miércoles. 22.09.2021
El Tiempo

Tigres de Papel • El Procu fantasma • Francisco Javier Mares

“No debería ser el procurador de los Derechos Humanos de Guanajuato…”

Tigres de Papel 031021
Tigres de Papel
Tigres de Papel • El Procu fantasma • Francisco Javier Mares

Nadie les hace demasiado caso, pero en la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato andan en campaña.

Buscan 'reivindicar' su tarea como la autoridad cuidadora de las garantías individuales de los guanajuatenses, que no han sido.

Y de paso restaurar 'la imagen' de su titular, a quien pesan como losa en la espalda sus antecedentes partidarios en ese encargo.

Vicente Esqueda Méndez, abogado por la IberoLeón, es un panista.

Fue su representante electoral desde 1991. A partir de ahí escaló sin prisas, pero sin pausas. Diez años después era el secretario técnico del Comité Directivo Estatal de su partido. A renglón seguido, secretario particular del pastor de los diputados azules en el Congreso del estado. Secretario de Acción electoral del CDE. Coordinador de asesores del Grupo PAN, otra vez en el Congreso local. Secretario general del CDE –y como tal, 'apoderado del mismo para pleitos y cobranzas, atención de asuntos administrativos y en materia laboral'-. Consejero nacional de 2003 a 2009 y consejero estatal de 2008 a 2011. Dudas del color, no hay.

No debería ser el procurador de los Derechos Humanos de Guanajuato.

Eso no importa. El 16 de diciembre de 2020 -en la Legislatura que aguarda su último cheque- fue designado como tal, en un proceso de selección que fue una vacilada -opaco, con desdén a los colectivos de defensa y a las víctimas-, en una 'evaluación cualitativa' que le otorgó la calificación más alta después de una entrevista laboral de 20 minutos.

En la coartada de los diputados azules, su compañero de partido libró la restricción partidaria que advierte la Ley, porque el postulante no había ocupado cargos de dirigencia en los cinco años recientes. Muy bien.

Ésa fue la primera ocasión en la que el Congreso de Guanajuato cargó con la responsabilidad toda del proceso de designación -hasta 2016, 'La Terna' era propuesta por el jefe del poder Ejecutivo, es decir, el góber.

La selección del defensor de los DH ya venía a menos.

Su antecesor, José Raúl Montero de Alba, fue el primer procurador sin el voto unánime del pleno a favor. Urgía de un mínimo de 19 y obtuvo apenas 21. Enfrente 12 votos nulos de la oposición. Una pena. Rindió protesta el 26 de noviembre de 2016. En la versión oficial, al término de su gestión, él mismo pidió no ser ratificado. Le dieron el gusto. Ajá.

Pero bueno, desde la designación del primer 'procurador' -nunca 'comisionado', ni pensarlo- de los Derechos Humanos en Guanajuato, don Rafael Hernández Ortiz, allá en el interinato de Carlos Medina Plascencia -con todos los claroscuros de los perfiles, amarres y alcances políticos de los designados al cargo-, la PDHEG ha sido siempre un apéndice más del Ejecutivo del estado.

En esta ocasión, sin rubor alguno.

El procu Esqueda, ignorado por todo mundo, en julio, con apenas siete meses en el empleo, mejor se fue de vacaciones -en la 'semana institucional', prácticamente toda la burocracia se va a la playa-, caviló a la sombra de una palmera borracha de sol, y regresó con la estrategia bajo el brazo.

Yo le recomendaría...

Ahora hay declaraciones y recomendaciones a diestra y siniestra. Mire usted.

Al gobierno de Irapuato lo califica de omiso a sus recomendaciones a partir de la muerte de un menor de edad, a manos de los policías municipales. Advierte al alcalde Ricardo Ortiz -que como Héctor Germán René, en León, solo busca la puerta de salida-, que el Congreso podría llamarlo para que explique su silencio. Seguro, Ortiz tiembla de miedo.

Será que así se llevan los panistas. De cualquier manera, los intereses ciudadanos están depositados en otros lados, con las buscadoras de los desaparecidos, por ejemplo.

