Buscar
14:55h. Sábado, 26 de Mayo de 2018

Calentura de café

“…el entonces delegado del CEN del PRI en Guanajuato, Enrique Martini, envió una carta que luego se hizo pública, afirmando que Gerardo Sánchez García fue el peor candidato que su partido habría postulado al gobierno del estado…”


Robert Greene es el autor de la Ley número 35 del Poder: “domine el arte de la oportunidad”. La cita completa, que se extrae del libro Las 48 leyes del poder, dice: “Nunca demuestre tener prisa, ya que el apuro data de una falta de control sobre el tiempo y sobre su propio accionar. Muéstrese siempre paciente, como si supiera que, con el tiempo, todos sus deseos se cumplirán”.

“Al tiempo” es el argot político.

El 27 de abril pasado, el entonces delegado del CEN del PRI en Guanajuato, Enrique Martini, envió una carta que luego se hizo pública, afirmando que Gerardo Sánchez García fue el peor candidato que su partido habría postulado al gobierno del estado. Es más, en esa carta evidenció que el candidato del PRI demostraba desprecio por sus opositores cuando “avasalló en todas las candidaturas a diputados federales, locales y presidentes municipales, con cuadros de muy bajo perfil y sólo de su grupo”.

Martini no tuvo empacho en sostener sus dichos ante la prensa ese mismo día. Para dar derecho de réplica se buscó al candidato de PRI, Gerardo Sánchez, quien no respondió sino hasta tres días después: “es una calentura de café”, dijo. “Ofende a todos los priistas” sostuvo.

Pero no. Martini no ofendió a todos los priistas; es más, apareció en el grupo cercano del candidato presidencial José Antonio Meade, quien el 7 de mayo pasado pidió al nuevo dirigente nacional de su partido, René Juárez Cisneros, nombrarlo Subsecretario de Operación Política en el CEN de PRI.

¿Quién tuvo la razón? ¿Martini, quien apareció al lado de la burbuja de su partido? ¿O Gerardo Sánchez?

Bueno, la ley del poder dice que hay que darle tiempo al tiempo. Martini se quejó de que el candidato al gobierno estatal avasalló con las candidaturas a diputados federales, locales y a los ayuntamientos, colocando a personas de su grupo. Que Gerardo Sánchez va en tercer lugar.

Entonces, ¿lo que en realidad quiso decir Martini es que se administra desde ahora la derrota?

¿Calentura de café? ¿Ofendió a todos los priistas? Lo cierto es que Martini no se fue al ostracismo, sino a una posición fundamental dentro de la elección más importante del PRI en su historia, incluso  más que la contienda entre Francisco Labastida Ochoa y Vicente Fox Quesada. Una segunda derrota en poco tiempo. Su partido no pudo ni su presidente tampoco, sería la lectura.

Pero… ¿Gerardo Sánchez? La revelación que hace Martini es que el candidato del tercer lugar inicia administrando la derrota. Los espacios de poder que le dejarán los diputados federales y locales, los ayuntamientos que logre ganar y las delegaciones que pueda mover para su apoyo electoral, serán el único beneficio que logrará Sánchez García, a decir del propio Martini.

Martini no toma un segundo aire. Al contrario, refrenda que es parte del círculo cercano de Meade, quien estará cubriendo una gira de trabajo por Guanajuato en próximo 14 de mayo. Meade vendrá a Las Joyas y refrendará sus fueros.

Meade vendrá a recordarle a Gerardo Sánchez que le prometió 1.2 millones de votos, y no los 250 mil que podrían recabar al día de hoy según la tendencia electoral.

Meade vendrá a recordarle a Gerardo Sánchez quién es el factor de peso en esta elección y, de paso, a recordarle la poca cortesía política que tuvo con sus competidores, en especial con José Luis Romero Hicks, a quien jamás le volvió a tomar la llamada.

La ley del poder 19 es precisa: “sepa con quién está tratando; no ofenda a la persona equivocada”. Así las cosas.

El autor es periodista que ha publicado en la prensa local, nacional y extranjera. Es analista político y editor en el portal Platino News, Noticias para la Nueva Generación

Twitter: @MartinDiegoMX

Correo: martin@platino.news