Martes. 10.12.2019
El Tiempo
Martín Diego
23:01
27/02/18

El PRI Guanajuato: ¿de dónde esos 1.2 millones de votos?

“…alejados de la mano del delegado del CEN de su partido, se encaminan a lo que muchos tricolores ven desde ahora: una muerte electoral anunciada…”

El PRI Guanajuato: ¿de dónde esos 1.2 millones de votos?

Pues ya está.  El candidato del PRI al gobierno de Guanajuato Gerardo Sánchez García, presentó a sus cartas fuertes para lograr 1.2 millones de votos prometidos al candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña.

Dos priistas que han probado su talante a toda costa y que tienen espíritu de innovación partidista para generar novedosas estrategias y cautivar a la audiencia guanajuatense que conforma la nueva generación: Luis Antonio Muñoz Mosqueda y Sergio Marcelino Bravo Sandoval.

El primero presume que ganó Zacatecas –aunque su militancia en Guanajuato no ha logrado componer al priismo cuevanense- y, el segundo es un experto en vender encuestas y generar bretes dentro de su partido con los estudios de opinión. Hay quienes todavía tienen cuentas por cobrarle.

Luis Antonio Muñoz y Sergio Marcelino no son el referente de la nueva generación que se presume en el PRI y, alejados de la mano del delegado del CEN de su partido, se encaminan a lo que muchos tricolores ven desde ahora: una muerte electoral anunciada. Lo decía este reportero en columnas pasadas: el PRI podría bajar al cuarto peldaño de la geografía electoral de Guanajuato, en caso de que el PVEM logre dar un avance significativo en esta contienda electoral.

Pero más allá de la osadía de presentarlos como los artífices que buscarán hacer ganador a Gerardo Sánchez el primer domingo de julio, todavía hay asuntos por componer y, por lo pronto, no se ve una mano del terruño interesada en poner orden.

Celaya, para poner un caso. No hay candidata a la alcaldía. No hay planilla para acompañar a la candidata. Tampoco hay candidata o candidato a diputado local ni diputado federal. Tampoco hay interés del priismo celayense.

Otro caso: Guanajuato. No tiene un candidato firme y bien planteado para ser sucesora del actual alcalde; en contrario, existe el portazo a Edgar Castro Cerrillo para evitar su elección consecutiva.

Faltan cinco distritos electorales locales por definir y todavía no se han cerrado los acuerdos para las planillas en algunos municipios donde se espera que continúen los tirones.

La pregunta es: ¿Cómo hacer crecer la votación del PRI? En el 2012 el tricolor alcanzó 769 mil 615 sufragios, y seis años después se pusieron la cuota de 1.2 millones. ¿Será?

El caso es que la dirigencia estatal encabezada por Santiago García López, secundado de José Huerta, parece no tener del todo contentos a los priistas de Guanajuato. Lo bueno es que esperan que Alma Carolina Viggiano Austria ponga orden donde los caballeros han demostrado más falta de generosidad que disposición al diálogo.

El PRI podría tener algunas de sus candidaturas jugando de manera meramente testimonial si no compone las mezquindades internas y si no imprime una nueva visión a la forma de hacer políticas en los tiempos modernos, donde hay una nueva generación a la que deben conquistar. Así las cosas.

El autor es editor de Platino News

Twitter: @martindiegomx

Correo: martin@platino.news

Comentarios