Tigres de Papel • La realidad llega con la lluvia • Francisco Javier Mares

“A nada de conmemorar los 33 años del PAN en el gobierno de León […] hay cosas que no cambian en la ciudad…”

Tigres de Papel 041021 (1)
Tigres de Papel
Tigres de Papel • La realidad llega con la lluvia • Francisco Javier Mares

Desde la noche del viernes anterior, en la jerga de los meteorólogos: el 'Sistema frontal número 2 y una zona de baja presión' han provocado 'lluvias torrenciales' en varios municipios del estado.

Las precipitaciones más intensas se registran en los municipios de Silao, León, Guanajuato, Celaya, San Francisco del Rincón, Purísima, Pénjamo, Abasolo, Cuerámaro, Pueblo Nuevo y Salamanca.

Los daños son severos y van para peor.

En Abasolo, por ejemplo, la alerta alcanza el rango de boletín de prensa de la coordinación estatal de Protección Civil.

En ese tramo, el Río Turbio se encuentra en 85% de su capacidad. Están inundadas las comunidades de Huitzatarito -o Santa Cecilia-, Estación Abasolo, Los Sauces, Cantarranas y Buena Vista de la Vega -Las Conejas-. Hay personas refugiadas en el Centro Gerontológico Juan Pablo II. Son 34 puntos de concentración de familias afectadas por las inundaciones, en algo que llaman 'auto refugios'. En lanchas se trasladan personas, bienes y alimento para los animales.

La alarma por las inundaciones en Abasolo encontró al gober Diego Rodríguez de gira en Europa. A su regreso visitó, el 13 de septiembre -hace ya un rato- a las comunidades siniestradas. Estuvo en Santa Cecilia y en la Estación Abasolo. Dijo a la gente que seguirá la supervisión, sobre todo ahora que baje el nivel del agua. Prometió un censo 'casa por casa'-'familia por familia', para cuantificar los daños y 'emprender una estrategia para atenderlos'.

En Santa Rosa, 'la Sierra de Guanajuato', los deslaves son el pánico de todos los días. Un pedazo del cerro se desgajó sobre la carretera libre Guanajuato-Dolores Hidalgo. Horas después, en el mismo rumbo, otro entorpeció la circulación de los vehículos de motor, y de nuevo a contenerlos mientras se retiraban los escombros. Ambos incidentes transcurrieron sin personas lesionadas o accidentes automovilísticos.

Salamanca y Celaya andan por las mismas. En Salamanca los daños alcanzaron al sacrosanto sector empresarial, al inundar el patio de maniobras de Mazda con el agua que alcanzó a sus contenedores. La empresa no había emitido un comunicado oficial, pero empleados informaron a los reporteros que laboraron de manera normal. Más o menos lo mismo ocurrió en 'Serviláminas', que comercializa acero, afectada en su almacén.

En Salamanca hay cinco comunidades inundadas. El Río Lerma se reporta en una escala crítica del 100% de su capacidad en cauce. Los drenes que ahí descargan han ocasionado 'un tapón hidráulico' que agrava la situación.

En Celaya, el Río Laja se encuentra al 95% de su capacidad. El dren principal se desbordó a la altura de la comunidad San Luis Rey. A consecuencia de las lluvias severas, se registraron 'encharcamientos' en vialidades. El dren se refuerza con material y costalera. Es lo que hay.

En Cuerámaro, las familias pasan las noches en vela. La tromba del viernes arremetió contra sus domicilios. Se llevó con ella el buen estado de vehículos, muebles y demás enseres. Esa agua cayó desde las once de la noche y amainó hasta las dos de la mañana del sábado. Hubo colonias en las que el nivel del agua alcanzó hasta el metro y medio. Las calles como arroyos de corriente brava. La alcaldesa Ana Rosa Bueno giró las instrucciones debidas...

En el municipio de Acámbaro, la Presa Solís desfoga 100 metros cúbicos de agua por segundo a la Laguna de Yuriria. El Río Lerma está a 95% de su capacidad, y se desborda en las zonas bajas. Hasta el fin de semana no se reportaba afectación a viviendas, aunque sí la saturación de drenajes, y la inundación de los cultivos de las comunidades la Carpa, el Fresno, el Tenorio, Hacienda Nueva y en la cabecera municipal, ahí al cruce del puente de piedra. Terrible.

Con excepción de la presa Ignacio Allende, que está al 94% de su capacidad, ojo, las presas del estado rebasan el límite de su operación. Pero 'Protección Civil', vigila...

Un León marino

A nada de conmemorar los 33 años del Partido de Acción Nacional, el PAN, en el gobierno de León -otra vez, salvo el paréntesis 'bárbaro' de 2012 a 2015-, donde se sentaron aquel primero de enero de 1989, hay cosas que no cambian en la ciudad.

