Buscar
08:47h. Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

La cuerda tensa de Morena

Morena se puso a punto de ebullición y la cuerda se ha tensado tanto que han olvidado su alianza nacional con los partidos Encuentro Social y del Trabajo, PES y PT respectivamente. La pugna al interior del Movimiento de Regeneración Nacional puede que provoque en Guanajuato que se desinfle el capital político que ha trabajado su líder moral, Andrés Manuel López Obrador.
 

La semana pasada las tribus morenistas asentadas en Guanajuato y que dicen estar en una línea de staff con la campaña presidencial, exhibieron las marcadas diferencias y pugnas al interior que atropellaron prácticamente al dirigente estatal Ernesto Prieto. Lo relegaron a una posición testimonial.


Tomás Pliego Calvo (ex integrante de la Asamblea Legislativa del DF por el PRD), Leonel Godoy Rangel (ex gobernador de Michoacán por el PRD y actual delegado especial de Morena en Guanajuato) y Ricardo Monreal Ávila (ex gobernador de Zacatecas por el PRD y ex delegado en Cuauhtémoc en el DF, hoy representante de la segunda circunscripción de Morena que abarca Guanajuato) han dado muestras que no se moverán en sus posturas así tengan que utilizar la estridencia y el argumento de la descalificación: tal o cual tema no le toca a él, como lo han dicho.
 

 Y todo comenzó cuando la dirigencia estatal de Morena apenas abrió la posibilidad de una revisión del perfil de Antares Vázquez Alatorre para establecer si ella es la mejor opción para llevar más votos a la causa de Andrés Manuel López Obrador. La razón es porque en otros momentos una elección tan cerrada o apretada, ha generado dudas que, evidentemente, no se han resuelto a favor del político tabasqueño.
 

La postura se ha endurecido: Antares es la candidata de Morena y será la candidata a gobernadora en Guanajuato, han repetido el ex gobernador de Michoacán y el ex asambleísta capitalino pero, ¿Y la coalición?
 

El fin de semana, el comisionado estatal del Partido del Trabajo, Antonio Díaz Torres y el delegado especial del Partido Encuentro Social, Paulo Sergio Hernández Alonso, dejaron claro que todavía no está definida la candidatura de la coalición en Guanajuato Juntos Haremos Historia.
 

Por supuesto que dicho pronunciamiento fue descalificado de inmediato en el interior de Morena donde se defiende, más que un propósito, una posición. Del otro lado, Ricardo Monreal Ávila pareciera estar a favor de una medición para generar un mejor candidato. Total que lo que pareciera ser un partido que va en pleno vuelo, tiene en las pugnas internas su freno de mano.
 

La proclividad de la inconformidad y el sombrerazo. Lo mismo ocurrió cuando los representantes de Morena-PT-PES determinaron nombrar a Aurelio Martínez Velázquez como  su abanderado y, de pronto, el académico Gabriel Pérez Corona reventó en público su inconformidad. Lo mismo pasó ya en Dolores Hidalgo, donde se reservó el que una mujer encabezara la coalición pero Adrián Hernández Alejandri, peleó su derecho de piso.
 

Faltan las posiciones locales y federales donde, sin duda, se esperan otros momentos ríspidos dentro de ese partido que parecía no tener enemigos. La respuesta la dieron ellos mismos: no hay detractor más férreo de un militante de Morena, que otro militante de Morena.
 

Por cierto, este domingo ocurrieron ya los registros de las candidaturas de PVEM a distintos cargos públicos.
 

En sus procesos el Partido Verde va bien amarrado en su interior y, salvo algunos brotes, tal parece que todo está ceñido al guion aunque falta ver si en el reinado del sur, finalmente el cacicazgo del actual alcalde Gerardo Gaviña se mantiene o lo cede por herencia. Será interesante ver el resultado de dicha pugna.
 

En León, el perfil de Sergio Contreras Guerrero se antoja interesante por lo que pudiera representar en presencia, conocimiento de la administración pública y de la misma ciudad. Así las cosas.