León en el siglo XX • El Plano Regulador de Manuel Chacón • Miguel Ángel García

“Manuel Chacón, precursor del urbanismo moderno de León…”

El Plano Regulador de Manuel Chacón
El Plano Regulador de Manuel Chacón
León en el siglo XX • El Plano Regulador de Manuel Chacón • Miguel Ángel García

En la mapoteca del Archivo Histórico Municipal de León Vicente González del Castillo, se encuentra depositado un plano en tinta roja, dibujado sobre la copia heliográfica de una Carta Topográfica de León, realizada en 1935 por el Ing. Rómulo Rodríguez. En el título de este dibujo se puede leer: ANTEPROYECTO DEL PLANO REGULADOR DE LA CIUDAD DE LEÓN, y se atribuye la autoría (del anteproyecto, no del dibujo) al ingeniero Manuel Chacón. Hasta ahora este dibujo había sido el único documento conocido del Plano Regulador de León, al que se considera importante para la historia urbana de la ciudad, dado que constituye la base de muchas de las obras que se realizarían posteriormente a lo largo del siglo XX: ampliaciones de calles o sus intentos a partir de los alineamientos, vialidades que se abrieron en distintos momentos, la primera propuesta de zonificación urbana, etc. Pocas ciudades de México contaron en la década de 1940 con un plano regulador, que en la época era un documento técnico de planeación urbana, necesario para anticipar la expansión intensiva que por entonces se presentaba en las ciudades mexicanas.

Existe, sin embargo, la reproducción de la versión original del plano regulador de Manuel Chacón, que hasta este momento había sido desconocido en León, y que ahora es posible conocer gracias a los archivos digitales que han permitido el rescate de documentos valiosos como éste, y que por lo tanto, ayudan a la reflexión y reescritura de la historia. Conocer un plano regulador de la década de 1940, que ya anticipaba en León la necesidad de vialidades como el actual bulevar Timoteo Lozano u otras más, es importante para quienes se interesan en el estudio y la información sobre la ciudad y para quienes sentimos siempre la curiosidad por acercarnos a fuentes que permitan actualizar los datos de la memoria histórica y la comprensión del origen y devenir de León. Que el Archivo Vicente González del Castillo cuente pronto con este plano, podría ser valioso para quienes acuden a él para el estudio y comprensión de la historia urbana, que debe ser ampliada a partir de evidencias, como la del plano que aquí se presenta.

Como contexto general sobre lo que ocurría en León en el tiempo de elaboración del plano regulador de Manuel Chacón, y que en otras colaboraciones de esta serie ya se han abordado, se encuentra el proceso de las obras de introducción de agua potable, drenajes y pavimentos en León que iniciaron en el año de 1944, siendo presidente municipal Salvador Muñoz Orozco. Por una parte, estas obras de urbanización significaban la expectativa de mejorar las condiciones urbanas, pero también trajeron consigo las molestias de los leoneses que vivieron el efecto de éstas durante los años del proceso. Todavía en julio de 1948 se publicó en un periódico local la siguiente nota:

ANARQUÍA COMPLETA EN EL ARREGLO DE LAS CALLES DE ESTA POBLACIÓN.

Exasperados por la situación insoportable en que se encuentran las calles […] desánimo general entre los habitantes de la ciudad… como un caso típico, se señaló el de la calle 5 de Mayo, que ayer por la mañana se comenzó a arreglar… y poco después […] volvieron a romperla […] (Sol de León, 7 de julio 1948)

En una colaboración posterior se abordará la forma como fue ejecutado el proyecto de pavimentaciones e infraestructura a partir de un decreto del Congreso del Estado, los pagos que los beneficiarios debían enfrentar, y el desánimo generalizado e inconformidades de los leoneses que para 1946, año de elecciones municipales, vivían con persistencia la condición de molestia por las obras materiales, factor que, según con algunos autores, influyó en los acontecimientos de aquel año tan importante:

Los temas de la ciudad se impusieron porque el gobierno municipal había iniciado la construcción de una red de drenaje que había puesto a León de cabeza: zanjas abiertas, cascajo en la mitad de las aceras, calles bloqueadas eran hasta ese momento los únicos resultados de los trabajos en una ciudad de 100 mil habitantes […] (Soledad Loaeza, Revista Nexos 01 mayo 2013).

Los hechos del 2 de enero de 1946 están entonces directamente relacionados con las condiciones materiales de la ciudad y las incomodidades que propiciaban las obras de drenaje y pavimentaciones, tan necesarias para el proceso de modernización de León, que constituyeron uno de los factores detonantes de sucesos que culminaron en la designación de una Junta de Administración Civil, presidida por Jesús Pérez Bravo, que en febrero de 1946 desaparece para dejar la presidencia municipal a Carlos Obregón como alcalde elegido por el pueblo leonés.

