Tigres de Papel • Las urnas, la última línea• Francisco Javier Mares

“…los grupos criminales han decidido influir en la operación de las administraciones públicas y en el rumbo político de Guanajuato…”

Tigres de Papel • Las urnas, la última línea• Francisco Javier Mares

A nada de la jornada electoral, el asesinato a Alma Rosa Barragán, candidata de Movimiento Ciudadano a la Presidencia municipal de Moroleón, confirma que los grupos criminales han decidido influir en la operación de las administraciones públicas y en el rumbo político de Guanajuato.

Esto lo tienen claro los gobiernos estatal y federal. Lo que no tienen es soluciones efectivas y prontas para ofrecer a la población.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, lo dijo al cierre de la semana que acabó, en reunión virtual con los gobernadores, a la que se enlazó el de Guanajuato, Diego Rodríguez: “ese riesgo —en la gobernabilidad y en el proceso electoral- está presente en muchas regiones del país y afecta principalmente a candidatos a cargos en ayuntamientos. El crimen organizado lo que quiere es territorio, y el territorio es precisamente a nivel municipal”.

Más claro, difícilmente. Los municipios son, además, el eslabón más débil en la calidad y cantidad de sus recursos, materiales y humanos, para enfrentar lo que hace años dejó de ser una mera amenaza del crimen organizado. Guanajuato es un caso dramático. El método de 'ensayo y error' del secretario de seguridad estatal, Alvar Cabeza de Vaca Appendini, en el diseño y ejecución de la estrategia de seguridad y prevención del delito en la entidad —asumiendo incluso facultades que no le corresponden-, ha sido un desastre. Costosísimo en dinero y vidas. Eso es lo que dicen los números.

Es necesaria y reconocida la urgencia de la coordinación con el gobierno federal; son precisamente los estados y municipios las instancias que cargan la responsabilidad de la seguridad de los ciudadanos en la jornada de las urnas en puerta.

De los 22 mil cargos que están en disputa, únicamente las 500 candidaturas a la Cámara Baja del Congreso de la Unión pertenecen al ámbito federal, el 2.5%. El 97.5% restante son de índole local. Al menos a las 'mesas de paz' se han sumado ya las autoridades electorales de cada entidad. De acuerdo con el INE, ni siquiera doscientas casillas, el 0.12%, de las 166 mil en todo el territorio nacional, estarían en riesgo de no ser instaladas.

La secretaria de Gobernación dijo también a los gobernadores que “es preocupante el incremento de hechos de violencia criminal contra candidatos, en comparación con anteriores elecciones intermedias”. Una obviedad si se atiende al avance, imparable, de la delincuencia organizada. En Guanajuato pareciera que no entendimos la alerta que se encendió en enero, con el asesinato del diputado local panista con licencia Juan Antonio Acosta Cano, en plena zona centro, a mitad de la mañana, en su municipio Juventino Rosas.

Tan no entendimos, que ese tipo de homicidio se replica ahora en la muerte de Alma Rosa Barragán, en Moroleón, con la misma impunidad, mientras la violencia criminal sacude al estado. En este municipio los candidatos abandonaron sus campañas. Ese crimen sucede justo en el medio de la crisis de violencia más sangrienta en la historia reciente de Guanajuato.

Lo que ocurre en León, por (mal) ejemplo, es en verdad dramático en términos del saldo rojo que paga la ciudad, y ridículo en cuanto a la ausencia de autoridad.

Hasta el mediodía de ayer, día 30, uno antes de concluir el mes a la media noche de este lunes-, se habían cometido ya ¡86 asesinatos!, en mayo, cifra que superó los 82 homicidios cometidos en agosto de 2020, que tenía ese récord. El alcalde panista Héctor Germán René López Santillana mejor se esconde. Eso ha hecho en cada episodio de violencia que rompe la normalidad cotidiana de los ciudadanos, desde el inicio de su gestión de seis años: Cobra ahí desde 2015. De la inoperancia de su secretaría de Seguridad, huelga decir más.

Barricadas

—“El mayor riesgo de la gobernabilidad y al proceso electoral que hemos detectado desde el gobierno de la República es, lamentablemente, la actividad de grupos del crimen organizado que pueden afectar y lastimar, incluso como lo hemos estado viendo, al extremo de privar de la vida a candidatas y candidatos, sin distinción de partido político y de colores”, dice Olga Sánchez Cordero.

