Jueves. 27.02.2020
El Tiempo

El feminicidio de Dulce Ivanna

“Guanajuato se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos del país para vivir siendo mujer…”

Dulce Ivana Núñez Martínez
Dulce Ivana Núñez Martínez
El feminicidio de Dulce Ivanna

Dulce Ivanna Nuñez Martínez era una joven alegre y llena de vida. A su corta edad —tenía sólo 16 años-, poseía una belleza excepcional. Debido a lo anterior, contaba con miles de seguidores en redes sociales y era una conocida “influencer” en la ciudad de León. Salió de su casa el 10 de diciembre para inscribirse en la preparatoria; jamás regresó. Su familia denunció la desaparición inmediatamente; sin embargo, hasta el 18 de diciembre —¡ocho días después!- se activó la Alerta Amber, mecanismo de protocolos internacionales  para la desaparición de menores. Dado que las primeras horas son vitales, ésta debe emitirse lo antes posible, y ser transmitida por diversos medios de comunicación para llegar al mayor número de personas posibles, situación en la que fueron totalmente omisas e ineficaces las autoridades. No obstante, la misma fue desactivada en menos de 72 horas, y mediante un boletín, la Fiscalía anunció el sábado por la mañana que Dulce Ivanna había sido localizada, sin dar más detalles sobre su salud o el estado en el que había sido encontrada, y sin haber notificado previamente a su familia.

La adolescente había sido asesinada. Como resultado de las pesquisas de los agentes de investigación, se estableció que la menor estuvo en compañía de un joven, señalado como Antonio “N”, plenamente identificado y detenido, y el cuerpo calcinado de la joven, hallado en un camino de terracería en la comunidad Mesa de Ibarrilla, el pasado jueves de 19 diciembre.

Éste no ha sido el único reporte sobre mujeres asesinadas que han sido localizadas en la zona de Mesa de Ibarrilla. En los últimos cinco años se han presentado —además del caso de Dulce Ivanna- al menos tres más:

  • 2 de octubre de 2014. Maricela Gómez Sánchez, de 25 años, madre de cuatro niños. Su cuerpo se encontró boca abajo, atada de los pies y con la cabeza destrozada por varios golpes.
  • 5 de julio de 2015. Fue localizado en la misma zona el cuerpo de una mujer de aproximadamente 35 años, en avanzado estado de descomposición. La víctima se encontró semidesnuda y vestía sudadera roja, pantalón de mezclilla con sandalias rosas; el cadáver fue trasladado al SEMEFO y permanece en calidad de desconocido.
  • 16 de mayo de 2019. Fue hallado el cadáver sin identificar de una mujer de aproximadamente 30 años; presentaba 3 impactos de bala en la cabeza. No se dieron más detalles.

El hallazgo de restos de cuerpos femeninos con muestras de extrema violencia en lugares públicos, pero de difícil acceso, es común en el municipio de León. A pocos kilómetros de Mesa de Ibarrilla, sobre la Carretera León-San Felipe, a finales s de julio de este 2019, fue localizado el cuerpo descuartizado de una mujer dentro de una maleta, a un costado del camino que conduce a la comunidad de Hacienda Arriba. Los peritos determinaron que tenía menos de diez horas de asesinada. Quince días después, fue encontrada por policías municipales sobre la carretera, una adolescente de 15 años; presentaba huellas de violación y tortura; habría acudido la noche anterior a un bar ubicado en la calle Madero de la zona centro. Fue llevada a un hospital, tenía varias heridas producidas por un arma blanca en diversas partes del cuerpo. La más grave era una de tipo penetrante en el abdomen, que le habría causado la perforación del hígado, además de otra lesión cortocontundente en el cráneo, de una medida aproximada de 18 centímetros y, derivado de ello, el desprendimiento de masa craneoencefálica. No se dieron más datos sobre la menor, y no se sabe nada de los responsables.

Durante el primer trimestre del año, Guanajuato tuvo la mayor cantidad de asesinatos en los que la víctima fue una mujer, y hasta mediados de 2019 ostentaba el segundo lugar nacional en feminicidios, siendo superado sólo por el Estado de México. Hasta agosto del presente, se tenía el registro de 164 mujeres asesinadas en el estado, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública SESNSP; sin embargo, la comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana del Estado, Sophia Huett, negó las cifras brindadas por la SESNSP y señaló que son sólo ocho los casos documentados, y que en un comparativo del año 2015 a lo que va de 2019, este delito —el feminicidio-  ha ido a la baja.

Más allá del discurso por parte de las autoridades, de la creación por parte del Congreso de nuevas leyes “con perspectiva de género”, y de las contrastantes cifras oficiales de los diferentes organismos, la realidad es que la violencia contra las mujeres se ha vuelto una constante, y que Guanajuato se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos del país para vivir siendo mujer. La indiferencia de los entes gubernamentales, de los órganos de justicia y de la misma sociedad, ha alentado para que seamos el eslabón más desprotegido en la cadena de violencia que vive el país.

Comentarios