Buscar
14:49h. Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El mezcal de San Felipe, las campañas y la guerra sucia

“Hay algo que no se puede sobreponer en este momento tan turbio que vive el país: el apasionamiento y el linchamiento…”


Platicaba con un ciudadano sobre el mezcal que se fabrica en San Felipe, y terminamos hablando de política. No es que nos hayamos bebido la mitad de una botella del fabuloso elíxir de la montaña, pero el ciudadano realizó una síntesis de la política actual que, a decir de Juan Pueblo, es la que prevalece: “nada va a cambiar, son los mismos changos en distintos mecates”.

Quizá tenga razón. Un ejemplo en botón puede ser el candidato de Morena a la presidencia municipal de León, Ernesto Oviedo. Un ex panista quien habría sido la opción “Z” del ex alcalde leonés Ricardo Sheffield, para tenerlo en punto de partida en la candidatura de Morena a la ciudad zapatera. Con ello habría de terminar con Auerelio Martínez Velázquez, con quien –por cierto- habría sostenido varios desencuentros en Twitter.

Oviedo no ha invitado a su planilla a los actos públicos; ni siquiera estuvieron presentes en el que sería su acto de inicio de campaña. Hay quien ha mencionado que no lo han visto ni tratado, ni siquiera en eventos del candidato a gobernador.

Ernesto Oviedo ha salido a la calle a fustigar el desarrollo social de esta ciudad y el retraso de muchos años en materia de desarrollo. ¡Espere! ¿No fue el mismo Ernesto Oviedo, director de Desarrollo Social en el gobierno que encabezó Ricardo Sheffield en León? Bueno, es a lo que se refería aquel parroquiano respecto a los changos y los mecates.

El caso es que el candidato a la alcaldía de León por Morena, ha emprendido una campaña en solitario, a la que no ha invitado a las demás figuras de su nuevo proyecto político para que lo acompañen en la aventura de lograr el mayor número de votos a los proyectos de Ricardo Sheffield y Andrés Manuel López.

Por lo pronto, se ha difundido el reproche del propio Oviedo al desarrollo social de este municipio que, sin duda alguna, fue su propia herencia y herencia misma de su amigo que lo colocó en la candidatura: el entonces alcalde Ricardo Sheffield.

Quien también difundió un mensaje interesante al priismo de Guanajuato y, sobre todo, al candidato al gobierno del estado, Gerardo Sánchez García, es el ex delegado Enrique Martini, quien apareció en una serie de fotografías, en el primer cuadro del candidato presidencial José Antonio Meade.

Las fotos revelan la cercanía de Martini con el círculo cero de Meade. Varias veces abrazado por el propio candidato presidencial, o intercambiando risas con el líder nacional del PRI, René Juárez Cisneros, y otras personas entre las que se siente muy cómodo.

Habrá de recordarse que Martini envió una carta en la que criticó el trabajo del priismo de Guanajuato, suficiente para estar en los últimos lugares. No tuvo empacho en decir que Gerardo Sánchez era el peor de los candidatos. Este último respondió que lo dicho sólo era una carta escrita al calor de un café.

Lo cierto es que el candidato Gerardo Sánchez cada vez está más solo. No hay coordinación con sus sectoriales y cada quién inició campaña sin su candidato a gobernador. Éstas, que serían las campañas concurrentes y donde se requiere de todo para ganar un voto en cascada, en Guanajuato no le dará buenos resultados a Sánchez quien, por cierto, se ha tratado de quitar cualquier rastro de José Antonio Meade, hasta de su publicidad. En fin, libre expresión, dirían.

Este fin de semana, por cierto, se vivió un hecho nada aislado, de linchamiento contra el periodista Ricardo Alemán. Hasta donde entiendo, en este país hay libertad de expresión y pensamiento, sólo que, él tuvo el infortunio de colocar dos palabras en un tuit que ya de por sí era bastante violento y aludía al candidato Andrés Manuel López.

Fue despedido de sus trabajos, le costó un linchamiento público y el prestigio, en la postrimería de su vida, en uno de los trabajos donde se requiere de mucha credibilidad. Ricardo Alemán también se quedó sin amigos que lo ayudaran.

Pero, ¿En qué se parece el Ahí les Hablan a otro mensaje difundido por John M. Ackerman? Uno de los ideólogos de morena escribió en la misma red social una cita de un tuit: “la única manera de que haya un cambio pacífico es con López Obrador. Si nos vuelven a robar la elección, va a haber chingadazos”. En los dos mensajes hay implícito, velado o no, el tema de la incitación a la violencia, pero en los dos, habría que estar de manifiesto la libertad de expresión y el respeto al libre pensamiento.

Hay algo que no se puede sobreponer en este momento tan turbio que vive el país: el apasionamiento y el linchamiento. No se puede seguir en un Estado donde la venganza sea lo que priva en la sociedad y donde la censura sea sólo para quien piensa diferente a los demás. Así las cosas.

PD. Salud.

(*) El autor es periodista que ha publicado en la prensa local, nacional y extranjera. Es analista político y editor en el portal Platino News, Noticias para la Nueva Generación

Twitter: @MartinDiegoMX
Correo: martin@platino.news