Los policías municipales de León -ya nos ocupamos aquí del punto- fueron a provocar -aún no sabemos por instrucción de quién- a las integrantes del colectivo 'Madres Guerreras de León', en su manifestación a propósito del 'Día Internacional contra la Desaparición Forzada de Personas'. Les ordenaron que se fueran de ahí con sus flores, sus pancartas y sus consignas.

El procurador de los Derechos Humanos, todo él, ahora lamenta que 'pese a las capacitaciones y una propuesta general para permitir el derecho a manifestar', tooodavía haya vigilantes que cometan violaciones a sus garantías. Llama a sus superiores a 'monitorear' el trabajo de los subalternos y evitar 'actos que denigran la figura de la policía municipal”.

En el mismo hecho pretendieron intimidar al reportero gráfico Mario Armas. A la mañana siguiente, todavía sin desayunar, Mario fue a interponer una denuncia formal ante la PDHEG, contra los gendarmes que impidieron que realizara su trabajo.

Retrataba el hostigamiento policial a las buscadoras; el poli en jefe descubrió que salía en las fotos y gritoneó que eso violentaba sus derechos humanos: antes que policía soy eso, humano, vociferó. A Mario lo atendió personalmente Esqueda Méndez. Que vengan todos los que se sintieron agredidos, invita jovial el procu.

Ya encarrerado, el panista comprometió 'acompañamiento' a los familiares de las víctimas en las búsquedas. Si hay algún hostigamienmto, en el momento mismo se procede al levantamiento de la queja. Claro que sí, cómo no.

Como sea, los municipales son actores de reparto. Al centro de las quejas de los colectivos, por agravio a sus derechos humanos, emerge la figura del Fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa Aguirre. Y resulta que Zamarripa ¡en comida con los rotarios! admitió que los comentarios del presidente AMLO 'quizá logren' removerlo de su cargo. Así que 'los días contados' que aquí anticipamos...

Vanessa Sánchez, diputada local 'Verde', dice que si el fiscal 'decidiera renunciar', sería un acto personal -'la postura del gobernador ha sido mantenerlo en el puesto'-. Que en el supuesto de que Zamarripa presentara su renuncia, el Legislativo la calificaría y llevaría a cabo el procedimiento debido.

La cosa se pone todavía más emocionante. A la secretaria de Gobierno, Libia Denisse García Muñoz Ledo -quien como diputada, lo es con licencia, lideró la argumentación jurídica para conceder ese cargo a Zamarripa por toda la eternidad-, le preguntaron en León sobre los homicidios y el hallazgo de cuerpos mutilados.

Quién sabe por qué, pero ella respondió que sería la ley quien determine la remoción del fiscal. 'La ley contempla los mecanismos y las causales de remoción y bueno, ahí están en la ley y si hay una causal, pues que se aplique lo que viene en la ley', dijo. ¡Ánimas!


 

(A) La Jaula
El pantano azul

El ex director del Instituto de la Juventud Guanajuatense de 2015 a 2020 y diputado federal panista electo, Jorge Romero, fue vinculado a proceso penal acusado de violación. Se queda en prisión preventiva. Para los observadores, todavía es un misterio la identidad de la 'tercera persona' que fungió como 'halcón', en la comisión del delito. En su partido dicen que ellos pideron a Romero que se abstuviera de rendir protesta del cargo que ganó en las urnas. Qué embrollo en el que metió al PAN. Su homónimo Jorge Romero (Herrera) Coordinador del Grupo Parlamentario azul en la Cámara baja del Congreso de la Unión, dice que su bancada respetará la decisión de las autoridades judiciales. Hm. En boletín de prensa, se pronuncia a favor de 'una investigación justa, certera y apegada a derecho (...) en estricto cumplimiento de los derechos humanos, preservando el debido proceso'. Ya con el discurso hecho bolita: “Reprobamos todos los actos de violencia contra las mujeres, que atenten contra su integridad y sus derechos. Seguiremos trabajando por un país libre de violencia contra las mujeres, donde nadie esté por encima de la ley, donde nuestras niñas y mujeres estén seguras, y se respete el Estado de derecho”. Ya qué. Bien aconseja el clásico: 'A mitad del pantano: ¡Ni te muevas!'

 

 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios