Buscar
19:11h. Martes, 27 de Junio de 2017

"Estamos a nueve días de la jornada electoral del 7 de junio, y en el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) estamos terminando de afinar detalles de la operatividad de esa “semana” comicial, cuando renovaremos autoridades municipales y representantes locales"

 

 

 

 

 

Estamos a nueve días de la jornada electoral del 7 de junio, y en el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) estamos terminando de afinar detalles de la operatividad de esa “semana” comicial, cuando renovaremos autoridades municipales y representantes locales. Una semana que dará inicio el domingo 7 cuando se colecte el voto popular, pero terminará hasta la declaración de validez de las elecciones, de no ser impugnadas.

Al cierre de las casillas a las seis de la tarde –de no haber más electores en la fila-, se computarán los resultados de cada urna, se integrará el paquete electoral y se darán a conocer los primeros resultados preliminares por medio de las “sábanas” en el exterior de la casilla. Luego veremos cómo comenzarán a fluir los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), que serán accesibles mediante la página electrónica del IEEG, y otras páginas institucionales y de medios de comunicación que se sumen al esfuerzo de difusión.

El miércoles siguiente se realizarán los cómputos municipales y distritales en los consejos electorales respectivos, y será hasta entonces que se generen los datos oficiales que permitirán, en su caso, emitir las constancias de mayoría y de asignación de regidurías y sindicaturas. Como es previsible una alta competitividad electoral en algunos municipios y distritos, que llevará a la eventualidad de que la diferencia entre los dos candidatos punteros sea menor al uno por ciento, los consejos se están capacitando y realizando ensayos para realizar el recuento total de ser necesario. Una circunstancia inédita dentro de nuestro instituto local, pero que se dibuja como un escenario factible.

El domingo 14 el consejo general del IEEG realizará el cómputo estatal para la asignación de diputaciones de representación proporcional (RP) y, de no haber impugnaciones ante el tribunal electoral, estaríamos llegando al final del proceso, al menos en su porción sustantiva.

Un proceso electoral es un evento complejo que significa considerables esfuerzos sociales y económicos. Por eso considero que vale la pena compartir la mayor cantidad posible de información con la ciudadanía, para sensibilizarla sobre la trascendencia del proceso. He aquí algunos datos de interés.

En Guanajuato, como en otras 16 entidades del país, tendremos elecciones concurrentes con las de diputados federales, para la renovación de los 46 ayuntamientos y 36 diputaciones locales (22 de mayoría y 14 de RP). Compiten los diez partidos nacionales, tres de ellos (PRI, PVEM y NA) en una coalición flexible en doce municipios y ocho distritos. Se suman dos planillas independientes en los municipios de Comonfort y Pénjamo. Contienden a nivel municipal por 46 presidencias, 52 sindicaturas, 418 regidurías y 470 suplencias, que suman 986 posiciones. Son 300 candidatos para las presidencias, 686 por las sindicaturas y 5,999 por las regidurías; son un total de 6,985 candidatos a las municipalidades. Datos actualizados al 21 de mayo pasado, dados los recursos de los partidos políticos que han progresado ante el tribunal.

Es interesante hacer notar que de los 300 candidatos a presidente municipal sólo 41 son mujeres (13.7%). No hay todavía equidad de género en el terreno “horizontal”, pero sí en el “vertical” de la conformación de las planillas: de los aspirantes a síndicos el 41.5% son mujeres, y de los regidores prácticamente la mitad son mujeres (49.99%).

Por el legislativo local compiten 405 candidatos a ocupar alguna de las 22 curules de mayoría, y 160 forman parte de las listas para las 14 curules de RP. Ahí hay equidad de género casi perfecta, con 49.7% de candidatas propietarias y 50% suplentes por mayoría relativa. Con más razón en las listas de RP. En el ámbito federal, las candidaturas a las 14 curules federales de mayoría suman 250, de los que 118 (47.2%) son hombres y 132 (52.8%) mujeres.

Aunque hay mucho todavía qué hacer en el campo de la equidad de género, sin duda estas serán las elecciones nacionales que marquen un antes y un después en este tema. Con las medidas de acción afirmativa dictadas en la nueva legislación electoral, es de preverse que en el futuro veamos apuntalada la participación política de las mujeres en todos los niveles, para que en algún plazo ya no sean necesarias las llamadas “cuotas” y las contiendas se basen en competencias y talento.