurso del oficialismo en Guanajuato, en lo poco que dicen, no hay dudas ni titubeo alguno:

Lo importante No es cometer un delito gravísimo como la violación espuria.

Lo importante No es que el acusado sea un diputado federal electo -en este caso, del PAN.

Lo importante No es la reclasificación del delito de 'violación espuria' a 'abusos sexuales'.

Lo importante es:

Que la oposición partidaria interviene y politiza las demandas de las víctimas guanajuatenses.

Que hay un interés político de Morena en desprestigiar a Guanajuato.

Que es un tema de índole judicial, del que la Fiscalía y el Poder Judicial se ocupan.

Que hay que reeducar a la gente, explicarle que prisión preventiva no es igual a justicia.

Y que la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado ya 'analiza'  llamar al fiscal Carlos Zamarripa.

Sí, otra vez Zamarripa.

Las acusaciones penales de violación que dos jóvenes mujeres de Irapuato hacen al panista Jorge Romero, ex director del Instituto de la Juventud Guanajuatense y diputado federal electo, una sin consignar al juzgado después de cuatro años y la otra, reclasificada de 'violación espuria' a 'abusos sexuales', que le evitó la prisión oficiosa y, eventualmente, le concedería enfrentar una pena en libertad, dadas las sentencias estipuladas en el Código penal, tienen a Guanajuato de nuevo en un escándalo nacional.

La violencia contra las mujeres en Guanajuato las coloca en un estado de indefensión absoluta... o las lleva a la muerte. Imposible ocultarlo. En los números que envía la fiscalía estatal y difunde el Sistema Nacional de Seguridad Pública, de 2018 a mayo de 2021, entre los casos de mil 42 mujeres que han sido asesinadas en el estado, apenas 74 han sido calificados como 'feminicidios'.

Nada cambia

Aquí entra la magia: 

En 2018 fueron asesinadas 279 mujeres, y sólo 21 casos se consignaron como feminicidios; en 2019 se ultimó a 292, nada más 18 investigaciones por feminicidios; en 2020 se cometieron 353 homicidios a mujeres, 19 con la calificativa de feminicidios, y de enero a mayo del año en curso se cuentan 118 muertes violentas de mujeres, apenas 16 feminicidios, según las mismas fuentes.

A la violencia contra las mujeres por razones de género -el 'feminicidio', es su cara más extrema- se suman en Guanajuato, a partir de 2015, coinciden las voces expertas, los asesinatos cometidos por el crimen organizado en ataques armados.

En la semana que acaba, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro-Juárez A.C. habló, como lo han hecho otras organizaciones civiles en ocasiones incontables, de malas prácticas, omisiones y negligencia de la fiscalía estatal en casos de violencia sexual.

La violencia contra las mujeres en la entidad va de mal en peor, y el número y la gravedad de los hechos desbordaron los intentos de contención desde el aparato oficial del estado.

Los casos de María José, violentada en 2017 y de Regina, en julio de este año, al salir de la fiesta por el triunfo electoral del diputado electo Jorge Romero -de acuerdo con la acusación de la víctima-, tienen en vilo al gobierno de Guanajuato.

Las senadoras Martha Lucía Mícher y Antares Vázquez, de Morena -la primera, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género-, llevaron los casos al Senado de la República. Exigieron la comparecencia del fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa, para que 'explique' la reclasificación del delito de violación espuria que ordenó. “¡No fue abuso sexual, fue violación!”, acusó Mícher.

Ahí, en la Cámara alta del Congreso de la Unión, María José, responsabilizó a la fiscalía y a Jorge Romero de cualquier acto violento en contra de su persona, tras denunciar que la violentó sexualmente y ahora está libre.

La madrugada del domingo 8 de marzo de 2020, al amanecer el 'Día Internacional de la Mujer', asesinaron en Salamanca a la universitaria Nadia Verónica, de 23 años de edad, estudiante de la IberoLeón. Visitaba a su familia.

Esta semana, en el campus universitario, su familia, compañeros profesores y directivos del plantel develaron una placa en su memoria: “-'Por si algún día soy yo, quiero ser la última'-. Nadia Verónica Rodríguez Saro Martínez. En tu memoria por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia”. Universidad iberoamericana. Otoño 2021”.

-“No hay resultados, incluso han callado; y sí quisiera conminar al fiscal, a que continúen con el caso y se esclarezca la verdad (...) la última comunicación fue hace como medio año, pero a partir de ahí no hemos tenido acercamiento de parte de ellos¸ así que haremos lo posible por buscar otra instancia...”, dijo su padre.

No, en Guanajuato nada cambia.

Sandra asoma a las páginas del diario 'Correo' para gritar su miedo a morir a  manos de su expareja, a quien denunció hace tres años por tentativa de feminicidio; la fiscalía decidió dar curso a su denuncia como 'violencia familiar' -es que ella lo mordió cuando él la ahorcaba-. El hombre fue puesto en libertad.

Y en León -en nota de 'Zona Franca'-, Dulce Mendoza, una niña de 12 años de edad, fue detenida por los gendarmes de la municipalidad. Y ahora se reporta desaparecida. La menor fue llevada al Cepol, ahí pasó la noche, y no se sabe más de ella. El sábado 16 de octubre acompañaba a una amiga a la tienda. La policía las detuvo dizque porque la otra muchacha llevaba un cuchillo. La menor de edad también fue llevada a los separos. Cuando su familia fue a buscarla, les dijeron que ya la habían dejado salir. La fiscalía activó la 'Alerta Amber' dos días después de conocer la denuncia. La familia no sabe qué hacer.

En Guanajuato las mujeres se pierden como agua entre los dedos de las manos del gobierno.


 

(A) La Jaula
La Felicidad.

Ya viene la Feria de León. Será del 14 de enero al 9 de febrero. Sus juegos mecánicos, su palenque y sus conciertos. Sus multitudes. Su pirotecnia. La entrada costará 12 pesos; adultos mayores, con o sin credencial del INAPAM, seis; los niños de hasta 1.40 de estatura, gratis. Nada de pagar un 'combo' de 70 pesos, aunque no le gusten los caballitos. Ya llega la feria. Todo es tan bonito.


 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios