Buscar
17:27h. Domingo, 24 de Junio de 2018

"En el proceso electoral local 2017-2018 de Guanajuato se está ensayando la primera experiencia de aplicación de la paridad de género “horizontal” en la distribución de candidaturas para integrar los 46 ayuntamientos y las 36 diputaciones locales..."


En el proceso electoral local 2017-2018 de Guanajuato se está ensayando la primera experiencia de aplicación de la paridad de género “horizontal” en la distribución de candidaturas para integrar los 46 ayuntamientos y las 36 diputaciones locales. Esto responde a la reforma electoral del 26 de mayo de 2017, cuando se reformaron, adicionaron y derogaron diversas disposiciones de la ley electoral local, entre otros, los relativos a la paridad de género y a la elección consecutiva. Para instrumentar esta paridad, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) emitió el acuerdo CGIEEG/039/2017 del 31 de agosto de 2017, en el cual se definieron los lineamientos para la selección y postulación de candidaturas para este proceso electoral.

Los partidos políticos y las coaliciones deben distribuir sus candidaturas de forma paritaria y alternada entre los géneros, con fórmulas de propietario-suplente de la misma calidad —para evitar las “juanitas”—, y garantizar que ninguno de los sexos prevalezca en los municipios o distritos con mayor o menor competitividad electoral. Esto último se logra mediante la definición de “bloques” de municipios y distritos, producto de los datos de la elección inmediata anterior. Los distritos se desglosan a nivel sección para hacerlos corresponder con los previos a la redistritación de 2017.

El registro de las candidaturas de ayuntamientos se realizó del 22 al 28 de marzo pasado —en plena Semana Mayor y periodo vacacional—. Siete partidos, una coalición y 25 independientes presentaron 335 solicitudes para las 46 municipalidades. Las nuevas complejidades que representó la paridad y la elección consecutiva provocaron que la mayoría de los institutos políticos buscaran el registro hasta el último día de plazo: 313 expedientes se presentaron en esa jornada; 46 del PAN, 46 del PRI, 37 del PRD, 39 del PVEM, 44 del Movimiento Ciudadano, 42 de Nueva Alianza, dos de Morena, 44 de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y ES), y 13 candidatos independientes.

Cada expediente de ayuntamiento demanda entre 51 y 76 documentos. Para la autoridad electoral fue un reto mayúsculo analizar y dictaminar en tres días 38,295 documentos; pero fue cumplido a cabalidad.

Cada solicitud individual debe acompañarse con seis documentos: declaración de aceptación de la candidatura, copia certificada del acta de nacimiento, constancia de acreditación del tiempo de residencia del candidato —expedida por la autoridad municipal competente—, copia simple de la credencial de elector, constancia de inscripción al padrón electoral, y manifestación por escrito del partido político donde exprese que el candidato fue designado de conformidad a sus normas estatutarias.

Hubo necesidad de emitir 239 requerimientos a la gran mayoría de los actores políticos, y concederles un primer plazo de 48 horas, y hasta otro más de 24 horas cuando se ocuparon segundos avisos.

Los problemas que enfrentaron los partidos políticos para integrar sus expedientes respondieron también a las dificultades para la obtención de algunos documentos anacrónicos que todavía exige la legislación local. Por ejemplo, las cartas de residencia, que necesariamente deben ser emitidos por las secretarías de los ayuntamientos. A pesar de las excitativas que se emitieron previamente a los gobiernos municipales por parte del IEEG y de la Secretaría de Gobierno, algunas administraciones cerraron sus puertas por el periodo vacacional; otros emitieron de manera incorrecta las constancias. También es cierto que muchos candidatos no se mostraron entusiastas en la aportación de sus documentos.

El escenario se complejizó con las frecuentes renuncias de candidatos y los ajustes de último minuto que debieron ejecutar los actores; hasta que feneció el plazo que tenía la autoridad para emitir sus acuerdos de registro el 6 de abril. Algunos registros —23— serían denegados, y esto nos enfrentó a una realidad novedosa: la paridad de género se descompuso en varias listas de planillas de partidos y de la coalición. No fue el caso de partidos con más experiencia y estructura institucional, como PAN, PRI, PVEM y NA. Se aprobó un total de 197 planillas, incluyendo dos de Morena y 24 independientes.

En la sesión del día 6 se planteó que, si se emitían los acuerdos de registro bajo esta circunstancia, algunos partidos incumplirían la paridad de género horizontal. Se decidió postergar cinco días la decisión para que tanto los institutos políticos como la autoridad tuviéramos tiempo de realizar nuevos ajustes y analizar alternativas legales. Algunos partidos manifestaron su inconformidad, e incluso interpusieron impugnaciones ante tribunales electorales. Todos estamos de acuerdo con la paridad de género, pero la vía para lograrlo, bajo esta circunstancia, no está clara.

Continuaremos analizando el tema la próxima semana…

Colaboró: Diana Mejía Rodríguez

luis@rionda.net – www.luis.rionda.net - rionda.blogspot.com – Twitter: @riondal