Vicente Fox y los Panamá Papers

Vicente Fox y los Panamá Papers

En 1999 Vicente Fox estaba en quiebra.

Sus deudas personales superaban los 1, 457,000 de pesos y en su declaración patrimonial del año 2000 tenía activos propios netos apenas por 980,000 pesos, según su declaración patrimonial que hizo pública con gran escándalo.

Un patrimonio tan pequeño lo señalaba en 1999 como perteneciente a la clase media baja, aunque le encantaba aparecer en eventos de la élite.

Los inmuebles de la familia habían sido hipotecados.

Las empresas en las que era socio enfrentaban insolvencia y tenían una deuda de más de 12 millones de dólares, y el patrimonio de éstas estaba embargado por el Infonavit.

Esta situación cambió radicalmente desde el momento en que comenzó su administración de la Presidencia de México, el 1 de diciembre del año 2000.

Actualmente participa como accionista en forma total o parcial en el capital de 119 empresas que tienen diversos objetos sociales, ya sea en forma directa como accionista o sus parientes directos o políticos, y lograron serlo todos ellos al amparo del poder de Vicente Fox Quesada.

Esta participación no incluye la constitución de empresas offshore, que se constituyen en los paraísos fiscales como Panamá, Islas Caimán, Islas Vírgenes, Anguila, Chipre, Suiza, que sirven principalmente para administrar enormes fortunas.

Con la filtración de los Panamá Papers se sabe ahora que la familia cercana y ampliada de Vicente Fox participó en la formación de fideicomisos, fundaciones y empresas offshore, seguramente para administrar enormes cantidades de dinero, sin que se mencione siquiera su nombre ni el de sus familiares.

Posiblemente las 119 empresas sólo sean el pico del iceberg, y el mayor número de las que tienen los mayores recursos serían sociedades fantasmas que están en paraísos fiscales.

Las 119 empresas que se conocen participan en actividades como extracción de petróleo, producción de medicamentos milagro, producción de lechugas y aguacate. Tienen inmobiliarias, constructoras, del transporte, cadenas de hoteles y restaurantes, servicios financieros, fabricación de cemento, producción cinematográfica, bancos de células madre, ventas de autos, fabricación de tubos, operaciones de redes de televisión por cable, explotación minera para extracción de oro, plata, diamantes y muchos otros giros.

Las constructoras desarrollan fraccionamientos habitacionales y comerciales en Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Estado de México, CDMX, Nuevo León, Nayarit, Colima Sinaloa, Veracruz, Querétaro, Michoacán, Durango, Zacatecas, Coahuila, Chihuahua, Sonora y las Baja Californias.

A continuación se mencionarán solo 5 empresas (donde participa como accionista Vicente Fox y sus familiares) y se evaluarán los niveles de inversión en cada una de éstas, para tener una idea del enorme enriquecimiento:

EIM Capital. Es una empresa petrolera para la explotación petrolera a base de fraking o fracturación hidráulica y explotación de gas shale.

Shale gas es un tipo de gas natural que se encuentra enquistado dentro de bloques de rocas sedimentarias formadas a partir de materiales orgánicos

Para su extracción se hacen perforaciones en horizontal, a través de las que se inyectan entre 4 y 10 millones de litros de agua, mezclados con arena y aditivos.

Esta agua se cuela entre las fracturas de la roca, para arrastrar y absorber el gas y salir con él al exterior.

Después de la extracción el agua vuelve a la superficie contaminada con elementos radiactivos, que la hacen venenosa a los vertebrados, entre ellos los humanos.

Como puede observarse, este tipo de técnicas son depredadoras del medio ambiente.

Para invertir en un proyecto de este tipo se necesitan más de mil 500 millones de dólares como inversión inicial.

Por otra parte, según el objeto social, pueden realizar proyectos de explotación y extracción de pozos con profundidades mayores a los 1,500 metros de profundidad.

Una inversión de este tipo, de acuerdo a las licitaciones mexicanas en el Golfo de México, sobrepasan los 12 mil millones de dólares por pozo.

Fin Patria. Es una Sociedad Financiera de Objeto Limitado. ¿Alguien se acuerda de la venta que hizo el Infonavit a los hijastros de Vicente Fox? Recogió una enorme cantidad de casas, con un precio promedio de 250 mil pesos, de muchas personas que no pudieron pagar su crédito porque no tenían ingresos. Luego las vendió a la familia Fox, a 1,500 pesos por cada casa.

