Día de muertos ¡no se olvida! (Mis calaveritas)

Día de muertos ¡no se olvida! (Mis calaveritas)

Primeros muertos
 

Un año no cumple el nuevo gobierno federal
y la catrina tiene uno de sus mejores años.
Gobierno posmoderno, pos parece de eterno mal
este año termina con flores y recuento de daños.
 

La primera víctima fue la justicia,
Cassez, Quintero y Salinas incluso imaginan mandan.
La catrina dice con enriquecimiento inexplicable y malicia:
“La justicia, no andaba muerta, andaba de parranda”.
 

La credibilidad contó también con maldición,
Góngora Pimentel, sin juicio, participó en una injusticia.
Andrés Granier, gobernador de la corrupción,
con estos actores nuestro sistema se auspicia.
 

Iniciativas y reformas en el Congreso de la Unión,
todas promovidas con habilidad y maña.
Con impuestos, recibirán más de un tieso en el panteón,
actividad legislativa cotidiana, no me extraña.
¿Despertamos entre los restos de un sismo?
¡No! La muerte y los impuestos “son uno mismo”.
 

Argumentando motivos de ser más saludable y sano,
gravan refrescos y golosinas, ahora serán más caros.
¿Aunque eliminen el impuesto a tabacos torcidos a mano?
ese argumento de salud, correctamente adivinas, “Ya chupó faros”.
 

El miedo no anda en burro, nada de censura y entredicho.
La mano que mece la cuna no es invención o mito.
Existe top ten de los errores que Peña ha dicho,
eso no le apena, pero no le gusta le cuelguen otro muertito.

Economía desacelerada y a punto de entrar en paro
 

¡Acabo la fiesta!, decía una revista en marzo con insistencia,
las grandes vivienderas mexicanas, cada una muere.
Su caída no fue por hacer vivienda tipo residencia,
fue la irracional expansión urbana, que como modelo nadie quiere.
 

Otro moribundo es la obra y construcción,
pánico y pavor por el gasto público no ejercido.
Zozobra y empresas en destrucción,
a la economía lastimó este otro fallecido.
 

Ya es noviembre, el año ya sucumbió y petateo,
y el gasto público del 2013, con eficacia, no se ejerce.
Déficit al PIB, endeudamiento y economía con futuro negro y feo
Se requieren cambios, ojalá alguien reemplace y refuerce.

Lloviendo sobre mojado
 

Ingrid y Manuel, fenómenos de días tristes y lluviosos,
Inundaciones, lodo y daños y nadie tiene la culpa.
Después de ahogados los niños, tapan los pozos.
Así pasó con Wilma, Gilberto y Paulina. Tan sólo una disculpa.
 

La ausencia de atención al desarrollo urbano
se revierte con euforia muy notoria, casi con canto de victoria.
Se crea la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano,
según esto, caos y desorden urbano, será parte de la historia.

La CNTE impacta a la Ciudad de México,
marchas y plantones, son otro cotidiano hecho.
Al SME, Gobernación ya le dio un hueso muy rico.
“Muerto el perro se acabó la rabia”, dice el dicho.

La privatización de Petróleos Mexicanos,
todo pinta que ya entregaron el equipo.
Debates y confrontación de posturas, en vano,
todo es cuestión de enfoques, dijo un tipo.

Ser ciego no es nada, peor sería ser negro (Stevie Wonder)
 

En ambiente apagado se vio Obama, primero con Irán,
Putin, con audacia internacional dijo: a echar guerra no irán.
Luego los republicanos lo dejaron sin presupuesto,
Después de quemar a Obama, llegaron a un acuerdo supuesto.

Y hablando de cosas quemadas, el TRI con vergüenza internacional,
Definitivamente mal, anodino y pésimo distractor nacional.
Ahora el nuevo plan será el básquet triqui oaxaqueño,
Sin patrocinio, ni tanto show, es un equipo de ensueño.

Costumbres Michoacanas
 

¿Día de muertos en Michoacán?
No me refiero a sus tradiciones culturales de gran valor.
¿Resolver sus problemáticas, podrán?
A la ciudadanía quién le auxilia de sus males y pavor.

Se nos va el tren
 

En Guanajuato animados por la movilidad,
el tren se promueve y por nada nos frenamos.
No queremos estar aislados, entre tanta ciudad,
pero primero debe llegar el tren a los Queretanos.

Consuelo y aliento
 

Este año falleció el arquitecto Ramírez Vázquez, Pedro,
abuelo de generación, se le tiene gran estimación.
Con conocimiento y enfoques diversos, tantos como poliedro,
está en nosotros la arquitectura de nueva creación.

Con menos de un año, la catrina en su púlpito
diseña un epitafio, con capricho y manía.
“El país está de cabeza, la esperanza muere al último,
la última palabra está en la ciudadanía”.

Comentarios