Buscar
15:02h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

 In JP Morgan & Citigroup they trust

"No es un secreto que ambos personajes quieren encabezar el Poder Ejecutivo del gobierno mexicano. Tampoco lo es que tienen planes de gobierno completamente diferentes..."

En la semana que transcurre, y dentro de una gira por Estados Unidos para promover su candidatura por el partido Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, expuso su plan de gobierno ante el Consejo de Administración de JP Morgan.

Por su parte, José Antonio Meade también visito las oficinas de JP Morgan para exponer su visión sobre la economía de México.

No es un secreto que ambos personajes quieren encabezar el Poder Ejecutivo del gobierno mexicano. Tampoco lo es que tienen planes de gobierno completamente diferentes.

José Antonio Meade busca seguir el modelo de crecimiento económico hacia afuera, iniciado en la economía mexicana desde el gobierno de Miguel de La Madrid Hurtado.

AMLO desea un cambio de modelo de desarrollo que puede visualizarse en diversos textos de su autoría, en declaraciones públicas suyas y de sus colaboradores, y en sus simpatías hacia ciertos personajes de la vida política mundial.

Aunque existen muchos textos para obtener información sobre el plan de gobierno de AMLO la fuente principal es el libro La Salid.: Decadencia y renacimiento de México.

Lo que se mencionó en la junta del Consejo de Administración de JP Morgan se puede sintetizar en los siguientes párrafos.

SOBRE JOSÉ ANTONIO MEADE

La opinión que tienen los banqueros respecto a José Antonio Meade es que es un buen técnico en la interpretación de los acontecimientos económicos, así como un buen instrumentador de políticas económicas y sociales, derivado esto de su experiencia como funcionario público.

En términos generales y de acuerdo a las ideas de JP Morgan y de Citigroup, esperan que, de lograr la presidencia Meade, ataque de frente y sin miramientos la corrupción.

En términos generales, están de acuerdo en que continúe el control de precios de bienes y servicios por medio de la apertura a los mercados internacionales, que la tasa de interés sea mayor que la inflación, que se mantenga fijo el tipo de cambio, y que los salarios sean reprimidos constantemente para que no crezca  la tasa de inflación.

RESPECTO A AMLO

De la minuta de la reunión con López Obrador se realizaron comentarios, tanto del banco JP Morgan como de los analistas financieros de Citigroup.

La minuta de la junta con AMLO se denomina: Junta con AMLO: No suficiente para ocultar diferencias.

Estuvieron de acuerdo en que AMLO combata febrilmente la corrupción, sin ninguna excepción, incluso la que recientemente se descubrió en algún delegado en CDMX allegado a Morena. (En este punto es difícil que cumpla AMLO esta promesa central de campaña, sobre todo porque admitió en forma espectacular la participación en Morena de Lino Korrodi, René Bejarano, Manuel Barlett y otros personajes que no se han caracterizado por su rectitud).

Están en desacuerdo con la cancelación del Aeropuerto de Texcoco, porque ya se han invertido ahí más de 10 mil millones de dólares. De cancelarse, la calificación de Moody’s Investment, Ficht y Stándar & Poors se desplomaría, y las tasas de interés de la deuda de México aumentarían de tal forma que sería impagable en el corto y en el mediano plazo.

Tampoco creen que con el ahorro que menciona AMLO en su libro La Salida  alcance a pagar la construcción de un tren bala de la CDMX a la frontera con Estados Unidos, la edificación de dos nuevas refinerías y la rehabilitación de las seis existentes.

En este punto presentaremos las siguientes dos alternativas:

  • La alternativa del Costo mínimo. Abarca todos los proyectos, incluido el tren bala que menos costo tiene, el que va de la Ciudad de México a Nuevo Laredo, porque es el que tiene menos distancia de la CDMX.
  • La Alternativa del Costo Máximo. También tiene todos los proyectos, pero el tren bala iría de la Ciudad de México a Tijuana.

No se evalúa el costo intermedio, pero el tren bala iría de la CDMX a Ciudad Juárez.

Alternativa del costo mínimo

Si el tren bala va de la CDMX a Nuevo Laredo, el precio mínimo a pagar por estos proyectos sería de 4.13 billones (millones de millones de pesos), casi el presupuesto total de la Federación en un año, según el siguiente cuadro.

Batta cuadro 01

 

 

 

Alternativa del costo máximo

Si el tren bala va de CDMX a Tijuana, el precio máximo a pagar serían 6.7 millones de millones de pesos, más que el presupuesto total anual de egresos de la Federación de un año, de acuerdo con el siguiente cuadro.

Batta cuadro 02El tren bala de CDMX a Querétaro costaría 20 mil millones de dólares por 217 kilómetros lineales (cálculo elaborado por la SCT y la empresa china que ganó el concurso sobre el tren que no se realizó en 2014 por incosteable).

En caso de que el tren fuera de la CDMX a Tijuana, el costo mínimo sería de 12 veces, porque la distancia de CDMX a Tijuana es de 2,760.5 kilómetros, y el costo sería de 240 mil millones de dólares.

En caso de que el tren fuera de la CDMX a Ciudad Juárez, el costo mínimo sería 8 veces la distancia del cálculo de CDMX a Querétaro, y el costo sería de 160 mil millones de dólares. La distancia de CDMX a Ciudad Juárez es de 1804.3 km.

En caso de que el tren fuera de la CDMX a Nuevo Laredo, el costo mínimo sería de 103 mil millones de dólares. La distancia de CDMX a Nuevo Laredo es de 1,118 kilómetros.

El costo de una refinería con capacidad para procesar 3 millones de barriles diarios, sería de alrededor de 35 mil millones de dólares. Por lo tanto, construir 2 refinerías tendría un costo de 70 mil millones de dólares

La rehabilitación de cada refinería tendría un costo promedio de 450 millones de dólares, por lo que hacerlo con las 6 existentes, costaría 2,700 millones de dólares.

Como la política pública de AMLO es frenar la Reforma Energética (no podrá revertirla porque no tendrá el 75% del Congreso con candidatos afines a Morena), el Gobierno Federal tendría que invertir en incrementar la producción de petróleo, en al menos 2 millones de barriles diarios.

Tomando en cuenta que en los últimos 79 años Pemex sobreexplotó los yacimientos terrestres y marítimos con los que cuenta, para llegar a la meta de 2 millones de barriles adicionales tendría que explotar los yacimientos profundos del Golfo de México.

Para lograr su objetivo tendría que identificar y perforar mínimo 4 pozos con profundidad mayor a 1,500 metros lineales de profundidad, y cada pozo tendría un costo mínimo de 12 mil millones de dólares.

En este sentido, se tendrían que invertir 48 mil millones de dólares adicionales.

CONCLUYENDO

Andrés Manuel López Obrador es el candidato con mayor número de intenciones de votos en estos momentos, lo cual se debe a su tenacidad y también a que la mayor parte de los mexicanos desean un cambio que se vio frustrado desde el sexenio de Vicente Fox.

Esto hace deseable que el grupo de asesores se dedique más a planchar las propuestas de proyectos, para no cometer los errores que hicieron dudar a los consejeros de JP Morgan.

En este sentido, los 500 mil millones de pesos que ahorraría AMLO por evitar prácticas corruptas no alcanzarían a financiar los proyectos que se propone.

A lo mejor sería conveniente moderar la propuesta de proyectos y concentrarse en mejorar la redistribución del ingreso, que es lo que hace más falta.

Respecto al crecimiento del 4% del PIB, es deseable que crezca la economía del país, pero su capacidad actual no da para un crecimiento mayor al 3%.