Jesús Batta González
07:52
17/08/15

La crisis económica del modelo de globalización forzada y sus dogmas

"El resultado de estas políticas ha provocado niveles elevados de pobreza en la población mundial en su conjunto"

La crisis económica del modelo de globalización forzada y sus dogmas

 

 

 

 

 

El progreso mismo es una enfermedad. 
Miguel de Unamuno


La internacionalización de la economía occidental es un hecho irreversible desde la época del Renacimiento.

La globalización forzada es una forma de internacionalización de la economía, con la óptica del modelo neoliberal, que beneficia principalmente a las empresas multinacionales y la banca comercial internacional.

El resultado de estas políticas ha provocado niveles elevados de pobreza en la población mundial en su conjunto.

Por otra parte la riqueza y las grandes fuentes de ingreso son controladas por menos de 100 personas, algunos mexicanos como Carlos Slim, German Larrea, Salinas Pliego, Alberto Bailleres.

Por primera vez en la historia de la humanidad, las nuevas generaciones van a tener un nivel de vida inferior al de sus padres.

A nivel internacional, el Consenso de Washington es el referente mundial para la aplicación de la globalización forzada.

Fue elaborado por el economista británico John Williamson, por instrucciones de Margaret Tatcher.

Los principios de este Consenso se han impuesto como dogmas religiosos, independientemente de los resultados que en ocasiones han sido positivos.

Los puntos fundamentales del Consenso de Washington son:

Disciplina presupuestaria 
Reforma fiscal
Tasas de interés por oferta y demanda
Tipos de cambio por las fuerzas del mercado
Liberalización comercial, principio fundamental 
Plena apertura para favorecer la inversión extranjera directa IED
Política de privatizaciones para disminuir la presión de los presupuestos
Política desreguladora en libertad económica en precios y movilidad de factores
Derecho a la propiedad
Democracia, individualismo y libertad .

DESARROLLO DE TEMAS
1. La Disciplina presupuestaria se debe impulsar para que el Gobierno deje de ser el impulsor del desarrollo y dejar al sector privado esta labor por medio de la competencia en el mercado.

El gobierno solo debe tener como obligación la educación (que debe impartirse con criterios economicistas, esto es enseñar las habilidades que privilegien la producción de bienes y servicios con la lógica de mercado) y la salud curativa (también llamada salud capitalista, que busca quitar los síntomas, para que el individuo siga produciendo, en lugar de curar enfermedades).

De acuerdo a las indicaciones del Consenso de Washington, el Gobierno de Guanajuato no debería subsidiar la infraestructura de ninguna empresa, inclusive las armadoras de autos.

Tampoco debería subsidiar a las empresas para que no desaparezcan ni se retiren las inversiones, como ocurrió en 2008 con la industria automotriz.

En términos radicales las calles, las carreteras, los parques, deberían ser construidos por el sector privado, y cobrar a quienes utilicen esos lugares.

Por otra parte, ¿cómo incentivar la competencia, si los mercados han sido monopólicos (Telmex durante una década fue monopolio), duopolios (la industria televisiva, la cementera, la cervecera) u oligopólicos (la industria automotriz)?

¿Cómo se puede aplicar criterios de competencia perfecta en mercados imperfectos?

2. La Reforma fiscal, debe aplicarse para reducir el gasto del gobierno.
El déficit fiscal máximo recomendable es el 3%, tratando de evitar que el efecto multiplicador del crecimiento keynesiano vuelva a aplicarse.

Por otra parte, los neoliberales mexicanos han descansado en los impuestos a Pemex, logrando hacer de ésta una empresa en decadencia (aparte de corrupta).

Consideran que si no se cobran impuestos a los grandes capitales, éstos invertirán más, para dar más empleo y provocar crezca el PIB.

Aparte de absurda, esta apuesta es injusta, ya que Slim y los 24 principales tienen muchas utilidades, y si no les conviene invertir en México, sacan sus inversiones al extranjero, por lo que no invierten ni crean empleos, ni crece el PIB.

Actualmente Telmex no tiene inversiones, solo se le saca provecho.
Todo esto deja toda la carga impositiva en las clases medias y en la decadente Pemex.

3. Las Tasas de interés deben ser fijadas según las leyes de la oferta y la demanda, para evitar una inadecuada asignación de recursos.

Las tasas deben ofrecer rendimientos superiores a la tasa inflacionaria, para incrementar el ahorro y desactivar la fuga de capitales.

Actualmente sólo el 25% del PIB es financiado por medio de la banca.

Ni siquiera el Fondo Pyme ha servido; es sólo un justificante de que se hace algo por las empresas pequeñas.

Hace 25 años el 75% del financiamiento bancario promovía el crecimiento del PIB.

En épocas pasadas existía como instrumento el encaje legal, al que los neoliberales identifican como perverso, pero no han podido sustituirlo.

Como consecuencia, el sistema de pagos en México en 80% está en manos extranjeras.

Los neoliberales no supieron instrumentar la privatización bancaria.

Exigieron capitalizaciones ridículas que llevaron a la quiebra a primeros banqueros.

La banca extranjera compró los bancos mexicanos a precios ridículos con Fox y Zedillo.

4. Los Tipos de cambio tienen que establecerse por las fuerzas del mercado, independientemente de la presión devaluatoria que provoca la diferencia de inflaciones entre países que comercian.

En realidad, en México el tipo de cambio se ha contenido por medio de las reservas internacionales, con excepción de finales del sexenio de Salinas de Gortari, que dejó sin reservas al Banco de México y a la economía en ruinas.

