Al gobierno de Márquez le falta una Unidad de Inteligencia Industrial

“…la formación de una política de inteligencia industrial, es común en las naciones que saben cómo aprovechar la atracción de inversión extranjera directa (IED)…

Al gobierno de Márquez le falta una Unidad de Inteligencia Industrial

Es importante mencionar que la formación de una política de inteligencia industrial, es común en las naciones que saben cómo aprovechar la atracción de inversión extranjera directa (IED).

La política de inteligencia industrial se aplica desde los albores del sistema capitalista, con el dominio británico de gran parte de la economía mundial de esa época.

Ejercicios exitosos de una política de inteligencia industrial estuvieron representados en los colonos de las 13 colonias del actual Estados Unidos, cuando por medio de copia, absorción y mejora de máquinas textiles británicas, desarrollaron la industria textil en el estado de Virginia.

Durante el siglo XX y XXI, todas las economías que pasan de ser emergentes (sub desarrolladas) a industrializadas, y que ya son desarrolladas o están por hacerlo en un futuro, han implementado una política de inteligencia industrial.

Nadie podría explicar el lugar que tienen Japón, Corea del Sur, Taiwán, Singapur y en proceso China, sin un agresivo programa de absorción y mejora tecnológica.

Como en Guanajuato las autoridades promovieron la inversión de armadoras de coches y la instalación de fábricas de autopartes elementales, han olvidado las bases fundamentales de desarrollo económico, y han evadido la responsabilidad que tienen para aprovechar el know how.

Para poner un ejemplo:

Japón, Corea del Sur y China son economías que durante una época de su evolución han subcontratado procesos de fabricación de autopartes y armado de automóviles.

Con sendos programas de absorción y mejora tecnológica, actualmente Japón y China tienen más de 100 marcas de automóviles, en los cuales no sólo diseñan, producen y comercializan, sino que compiten en términos de igualdad con industrias de Alemania, de Suecia, de Italia, de India.

El caso de Corea del Sur es parecido aunque no ha desarrollado tantas marcas de automóviles, pero tiene presencia firme en esta industria a nivel mundial.

Posiblemente los diseñadores de la política de promoción de la IED de Guanajuato tengan una visión muy pequeña, porque promueven sólo con base en una mano de obra barata, con infraestructura barata y subsidiada y, para acabarla de amolar, ni siquiera se plantean un objetivo industrial de estas características.

A lo mejor piensan que las negociaciones cumplieron su misión mientras beneficien a la clase gobernante y al 0.0012% de la población.

Ciertamente, si se lee en forma ortodoxa los compromisos del TLCAN, simplemente las autoridades económicas de México actúan como si no existiera la Inteligencia Industrial.

Los puntos más importantes del TLCAN son los siguientes:

  • Acceso a mercado de bienes
  • Protección a la inversión extranjera
  • Protección a la propiedad intelectual
  • Facilitación de acceso para visitantes de negocios
  • Accesos a compras del sector publico
  • Reglas de origen

Sería recomendable que las autoridades de desarrollo económico de Guanajuato realicen una promoción, por medio de la que el know how de la industria automotriz también beneficie a Guanajuato.

¿Cómo implementar un programa de Inteligencia Industrial sin violar el TLCAN?

Formando sociedades o promesas de sociedad joint venture entre empresarios mexicanos, específicamente guanajuatenses, que busquen tener una participación mayor que de simples proveedores de autopartes, como plásticos, piel, carrocerías, tornillos etcétera.

En este sentido, al compartir información tecnológica se pueden definir tiempos de absorción, sin afectar la base y el negocio tecnológico de las matrices.

Como una de las metas del nuevo tratado con Estados Unidos es que la mayor parte del valor de las autopartes se produzca en en esta región (México, Estados Unidos y Canadá), es conveniente que México deje de ser sólo proveedor de mano de obra barata y autopartes elementales.

Para esto se debe cambiar el paradigma de los funcionarios del gobierno, que parece que no comprenden que el desarrollo es para todos, no sólo para los accionistas de las multinacionales y de los promotores del gobierno.

Comentarios