Dejar sin casas a los mexicanos que no pudieron pagar una mensualidad de 1,500 pesos,

es un enorme abuso desde el poder. Es quitar el pan de la boca para fomentar la codicia de políticos y/o sus familiares.

Merkacomerce. Produce medicamentos milagro. Esta empresa fue intervenida por Cofepris, por fraude en la información farmacéutica.

Mincen. Se dedica a la exploración y explotación de todo tipo de minerales.

Cementos San Sebastián. Fundada por Vicente Fox de la Concha y Javier Fox Padilla.

Tan sólo en estas cinco empresas, la inversión mínima para operación es mucho mayor a 12 mil millones de dólares, si se toma en cuenta la operación y el capital de empresas similares.

¿De dónde sale tanto dinero para esto?

En muchos de estos negocios participa su esposa Martha Sahagún, quien también se enriqueció en forma exponencial durante la Presidencia de su marido.

En algunas ocasiones Vicente Fox ha afirmado que la familia de su esposa era adinerada, para justificar su desmedido enriquecimiento, argumento que fue desmentido por el señor padre de su esposa. Don Alberto Sahagún Parra afirmó en 2003 que su familia estaba quebrada en 1999 y perdió grandes propiedades en Colima y Michoacán por esta causa.

La familia de Martha Sahagún, sobre todo sus hijos y su esposo, así como los hijos de Vicente Fox y Lilian de la Concha, se enriquecieron al amparo de la Presidencia de Fox.

Al parecer hasta sus hermanos, compadres, prestanombres y todo un ejército de personas, pasaron a ser multimillonarios.

Todos estos argumentos fueron obtenidos en el libro de Raúl Olmos y de Valeria Duran, titulado Fox. Negocios a la sombra del poder, de editorial Grijalbo.

Los documentos en que se basa el libro están contenidos en la investigación que inició el 12 de diciembre de 2007 la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por los Servidores Públicos, cuyo expediente tiene más de 3,668 fojas en cinco tomos.

Al ex Presidente Felipe Calderón no le alcanzó el tiempo de meter a la cárcel a Vicente Fox, y le dejo la responsabilidad a Enrique Peña Nieto.

Vicente Fox apoyó en su campaña electoral a Peña Nieto, lo que le resultó conveniente, porque todavía está suelto por las calles, haciendo de las suyas y, lo peor, haciendo declaraciones tontas y sin sentido, sin ser castigado por los delitos contenidos en las averiguaciones previas.

El motivo de este artículo no es mencionar de nueva cuenta el enriquecimiento inexplicable de Vicente Fox, que es un tema archiconocido desde el año 2001 por toda la población de México y del mundo, y que indigna por la enorme hipocresía del ex Presidente.

Quién no recuerda que en Los Pinos se compraban toallas a 4 mil pesos, cuando en el mercado no costaban más de 100 pesos.

Imaginemos los millones de productos comprados con sobreprecio, para dar una idea de las fortunas que se forman al amparo del poder.

El objetivo es tratar de dilucidar la forma en que utilizaron empresas fantasmas para poder administrar la enorme fortuna amasada por Vicente y sus secuaces, sobre todo porque se comprobó que participaron en empresas, fideicomisos y fundaciones offshore.

Esto se puede explicar porque una cantidad enorme de recursos, manejados tanto en efectivo como en oro, en diamantes, sólo se puede hacer en los más turbios lugares de negocios, conocidos como paraísos fiscales.

A pesar de estar prohibidas las operaciones en estos lugares, las autoridades de SHCP y Relaciones Exteriores no hacen algo para poner en orden esta economía podrida.

Según el libro de Olmos, varias de las empresas producto del enriquecimiento de la familia cercana y ampliada de Vicente Fox, fueron encontradas en los registros de la firma Mossack Fonseca, conocidos como Panamá Papers.

Esta firma de abogados cuando contrataron sus servicios tuvo oficinas en Panamá, Islas Vírgenes británicas, Islas Vírgenes gringas, Islas Caimán, Islas Seychelles, Chipre, Anguila, Suiza, Delaware, Wisconsin, Tennesse, y en general en todos los lugares donde se realizan negocios turbios al amparo de empresas, fideicomisos y fundaciones denominadas offshore.

Empresas fantasmas y los Panamá Papers

Esta información la obtuvieron los autores del libro de diferentes fuentes, pero la más abundante la tomaron de los Panamá Papers. También se consulto el libro Sociedades peligrosas, de J. Scott Bronstein y Rita Vasquez.

