La Revolución que México necesita

"Estar más atentos a lo que hacen los políticos y, en concreto, los legisladores, esto es, senadores y diputados..."

La Revolución que México necesita

El problema del desarrollo de México suele enfocarse, por lo general, desde el gobierno: “los políticos son unos ladrones y solo cuando haya buenos políticos ‘el pueblo’ podrá mejorar”. El caso es que llevamos más de un siglo esperando a los buenos políticos y nomás no aparecen.

Si lo pensamos bien, los políticos salen del “pueblo”, así que parece lógico preguntarse si el problema, en vez de estar en los gobernantes, está en el pueblo. Es decir, para entendernos, en nosotros. Es muy cómodo no asumir las propias responsabilidades y esperar tan paciente como ingenuamente que un día llegue un político-Mesías a solucionar todo.

¿Cuál sería el camino entonces? Estar más atentos a lo que hacen los políticos y, en concreto, los legisladores, esto es, senadores y diputados. Como un amigable examen para saber si eres un ciudadano de un país desarrollado, trata de responder a estas tres preguntas: ¿cuántas veces le he escrito a mis diputados y senadores en este año para expresarles mi conformidad o inconformidad con las leyes que han aprobado? Antes esto no era posible porque Correos Mexicanos —todo un monumento a la mediocridad e incompetencia mexicanas— no lo permitía. Hoy, con el correo electrónico, resulta muy sencillo.

Pero quizá, antes de responder a esa pregunta, deberías responder a otra más elemental: ¿sé quiénes son los senadores y diputados que representan a mi estado en el Senado o en el Congreso de la Unión? Y otra todavía más elemental: ¿sabes exactamente qué hace un senador y un diputado?

Comentarios