Algunos años antes, posiblemente en la presidencia de Salvador Muñoz Orozco, se habría realizado el primer Plano Regulador de León, equivalente a los actuales Planes de Ordenamiento Urbano que por disposición de ley, los municipios, los estados y la Nación están obligados a realizar y actualizar periódicamente, como instrumentos de política urbana por los que se procura el correcto orden y gestión del territorio nacional. En 1927 se funda la Asociación Nacional para la Planificación de la República Mexicana y se impulsa con leyes y trabajos técnicos, la disciplina del urbanismo. De acuerdo con Carlos Contreras, fundador de esta Asociación e impulsor del urbanismo en México posrevolucionario:

[…] todo esto lo expresa [el urbanista] en forma gráfica en un espléndido documento que se llama el plano de la ciudad, en donde queda grabado en forma de ley, el desarrollo ordenado y armonioso que habrá de seguir la ciudad de acuerdo con su topografía, su clima, su vida funcional, social y económica, de acuerdo con su historia y su tradición y de acuerdo con todas sus necesidades presentes y futuras. (Carlos Contreras, Revista Planificación Num. 1, septiembre 1927)

Desde entonces la planificación se comenzó a estructurar como disciplina, lo que debían hacer en las ciudades los expertos técnicos, principalmente para ese momento los arquitectos e ingenieros, profesiones que se ajustaban a lo requerido para realizar este tipo de actividades:

La preparación de un buen plano regulador […] necesita un manejo hábil de detalles, una visión clara y amplia hacia el futuro, un criterio sano para decidir lo que es práctico y realizable […] poner la responsabilidad general para la formación de este plano en un grupo de hombres de influencia y técnicos competentes […] debe obtenerse desde luego el apoyo fuerte, decidido y continuo de la opinión pública […] (Carlos Contreras, Revista Planificación, Núm. 13, diciembre 1928, p. 16)

Las revistas de arquitectura y planificación eran en la época órganos de difusión de las instituciones gremiales de arquitectos, ingenieros y urbanistas, ahí se publicaban las obras y proyectos más importantes, y son ahora fuentes importantes de consulta histórica. El 9 de abril de 1946, en las páginas 30 a 34 se publica en la revista Arquitectura y todo lo demás el Plano Regulador de Manuel Chacón. En el breve texto de presentación se puede leer:

Los planos reguladores de las ciudades son tan importantes, que muchas veces están en el corazón mismo de convulsiones generales tan violentas y trascendentes como las ocurridas en León hace algunos meses.

Es lamentable que dicha importancia sóolo se palpe por acciones negativas, cuando la esencia de un plano regulador es positiva, siempre constructiva, siempre creadora.

A pesar de aquellos acontecimientos tan reprobables y afrentosos, el sentido positivo del Plano Regulador no ha sido destruido y después de todo, León tiene ya exhibido el suyo […]

Desde luego que ese texto hace alusión a los sucesos de enero de ese año. La publicación destaca la importancia de que León haya “exhibido” su Plano regulador. El texto incluido dice:

Con aciertos y desaciertos, León ha cumplido una obligación cívica, formando y exhibiendo su plano. Si Chacón y los colaboradores que lo formularon no continúan lo empezado, otras manos, otros técnicos lo harán […]

Aún habrá que conocer más sobre el proceso de elaboración de ese plano regulador: en qué año se realizó; si fue por encargo de la Secretaría de Salubridad y Asistencia, fundada en 1940 por el Dr. Gustavo Baz, cuyo representante, el Director de Ingeniería Sanitaria, estuvo presente en el acto de inicio de los trabajos de saneamiento y urbanización iniciados en 1944 (periódico Guanajuato, Diario del Bajío, 27 de julio 1944); si como efecto del inicio de esos trabajos se haya impulsado su realización, etcétera.

Sobre Manuel Chacón habrá que conocer más. La realización del Plano Regulador de León lo colocaría como el precursor del urbanismo moderno de León dado que, como se mencionó, de la sola vista de su estudio nos podemos dar cuenta de las vialidades propuestas, que fueron soluciones adoptadas en épocas posteriores, o de la zonificación que inclusive definió posteriores destinos de la expansión urbana, etcétera.

Lo que si podemos saber ahora es que Manuel Chacón estudió en la Escuela de Artes Decorativas de París, en el taller de Henri Sauvage (1873-1932), uno de los arquitectos más importantes de la época, coincidiendo en aquel país como estudiantes con Mario Pani, quien además de ser uno de los arquitectos mexicanos más influyentes del siglo XX, fundó y dirigió durante mas de 40 años a partir de 1938 la revista Arquitectura, que durante todo ese tiempo fue difusor importante de las obras y pensamiento de los arquitectos mexicanos.  Chacón colaboró durante más de 25 años con Pani en la revista (no sabemos si también en otros temas o proyectos), escribiendo una sección llamada Arquerías; durante una época como corresponsal de la misma en América del Sur, y otra como secretario de la propia revista. Conocemos un poco de Chacón por lo que escribía.

En 1937, México fue invitado a participar en la gran Exposición Internacional de Artes y Técnicas Modernas. Chacón fue nombrado por el gobierno como Comisario General y autor del proyecto y construcción del Pabellón de México en dicha Exposición Universal.

Presentar como parte de esta serie de textos de divulgación sobre León en el siglo XX el Plano Regulador y dar a conocer un poco sobre su autor, es para este colaborador un verdadero gusto, porque permite conocer un poco más sobre León, y sobre todo, actualizar las ideas sobre el inicio de la planeación en la ciudad que, por la información existente, en algunos ámbitos locales se la suponía iniciada en la década de 1970.


***
Miguel Ángel García Gómez es presidente del Observatorio Urbano de León

Comentarios