El virtual subsidio del tipo de cambio, junto con la apertura exagerada a los mercados internacionales, ha sido un subsidio para las empresas extranjeras, sobre todo de China, Vietnam, Indonesia y Pakistán, y han provocado la quiebra de sectores mexicanos.

Para darnos una idea, prácticamente han desaparecido de la economía la industria zapatera, la de prendas de vestir, la industria textil y muchas otras industrias.

De todas formas el mercado cambiario no funciona, porque cuando hay presiones devaluatorias, el Banco de México ofrece dólares a precio bajo a los principales importadores, que no necesitan subsidios.

5. La Liberalización comercial es el principio fundamental para el funcionamiento de este modelo, imponiendo el acceso a las importaciones de factores de producción a precios competitivos para promover las exportaciones. 

Dicen que el proteccionismo de las naciones crea distorsiones muy costosas a la economía.

Desde 1983 el gobierno mexicano ha impulsado esta medida.

Desafortunadamente, una apertura total, con un mercado chino protegido de las importaciones, ha sido el mejor remedio para exterminar las empresas mexicanas.

No se puede aplicar medidas de apertura total, cuando hay naciones que tienen una política de protección a sus empresas.

En México se ha protegido a la industria automotriz, evitando la inversión de empresas de la India y China, que venden automóviles a 2 mil dólares.

6. Todas las economías tienen que tener Plena apertura para favorecer la inversión extranjera directa IED, ya que ésta aporta capital, tecnología y experiencia.
Todo esto contribuye a mejorar la producción de los bienes necesarios para los mercados nacionales y destinados a la exportación.

En Guanajuato se buscan empresas extranjeras, utilizando como principal argumento la mano de obra barata y la inexistencia de sindicatos y/o derechos laborales y sociales.

No se toman en cuenta los costos en contaminación y salud derivados de aglomeraciones urbanas; incluso, el agua dejará de surtirse al campo y las ciudades, para dar agua subsidiada a las armadoras automotrices.

Ni siquiera se ha instrumentado un programa de absorción y mejora tecnológica.
En México los economistas del gobierno afirman que la inversión extranjera es la solución a nuestro desarrollo económico; en última instancia, su meta es que la economía mexicana se integre a la de Estados Unidos en forma dependiente.

7. La Política de privatizaciones debe ayudar a disminuir la presión en los presupuestos del gobierno, para no tener números rojos.

Las principales empresas privatizadas fueron Telmex y los bancos que quebraron, y están en manos de empresas extranjeras.

Telmex se privatizó y ofrece deficientes servicios de telefonía, con precios excesivos, que propician un mercado monopólico al inicio, y después como empresa dominante.

Actualmente Telmex no invierte y sólo busca el deterioro de su sistema, para declararse en quiebra y dejar los fierros al sindicato y dedicarse a negocios más jugosos, sobre todo en generación de energía.

La privatización no generó empresas que desarrollen tecnología, ya que la compran en el extranjero, convirtiéndose en rentistas.

La vanguardia mundial de la economía son las empresas tecnológicas, y las empresas mexicanas no invierten en Investigación y Desarrollo.

Ante esta situación, la economía mexicana está condenada a importar empresas que sean la vanguardia de la economía, pero sin generar valor tecnológico.

Las empresas extranjeras buscan armar productos terminados, con insumos procedentes de todas partes mediante la estrategia global.
Conservan para si el diseño, la comercialización, la logística y demás actividades con alto valor agregado.
En cuanto a los bancos, se les exigió una capitalización anual del 12% que calentó su actividad, y ante la depresión de 1995 provocada por malas políticas del gobierno, quebraron y se vendieron como baratijas a empresas extranjeras, y ni siquiera se les cobraron impuestos.
Los ferrocarriles se privatizaron y ya no sirven para generar desarrollo en las regiones mexicanas, porque sólo son auxiliares para el sistema ferrocarrilero de Estados Unidos.
Ni siquiera se les cobra derecho de vía, ni pagaron por la propiedad de una extensión territorial de las vías que tiene una extensión de al menos la mitad del estado de Guanajuato.

8. La política desreguladora del gobierno deberá tener la máxima libertad económica en precios y movilidad de los factores, para estimular la competencia.

En este punto se ha avanzado, poco afortunadamente.

Es necesario que el Estado siga siendo el regulador y que no cambie la Constitución, para dejar pleno derecho de propiedad al sector privado.

En el caso de la reforma energética y en minas, durante los sexenios de Fox y Calderón se les dejo extraer recursos sin pagar impuestos; en esta época la depredación ha sido la consecuencia de la no regulación económica.

9. El principal derecho que deben salvaguardar los gobiernos es el Derecho a la propiedad, para garantizar el funcionamiento eficiente del sistema legal y judicial que beneficia a las inversiones.
Afortunadamente no se ha avanzado en quitar que la propiedad es concesionada por el Estado mexicano.

10. Los principios de democracia, individualismo y libertad serán prioritarios, incluso sobre los derechos sociales, que han provocado distorsiones en la asignación de gasto improductivo hacia las sociedades marginales.

En México solo el 39% de sus habitantes tienen buena opinión de la democracia, derivada de la alternancia fallida.

El individualismo se desarrolla principalmente en los centros urbanos, y la cultura comunitaria ha permitido sobrevivir a millones de familias, sobre todo por la solidaridad de los miembros de éstas.
Sólo existe la libertad económica de los poderosos, y la libertad no existe con hambre y pobreza.

Como conclusión hace falta una revisión profunda del modelo de desarrollo, y adaptarlo a las necesidades de los mexicanos, a pesar del paradigma de internacionalización forzada.
 

Comentarios