El gober de Guanajuato, Diego Rodríguez, está de acuerdo. 'Es evidente que hay organizaciones que quieren desestabilizar estos comicios', reconoció el jefe del Ejecutivo estatal. Es de dar miedo, entonces.

Dice el gobernador que de acuerdo con los propios candidatos —12 de ellos han solicitado seguridad al gobierno estatal-, están identificadas las zonas de mayor riesgo en la entidad y se garantiza un operativo, durante la jornada electoral, en el que participarán el ejército, la Guardia Nacional y las fuerzas estatales y municipales. No suena como para saltar de gusto.

El gobernador hace un apunte interesante: si bien su gobierno no tiene información sobre amenazas a otros candidatos, sí han detectado 'conflictos' entre grupos de simpatizantes en los municipios al sur de la entidad, una variable a la que sin duda ha abonado, y mucho, el brincadero de siglas de políticos a los que determinado escudo les niega una candidatura. El dato habla mucho de la seriedad de los partidos y de los políticos que disfrutamos —el sur de Guanajuato, por si algo faltara, es la zona que una y otra vez es blanco de ataques del crimen organizado-.

En la línea del discurso del gobernador, el despliegue de fuerzas está asegurado en todo el estado, y “Guanajuato garantiza que los comicios se desarrollen en paz. Tenemos ese compromiso con la gente, estamos muy cerca con las autoridades electorales también”. Hasta ganas dan de creerle al gobernador Rodríguez; sin embargo, habrá que seguir de cerca los días previos y la jornada de las urnas entera.

A Alma Rosa, asesinada el martes, la despidieron 'entre aplausos, llanto y mariachis', dicen las notas de los diarios. El sábado, en sesión extraordinaria, el consejo del IEEG aprobó la sustitución de la candidatura, en favor de su hija Denisse Sánchez Barragán. De entrada, ella pidió mayor seguridad para la ciudad y para su familia. Para conocer de qué manera impacta en términos electorales a Moroleón ese crimen, habrá que esperar al domingo venidero.

Las elecciones intermedias de 2021 son en Guanajuato las del 30 Aniversario de la estadía del Partido (de) Acción Nacional, al frente de la gubernatura del estado. Si bien a diferencia de aquellas de 1991, que asientan la efeméride, no está en juego en éstas el cargo de gobernador, todo apunta a que el PAN no tendría mayor problema en conservar la mayoría de las municipalidades y el control del Congreso local. La rebatinga en la selección de las candidaturas de Morena, cobraría un alto costo electoral al partido del presidente, en la única entidad que perdió en la elección presidencial.

El caso de León —que el PAN gobierna desde el uno de enero de 1989, con la excepción del trienio de la priista Bárbara Botello 2012-2015-, quedará para la anécdota en el Movimiento de Regeneración Nacional —y para el ajuste de cuentas a su interior-. La candidatura del ex panista y ex alcalde Ricardo Sheffield Padilla, difícilmente entregaría buenas cuentas en el conteo de regidurías siquiera —ya no en la obtención de la alcaldía- si se confirma el triunfo de la blanquiazul Alejandra Gutiérrez, como la plaza augura.

Casi es hora, pues, de afilar la credencial de elector.


 

(A) La Jaula

Hagan sus números

El diario 'El Universal', que no es así que digamos un apoyador de AMLO, trajo malas noticias a la oposición en el fin de semana. Morena y sus aliados mantienen su ventaja electoral sobre la hermandad PRI/PAN. Esta rara coalición seguiría en segundo lugar, de acuerdo con la encuesta de ese medio. Morena lidera con 41%. PAN y el PRI apenas tienen 15 y 16%, respectivamente. La franquicia verde y Movimiento Ciudadano, siete y ocho de las preferencias. El 43% dice que su voto será una muestra de apoyo al desempeño de AMLO. Un porcentaje similar, que su voto nada tiene que ver con las acciones de Presidente. Un 9% votaría para expresar su desaprobación al mandatario. El 43% acepta que su economía será determinante a la hora de votar. El manejo de la pandemia de 'covid-19' dejó de influir en la tendencia. Sólo 15% lo considera lo más importante. Morena no conseguirá la mayoría absoluta en la Cámara de diputados, pero sí con sus aliados. Quedaría a 12 curules de la mayoría calificada. 93 millones de mexicanos están llamados a la urnas. Se juegan la Cámara de Diputados, 15 de los 32 gobernadores y miles de ayuntamientos. Hagan sus números.

Correspondencia: tigresdepapel001@gmail.com
Twitter: TigresDePapel

Comentarios