Jaime Panqueva
06:19
27/03/21

Una semana de dos finalmentes • Jaime Panqueva

“Tras generar expectativas, que se tradujeron en filas de abuelitos desde la noche anterior…”
Gráfico columna Jaime Panqueva
Gráfico columna Jaime Panqueva
Una semana de dos finalmentes • Jaime Panqueva

Por fin llegó la vacuna de Covid 19 a Irapuato. Tras generar expectativas, que se tradujeron en filas de abuelitos desde la noche anterior ante centros de vacunación bien distribuidos en la geografía de la ciudad, vimos reflejarse las grandes virtudes y mezquindades de nuestra sociedad. Por un lado el orden, respeto y civismo de la mayoría que acudió a formarse, incluso desde el día anterior, con documentos en mano, y por otro el de los gandallas que ni siquiera cumplían con los requisitos y hasta querían vender el lugar en la fila. Por fortuna, estos últimos, los menos, fueron bien neutralizados por una organización que se pasa de lenta y burocrática, y tuvo a ancianos esperando durante horas bajo un sol que por estos días no está para menospreciarse.

A mí todavía me cuesta entender el porqué de tanta parafernalia. Es cierto que las dosis actuales son escasas, pero también hay infraestructura de salud para manejar mejor y con mayor respeto a nuestros abuelos. La gran pregunta es cómo le van a hacer cuando llegue el turno de vacunar a mexicanos más numerosos, menos dóciles y más aviesos como los de mi generación, por ejemplo. Confío que para entonces ya sobren vacunas y uno pueda ir a comprarla o aplicársela cuando mejor le parezca. Tampoco pido el Vacuna-Thru de los gringos, exigido por todos los amantes de las medidas todo-pronto-ya, pero sí que cuando los volúmenes lo permitan, se flexibilicen de igual manera las normas de aplicación, para evitar estos manipuleos.

En la gráfica, podemos observar que las vacunas llegan en un valle de contagios y que coincide justo con la llegada de la Semana Santa. Es decir, que si las normas de distanciamiento e higiene no se respetan, como sucedió a finales de diciembre del año pasado, podríamos vernos en unas semanas en un nuevo pico. Creo que no está de más recordarlo.

El otro finalmente llegó por parte de Morena, que nombró como candidato a la presidencia municipal de Irapuato a José Javier Aguirre Gallardo, con lo cual la contienda electoral en la ciudad se pondrá muy interesante, pues se rompe el pacto de género. Mientras el PRI, PAN y el Verde postularon candidatas mujeres, a saber, Karen Guerra, Lorena Alfaro y Patricia Ortiz Vela, respectivamente, el partido del gobierno federal va con un moreno. Me faltaba mencionar también a Ricardo “Richo” Castro, que aspirará por segunda vez a la alcaldía ya no como independiente sino como candidato del minipartido Redes Sociales Progresistas. Así, con todas las cartas sobre la mesa, veremos cómo empiezan a moverse las encuestas de opinión en una ciudad donde el PAN se ha mantenido inamovible en los últimos años. Creo que los electores en la ciudad bien merecen para estas elecciones un buen debate entre candidatos, organizado por los medios locales, donde podamos realmente comparar sus conocimientos sobre las necesidades de Irapuato y sus planes para el futuro.

¿Quién se animará a organizarlo?

Comentarios a mi correo electrónico: panquevadas@gmail.com











 

Comentarios