Martes. 19.11.2019
El Tiempo
Jaime Panqueva
10:55
09/11/19

Incubadora de hongos

"El logro de Polibyon no lo comento, como lo hacen muchos de los directos responsables de nuestra debacle nacional, para desviar la atención de los temas urgentes: violencia y medio ambiente, sino para decir con buenos fundamentos que, sin embargo, hay esperanza."

Incubadora de hongos

Durante la crisis del 2008 dos consultores estratégicos decidieron crear una compañía que inyectara recursos a pequeñas empresas para acelerar su crecimiento y aumentar su impacto social. Dos años más tarde fundaron MassChallenge una incubadora y fondeadora de proyectos que recauda en la actualidad más de 5 mil millones de dólares al año y ha impulsado casi 3.000 empresas a lo largo del mundo que generaron alrededor de 126.000 empleos. A lo largo de casi diez años, MassChallenge ha recibido más de 20.000 solicitudes de financiación y, aunque poco menos de la mitad se localizó en los Estados Unidos, en los últimos años han incursionado en diferentes países del mundo con oficinas en Israel, México y Suiza, así como a través de concursos que evalúan y financian las empresas más prometedoras. (Mayor información en https://masschallenge.org)

El pasado 7 de noviembre se premió a las finalistas de MassChallenge México que reunió también algunas empresas de colombianas. El primer premio lo obtuvo Polibyon, una empresa afincada en Irapuato que mediante el cultivo de diferentes cepas de hongos a escala industrial es capaz de producir biomateriales sucedáneos de empaques plásticos, piel sintética o madera, mediante la utilización de desechos agroindustriales y con una huella de carbono ínfima.

Hace un par de meses entrevisté a su fundador, Axel Gómez-Ortigoza, un joven de 27 años formado también en el CINVESTAV de Irapuato, que destaca entre sus premios el reconocimiento del MIT Tecnology Review, el cual solo es otorgado a los Jóvenes Innovadores menores de 35. Conversamos sobre la versatilidad y variedad que pueden aportar las cepas de hongos que ha criado y aislado para desarrollar sus materiales, así como el inmenso campo de acción que tiene a futuro mediante la mutagenización de éstos.  “Tenemos un biblioteca biológica que incluye unas 20 cepas nativas mexicanas. Realmente la biblioteca podría ser casi infinita y abarcar millones y millones de especies...” La visita a Polibyon puede leerse en el nro. 13 de la Argonauta, revista cultural del Bajío, dedicada a Ciencia y Tecnología.

Obtener este premio, además del financiamiento que ayudará a mejorar su capacidad instalada, podría catapultar a Polibyon al ponerlo en la mira de los capitales de inversión internacionales. Algo que impulsaría también un concepto esencial en la industria en México: “No sólo se trata de un producto ambiental, su proceso de fabricación también se ha desarrollado para que la huella del carbono, con el transporte y la logística incluida, sea igual a cero. Entramos en lo que se llama una economía circular, es decir, no es un proceso de usar y tirar, todo se reutiliza. Aquí no existe la obsolescencia programada, el producto debe ser reintegrado o convertirse en un insumo que reingrese a la producción. Nuestros productos cumplen con esto, si se desechan sirven como abono o incluso podremos incluir semillas en su interior para que nazca alguna planta al desecharse”

Hablaremos con más detalle sobre esto en el siguiente programa en directo de La nave de Argos el próximo jueves, 14 de noviembre a las 4:00pm, que se puede oír en nuestra dirección electrónica: www.argonauta.com.mx o a través de Facebook: @ArgonautaRevistacultural

Parece que al finalizar una semana marcada por las atrocidades de la delincuencia organizada en México no debiéramos hablar más que de balazos, tráfico de armas y estrategias fallidas de seguridad. El logro de Polibyon no lo comento, como lo hacen muchos de los directos responsables de nuestra debacle nacional, para desviar la atención de los temas urgentes: violencia y medio ambiente, sino para decir con buenos fundamentos que, sin embargo, hay esperanza.

 

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com

Comentarios