Han florecido -cual si fueran 'oxxos'- puentes, bulevares, hoteles y negocios, muchos negocios, negocios de todo tipo, legales y no, pero...

Cada año es lo mismo: los bulevares se inundan -que no, 'se encharcan', eso es un eufemismo condescendiente-; los arroyos de 'Las Liebres', 'Alfaro', 'Del Muerto' y otros, se desbordan; los autos son barquitos a la deriva en las avenidas, y a los bienes de las familias en las colonias se los lleva la corriente.

La lluvia 'atípica' y la basura en el drenaje y los arroyos, tan socorridos en los discursos -que como 'el foco encendido' ya no engañan a nadie, porque si bien los saturan, a la señora autoridad tampoco se le da la gana un 'desazolve' regular-, provocaron inundaciones en hogares y comercios, árboles caídos, vehículos varados y el cierre de vialidades.

Después de las ocho de la noche del viernes, bajo una 'lluvia de fuerte a muy fuerte' en la zona oriente, los leoneses se descubrieron en alerta.

En las vialidades el nivel de agua creció hasta 60 centímetros. Hubo que cerrar el bulevar Delta, ese donde se levanta el edificio de las oficinas del Gobierno del estado; la avenida Olímpica que lo alcanza; el bulevar Adolfo López Mateos -el entrañable 'eje' de los leoneses-; el bulevar Francisco Villa -que lleva décadas con tramos en obra negra y llenándose de agua-; y el bulevar Juan José Torres Landa, allá donde cada sábado brinca 'La Pulga', justo al lado del cuartel ¡Del Sapal!

Tránsito municipal dice haber 'implementado un operativo especial', que auxilió a conductores y pasajeros de 95 vehículos que se quedaron varados a mitad de las avenidas. El que alcanzó, alcanzó. Los reportes oficiales hablan de 150 casas y negocios inundados.

Las colonias en las que se registraron las inundaciones más serias fueron: Punto Verde -puntual como cada año- y sus vecinas pobres en la acera de enfrente, Jardines de San Pedro y la Eyupol -que seguro usted no sabe, pero significa 'Esfuerzo y Unidad Popular Obrera de León', y fundó el profe Francisco Rangel Serrano (+) con fondos del  Fonhapo, allá en la segunda mitad de los 80'.

Hacia el BALM: Manzanares, San Isidro, Jerez, Barrio de Guadalupe y Las Bugambilias -Oootra vez se inundó la 'Bodega Aurrerá', en Barrio de Guadalupe y BALM -y sin embargo, aún no anuncian remate alguno-. Como novedad, el mal alcanzó al Hotel Radisson -pues sí, la cerrada donde se ubica es como una zanja-, en cuyos alrededores, en fotografías que circularon en redes, el agua alcanzaba el toldo de los autos.

Más al sur, damnificados en los lugares de siempre: 'Cementos' y todas sus anexas, que anteponen el nombre de algún santo; Granjeno Plus, Rinconada del Sur, etc., etc., etc. Y al norte, Maravillas, Lomas de Medina y Mezquital del Carmen.

En el comunicado de la historia hubo que cerrar  la circulación en López, Mariano Escobedo, Paseo de Jerez, San Pedro y La Luz, bulevares todos -en respeto a la tradición del desbordamiento del arroyo de 'Las Liebres' y el de 'Alfaro' y el 'Del Muerto'-. Algunos medios, sin precisar denominación o ubicación, reportaron la inundación del quirófano de un hospital. Será cosa de preguntar.

Al menos a ratos, la lluvia lava de las avenidas la sangre de tanto muerto que deja la violencia nuestra de cada día en esta ciudad...

 

 

(A) La Jaula

Los Capuleto y los Montesco

En el nuevo episodio de una historia más cercana a 'La Reina del Sur' que a 'La Rosa de Guadalupe', la presunta venta del estadio León y anexos, de los Zermeño a Los Martínez -y a los barones de la Feria de León- ha sido frenada en seco por una jueza federal. La magistrada no se traga tanta triquiñuela. La frena por inconsistencias jurídicas y una eventual defraudación fiscal. Considera que la 'Buena Fe' -ajá- de los compradores no está por encima del interés público. ¡Zas! La transacción se operó sin convocatorias a asambleas del 'Club Social y Deportivo León, A. C.', con el voto único de la parentela Zermeño y una inscripción anómala y 'fast track' en el Registro Público de la Propiedad. Ahora casi rueda por tierra la tarde de shopping de los Martínez en la que, harto dinero en mano, se hicieron del 'Nou camp' y hasta de la escuela de fut de los Davino. Esta saga no la tiene ni Netflix.

 

 

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com

Twitter: TigresDePapel

Comentarios