Los Panamá Papers registraron operaciones de sólo un bufete de abogados panameño, denominado Mossack Fonseca, cuyos socios principales eran Jürgen Mossack, hijo de un alto funcionario de las SS en la Alemania Nazi, y Ramón Fonseca, un abogado panameño.

El buffete Mossack Fonseca se especializaba en la creación de vehículos financieros como compañías internacionales de negocio (IBC), sociedades anónimas (SA), fideicomisos, fundaciones de interés privado, fondos de inversión, compañías de seguros cautivas.

Destaca la formación de fideicomisos fantasmas, empresas fantasmas y fundaciones fantasmas, denominadas también offshore.

Estas empresas fueron constituidas para que los nombres de los auténticos accionistas o participantes no aparecieran, porque siempre tenían algo qué ocultar.

Los accionistas o participantes siempre buscaban estar en el anonimato y la empresa jurídica nombraba un administrador, que enfrentaba los problemas en caso de que las autoridades descubrieran los malos manejos.

Tan sólo una sola persona empleada de Mossack Fonseca administraba 25 mil empresas, que servían como tapadera a los accionistas para realizar sus operaciones fraudulentas, tapar la corrupción, lavar dinero y muchos delitos más.

Estos se utilizaron para mover dinero y activos alrededor del mundo de forma secreta, evitando así el escrutinio de los reguladores gubernamentales, en especial de aquellos cuyo interés es colectar impuestos sobre ganancias generadas por el llamado dinero sucio.

Por ejemplo, se cuenta la descripción de operaciones en oro, en efectivo, en diamantes, a las que fueron canalizados más de 500 millones de dólares por operación, sin que hubiera ninguna forma de detección por parte de las autoridades.

Por otra parte, se registran operaciones por más de 15 mil millones de dólares por medios electrónicos y con la misma suerte, evadiendo todo tipo de controles.

El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz afirmó que debían desaparecer los paraísos fiscales, los fideicomisos, empresas, fundaciones off shore, porque son una forma perjudicial para la economía mundial.

Esto lo afirmaba porque se esconden delitos derivados de la corrupción, del lavado de dinero del narcotráfico, de la venta de armamento y, en general, dinero de los crímenes masivos y aberrantes que se dan en nuestra sociedad en decadencia.

Desde el tiempo en que Noriega canalizaba a Panamá mucho dinero del narcotráfico, se inició una gran industria de lavado de dinero, mediante la apertura de cuentas bancarias ocultas detrás del anonimato ofrecido por las compañías fantasmas.

¿Qué impulso a Vicente Fox y su familia a hacer operaciones en este bufete de abogados?

¿No sabía que también participaban en esta firma Pablo Escobar, Rafael Caro Quintero, Muamar Gadafi, Bashar Al Asad?

Como puede observarse, en este despacho se codea la crema y Nata del crimen mundial.

La sola mención de su nombre en esos Panamá Papers le costó el puesto al Primer Ministro de Islandia; en México ni siquiera han amonestado a los que participan en estas operaciones. A David Cameron le tocaron muchas reprimendas porque el nombre de su padre también aparecía ahí.

El principal lema de la campaña electoral del ex presidente Vicente Fox fue Combatir incansablemente la corrupción priista, que es la causa de todas las desgracias de México.

Algunas de las frases que usó en su campaña electoral por la Presidencia de la República, atacando ferozmente la corrupción:

A mí se me quita lo mal hablado, pero a los priistas no se les quita lo corrupto.

Voy a sacar a los priistas de Los Pinos y los voy a meter a la cárcel por corruptos.

Salinillas (refiriéndose a Carlos Salinas de Gortari) es tan corrupto, que cuando sea Presidente, lo voy a refundir en la cárcel.

Ahora goza de una gigantesca riqueza, no precisamente por combatir fieramente la corrupción.

¿Cuántos hospitales, cuantas escuelas, cuantas fuentes de empleo podrían beneficiar al pueblo de México con la enorme fortuna que se hace con la corrupción?

En próximo artículo relataré un caso de los Panamá Papers, documentado detalladamente, en él cómo se canalizaron grandes movimientos de dinero, producto de corrupción, lavado de dinero y evasión fiscal.

Por último, ofrezco disculpas a mis lectores, debido a que tuve dengue y este padecimiento me sacó de la vida normal.

En otra entrega relataré la forma en que las autoridades del IMSS y Salubridad tratan a los enfermos, tal como lo viví en carne propia.

Comentarios