Buscar
00:00h. Jueves, 24 de Agosto de 2017

Cómo descubrir a una persona íntegra

"... hay una señal infalible para conocer la calidad moral de una persona: el dinero"

 

La gente practica muchas virtudes: trata de ser alegre, da limosna en las calles, se levanta temprano o evita enojarse. Sin embargo, hay una señal infalible para conocer la calidad moral de una persona: el dinero. Sí, el dinero. Si una persona paga la renta con puntualidad; si no se esconde de sus acreedores, sino que da la cara honestamente y explica por qué no puede pagar; si no retrasa los pagos escudándose en pretextos como “yo lo necesito más” o “no me han cobrado”, demuestra que es una persona justa y dueña de sí. La justicia es darle a cada quien lo que le pertenece (lo contrario es robar); la templanza es la virtud que nos permite retrasar una gratificación. Mucha gente se endeuda porque no tiene dominio de sí: sus gustos y pasiones la gobiernan. Quiere unos zapatos y los quiere ahora. Ojalá hubiera más personas íntegras en este país y menos gente “buena”.